domingo, agosto 2

“12 en la Literatura Dominicana” de Guillermo Piña Contreras

Guillermo Piña Contreras presenta 42 años después, segunda edición de “12 en la Literatura Dominicana”
La edición ha sido revisada y ampliada con la antología que no pudo ser publicada en 1973

REVISTA | 31 JUL 2015, 7:02 PM |ALFONSO QUIÑONES





SANTO DOMINGO. De 1973 acá ha llovido. El año en que Juan Bosch renunció al PRD y fundó el PLD, fue el mismo en que Guillermo Piña Contreras, un escritor de apenas 21 años, publicaba un libro titulado “12 en la Literatura Dominicana. Del postumismo al pluralismo”. Aquel mismo año muere Francisco Caamaño.

Entonces Elvis Presley protagonizó el primer concierto transmitido en vivo vía satélite, al mundo entero, desde Hawai; se termina la guerra en Viet Nam; la NASA lanzó Skylab a Saturno; Brezhnev realiza un discurso televisado (fue el primero en hacerlo); Pinochet da el golpe de estado en Chile; se inaugura el famoso puente sobre el Bósforo; y se inaugura la öpera de Sidney.

Que sí, que mucho ha llovido desde entonces: nada más que 42 años. ¡Saquen cuenta!

Piña-Contreras había entrevistado a Domingo Moreno Jimenes, Juan Bosch, Pedro Mir, Héctor Incháustegui Cabral, Rubén Suro, Franklin Mieses Burgos, Manuel Rueda y Abelardo Vicioso. También a Ramón Francisco, Marcio Veloz Maggiolo, Miguel Alfonseca y Enriquillo Sánchez. Y con aquellas 12 entrevistas armó su libro, del cual dice en el discurso de presentación de la segunda edición: “...creo que fue una “osadía” y un “atrevimiento” y luego afirmó: “12 en la Literatura Dominicana” le debe mucho a mi desconocimiento de la literatura dominicana”.

El libro, él lo reconoce, se debe pues a su intuición y a su sexto sentido.

El hoy reconocido escritor le debe mucho a Freddy Gatón Arce, quien estuvo de acuerdo en prologar la obra, y además le colaboró, como hacen los maestros, en la revisión de las entrevistas y del ensayo del autor.

La segunda edición


La nueva edición que acaba de aparecer, publicada por la Comisión de Efemérides Patrias, que preside Juan Daniel Balcácer, permite traer a las nuevas generaciones y a los que no pertenecen a estos, el libro revisado y ampliado con, esta vez sí, la antología que los editores originales de la UCMM no incluyeron, porque ellos tenían ya la “Antología panorámica de la poesía dominicana (1912-1962)”.

¿Por qué es importante un libro como este? Porque de no existir faltaría un pedazo importante del conocimiento sobre la literatura dominicana de esa etapa. Por aquí uno puede saber, por ejemplo que Pedro Mir no escribió novelas porque consideraba que no tenía facultades para la narrativa. Que Juan Bosch pensaba que el hecho de que en la literatura dominicana proliferara más la poesía que la novela entonces se debía a un asunto de poco desarrollo clasista. Que Domingo Moreno Jimenes le contó que el movimiento postumista se debió a que su poesía siempre trataba el tema de la muerte. Que según Héctor Incháustegui Cabral el pluralismo era el grito de libertad del lector, pues gracias a él puede tener su “lectura personal” de los poemas. Aunque más adelante Enriquillo Sánchez le contradice hasta decir que la novedad del pluralismo consiste en que destruye el texto, la linealidad del discurso, cosa que no facilita la comunicación entre el artista y el público. Conoce también uno por este libro, que Manuel Rueda fue amigo de Vicente Huidobro y también de Neruda.

Es pues este un libro necesario. Un libro que quedará por muchos tiempos y que alguna vez, los escritores del futuro, los arqueólogos de la literatura caribeña, reconocerán como un rayo de luz en un espejo.

http://www.diariolibre.com/revista/guillermo-pina-contreras-presenta-42-anos-despues-segunda-edicion-de-12-en-la-literatura-dominicana-LA741692