domingo, enero 16

¿VIENE PARA AYUDAR'?!!!!! ¡NO ME LO PUEDO CREER?

¡Es que los psicópatas no tienen empatía!




                                                 


ELPAIS.COM


El ex dictador Duvalier regresa a Haití tras 25 años en el exilio

"Vengo para ayudar", dijo Baby Doc al llegar por sorpresa desde París

AGENCIAS - Puerto Príncipe - 17/01/2011

Entre el padre y el hijo llegaron a ordenar la muerte de unas 60.000 personas en Haití. El padre, François Duvalier, Papa Doc, gobernó desde 1957 y 1971 murió en la cama. El hijo, Jean Claude Duvalier, Baby Doc, le sucedió en el poder con 19 años y gobernó hasta 1986, cuando una revuelta popular le forzó a marcharse del país. Esta madrugada (hora española), después de 25 años en el exilio y con 59 años, llegó a Haití Baby Doc sin esconderse de nadie en un vuelo de la compañía Air France procedente de París.
Una multitud le recibió a su llegada al aeropuerto internacional Toussaint Louverture, adonde arribó acompañado de varios colaboradores poco después de las 17.30 en el país caribeño, seis horas más tarde en la Península. "He venido a ayudar", declaró.
Cuando se marchó del país en 1971 fue acusado de una gama de delitos que iban desde corrupción hasta violación de derechos humanos o desviación de fondos públicos. Su inesperado regreso se produce en un momento de incertidumbre después de que las elecciones presidenciales del 28 de noviembre desencadenaran una ola de protestas por supuesto fraude.



Las elecciones se produjeron en medio de una epidemia de cóleras con cientos de muertes, después de que el 12 de enero de hace un año muriesen unas 300.000 personas en un terremoto que destruyó la capital del país.
François Duvalier fue el creador de los terribles Tonton Macoute, una milicia privada que aterrorizó el país durante los 14 años que se mantuvo en el poder. Su hijo Jean-Claude se hizo con otra guardia pretoriana de Tonton Macutes tan sanguinarios como los del padre. Cuando llegó al poder apenas se le conocía más pasiones que las carreras de coches. Era obeso, tímido y se decía que su madre y sus hermanas lo dominaban por completo. Ya de presidente, le gustaba visitar por sorpresa los barrios más pobres y lanzar al aire fajos de dólares mientras la gente se pisoteaba por cogerlos.
Una situación incierta
El presidente René Préval advirtió en 1997, durante su primer mandato, que Duvalier sería encarcelado si regresaba a Haití. Por ahora, la Policía Naciona aún no tiene indicaciones sobre como actuar, según ha contado a Efe un portavoz del cuerpo.
La ministra de Comunicación y Cultura, Marie Laurence Lassegue, indicó a Efe que por el momento desconocía si se iba a adoptar alguna medida, pero precisó que, en tal caso, el gobierno lo haría público. La ministra agregó que se desplazaba hacia el aeropuerto para interesarse por la situación.

© EDICIONES EL PAÍS S.L. - Miguel Yuste 40 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 337 8200

2 comentarios:

Juan Carlos Muñoz Vargas dijo...

Qué caro le siguen cobrando a Haití el ser el único país con una revuelta de esclavos victoriosa, el descaro de haber enfrentado y derrotado a tres grandes imperios, el arrojo de luchar con uñas y dientes por su Independencia. Los tiranos de siempre no olvidan, y con sus nuevas formas de esclavitud -más efectivas en medida que las hacen parecer invisibles- siguen aplastando a este pequeño gran país a través de personajes tan detestables como los Duvalier. Ya se sabe,la defensa de los derechos humanos, de la que tanto presumen las "democracias" occidentales, es directamente proporcional al daño a sus intereses que el dictador en turno lleve a cabo. Si no hay daño, el silencio y el reconocimiento está asegurado, y como muestra más reciente: Túnez.
Un abrazo desde México.

LNG dijo...

Juan Carlos: Tus palabras están llenas de razón. Yo te saludo!

Una boca pálida, por Farah Hallal

Una mano sangrante se me funde en el pecho. La perfección del pétalo tiene este charco de sangre. Una  boca muere gozosa y poseída, ...