¡Gracias Colombo! Qué tarde inolvidable, por el oporto y por la música!











No se oye igual, pero esta mujer es fantástica, un verdadero espectáculo pues no sólo canta con diferentes voces y matices, también dramatiza. Una artista en todo el sentido de la palabra, y los mejor: ¡la conocí por mi Analie!





Bueno, algún día aprenderé a subir música y podré guardar mis recuerdos, pero esta muestra no llega ni a un cuarto de lo pleno y agradable que fue juntarnos para comer, escuchar música y reiterarnos los afectos.

Comentarios

Entradas populares