miércoles, diciembre 22

Ne te retourne pas ¡Chapeau, chapeau, chapó!


Monica Bellucci y Sophie Marceau


Marina de Van es la directora de esta película que me ha dejado clavada durante dos horas.  No pienso hacerle la competencia a Pepe Derteano que lo hace maravillosamente, pero me ha gustado la peli y lo pregono ¡qué buen rato pasé! Me ha encantado el manejo moderno del suspense y la elegancia de estas damas, la tenacidad del personaje en desentrañar su misterio y el final, mezcla de imaginación y realidad porque se trata de percepciones, de lo que es verdad para unos y suposiciones para otros. Y lo que me parece más interesante, porque ya lo he pregonado antes: nadie puede dar lo que no tiene dentro. Un buen artista, (un escritor lo es) no puede desatar la creación que conmueve si él mismo no es sincero y auténtico, si no se conoce a sí mismo.


2 comentarios:

Wílliam Venegas dijo...

Regreso. Me encanta su blog. Lo de Eco, qué bueno. Y sobre esta película, ¿la vio en cine o en video? Solo espero que llegue a los cines de mi país, pero lamentablemente, en un mundo que se llama globalizado vivimos el monopolio de Hollywood.

LNG dijo...

¡Gracias William! Le paso el secreto ¡shhhh!

EVARISTO LAGUNA: Dos historias y una utopía por la convivencia pacífica