domingo, noviembre 28

¿Los que más "aman" (cuando hay divorcio o separación) se quedan con todo tratando de amarrar a la pareja?



En esta película, la protagonista se da cuenta de que el marido va por un lado y ella por otro. Decide romper y llega a pronunciar esta frase: "Quédate con todo", porque entiende que su libertad está por encima del lastre que es pleitear por bienes gananciales y todos esos conflictos de división que trae consigo el divorcio.

En la Guerra de los Rose,  la pareja pasa del amor, del matrimonio perfecto a la lucha de intereses y terminan en una guerra a muerte. Violencia in crecendo. En realidad, los matrimonios que no terminan nunca de litigar se aman de tal manera que al no romper de una vez por toda con el vínculo son capaces de matarse entre sí. ¡Qué barbaridad!

No hay comentarios:

Una boca pálida, por Farah Hallal

Una mano sangrante se me funde en el pecho. La perfección del pétalo tiene este charco de sangre. Una  boca muere gozosa y poseída, ...