viernes, mayo 14

En protesta, no vuelvo a postear en un mes. Esta sociedad está enferma

Hace tiempo que el deseo del pueblo va por un lado y las decisiones "democráticas" por otro. Nos están orillando a no confiar en ningún poder existente. 

http://www.20minutos.es/encuesta/4122/


El pleno extraordinario del Consejo General del Poder Judicial ha decidido por unanimidad suspender cautelarmente en sus funciones al juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón, después de que el juez del Tribunal Supremo Luciano Varela acordara el miércoles la apertura de juicio oral contra el magistrado por presunta prevaricación al investigar los crímenes del franquismo.
   Sí. La justicia es igual para todos y Garzón también debe acatarla.32%1626 votos
   No. Solo es una estrategia más para intentar acabar con la carrera del juez.63%3195 votos
   Al fin y al cabo solo es la suspensión de un juez. Hay cosas más importantes que el 'caso Garzón'.5%264 votos

   Total:


l
5085 votos

3 comentarios:

Martikka (Marta Abelló) dijo...

Me uno a tu iniciativa. Estaba dudando de si escribir un nuevo post de queja y apoyo a Garzón pero me acabas de dar una idea. Escribiré el último post y lo enlazaré con el tuyo. Quizás alguien más se una a la causa.

Un saludo triste, hoy.

Eulate dijo...

La "democracia" que dices Lei, esa voluntad popular, condenó a cicuta a Sócrates por corromper a la juventud. La opinión del pueblo hizo hombre de bien a Barrabás y mandó a la cruz a otro que se llamaba Jesús... Esa forma de democracia popular es sentimental y subjetiva. Por fortuna en España tenemos leyes racionales y objetivas que todos -especialmente un juez- deben conocer y respetar. Nadie, por tanto, por encima de la Ley, ni aun gozando del aprecio del pueblo; porque de ese aprecio vienen el engreimiento, la sensación de impunidad y acaba en abuso de poder.
No conviene olvidar que Garzón tiene tres causas abiertas por abusar del poder que le otorgaba su cargo.

Mercedes dijo...

Nosotros también nos unimos a la iniciativa.

Justicia para el Juez Garzón.

EVARISTO LAGUNA: Dos historias y una utopía por la convivencia pacífica