sábado, abril 3

"Esta tierra es nuestra. Haremos bandera. ¡La defenderemos!" N. James

(Re)posesión

       
      Son míos esta luz chata del mediodía,
esta brisa blanda, juguetona,
los callados y extensos flamboyanes,
las guajanas enhiestas y orgullosas,
la guásima diseñadora de sombras,
el jabillo tronante,
el impávido guayacán,
acuchillando unos,
      frotando otros,
los invisibles bordes del día,
su bóveda impalpable,
su copioso esplendor.

      Míos son estos pastos,
estas tierras, aquellas montañas,
su estirada y muda deposición de siglos,
arroyuelos y ríos en su anegada danza de burbujas,
y guijarros pulidos por la espera.
      ¡Todo es mío!

La Urdimbre del Silencio, Norberto James Rawlings

No hay comentarios:

Una boca pálida, por Farah Hallal

Una mano sangrante se me funde en el pecho. La perfección del pétalo tiene este charco de sangre. Una  boca muere gozosa y poseída, ...