domingo, octubre 12

SI ME AMA...

mor tan deseado, tan anhelado, tan necesario... Si eres mujer y estás iniciando una relación, reflexiona sobre estas normas y busca el equilibrio entre tus emociones y tu razón. Si te ama, buscará la forma de no hacerte daño.



SI ÉL ME AMA...
1. Respetará mis sentimientos, mis ideas
2. Sabrá que soy mujer y por tanto, un insulto a cualquier mujer está dirigido a mí también
3. Comprenderá mis ideas espirituales y mis diferencias culturales
4. Conversará conmigo sobre lo que le produce desacuerdo pero no criticará constantemente mi conducta, mis ideas y mis acciones
5. Sabrá separar nuestras diferencias cotidianas de nuestro amor y no me “penalizará” o “castigará” con su indiferencia o silencio; o por el contrario, me “premiará” con halagos y caricias con fines utilitarios.
6. Jamás me humillará delante de otros, ni siquiera delante de parientes y amigos íntimos
7. No tendrá inconveniente en mostrarse conmigo delante de todos sus conocidos, amigos, colegas y parientes. No se avergonzará de mí
8. Buscará el equilibrio en la administración. Lo hará quien más habilidad tenga con el manejo del dinero. Jamás utilizará los pagos para manipularme.
9. No tendrá reparos en proporcionarme el acceso a sus bienes: coche o automóvil, tarjetas de crédito, etc. Igual que yo le doy acceso a los míos.
10. No utilizará la corrección a los hijos como forma de hacerme daño
11. No me manipulará con explicaciones rebuscadas para confundirme, no me dirá mentiras o argumentos contradictorios
12. No me amenazará con llevarse o quitarme a mis hijos, o predisponerlos contra mí
13. No golpeará objetos, destrozará la casa o los muebles con el fin de dominarme o meterme miedo. No me chillará. Controlará su enojo como yo controlo el mío.
14. No me echará la culpa de todos sus defectos, ni de la pérdida de todo lo que deja mal colocado diciendo que yo se lo cambio de lugar
15. No hará regalos caros a sus amigos pagándolos con mi dinero
16. No me hará regalos a mí dejándole la factura como al descuido para que conste lo "cara que salgo"; ni me recordará a cada oportunidad lo mal que cuido sus regalos
17. No empleará la coerción ni la violencia verbal o física.

No hay comentarios:

Una boca pálida, por Farah Hallal

Una mano sangrante se me funde en el pecho. La perfección del pétalo tiene este charco de sangre. Una  boca muere gozosa y poseída, ...