martes, agosto 22

Una boca pálida, por Farah Hallal


Una mano sangrante
se me funde en el pecho.
La perfección del pétalo
tiene este charco de sangre.
Una  boca muere gozosa y poseída,
mendigando perderse en un flujo
de saliva pura.

El agonizante beso, destilado y solo,
rueda en mí con la pesadez de la roca.

No habrá happy face esta noche
porque el dolor es una mueca
y la muerte se ha desvelado,
la vi pasar con los ojos abiertos.

Encenderé las velas
con el fuego que prestará mi lengua
y serviré el café extraído
de los ojos que uso para mirarte
cuando no te veo.

Dentro de poco
también me desangraré de alma
y mi boca será tan pálida
como una orquídea
que sugiere sexo.

©Farah Hallal

No hay comentarios:

Una boca pálida, por Farah Hallal

Una mano sangrante se me funde en el pecho. La perfección del pétalo tiene este charco de sangre. Una  boca muere gozosa y poseída, ...