domingo, abril 24

JUEGO DE NAIPES



Todos teníamos adentro
el sol
la sombra

un sol distinto para cada uno
una sombra idéntica

todos teníamos razón
cartas que dar que recibir
la mesa no era grande
la casa era de todo

Señales de vida, poemas 1948/1961

Raúl Gustavo Aguirre. Argentina 1927

No hay comentarios:

Una boca pálida, por Farah Hallal

Una mano sangrante se me funde en el pecho. La perfección del pétalo tiene este charco de sangre. Una  boca muere gozosa y poseída, ...