sábado, mayo 30

MADRE V TE TOCA ENCENDER LA LUZ DEL ALBA por Luis Carvajal






MADRE V
TE TOCA ENCENDER LA LUZ DEL ALBA

Han florecido soles en tus pechos.
Desde tu ombligo escapan sombras y arcoíris.
Mana tu corazón cielos, galaxias,
pero un Jacinto lila los devora,
engulle la matriz del río que te incuba
hasta que emerges:
los oídos, los ojos y la piel abiertos;
nueva mujer y nuevo corazón,
nuevo cuaderno para escribir de nuevo.
Tu estatura no cabe entre cuatro paredes.
Hay en tu voz de luz y de aguacero
palabras que te saben y contienen,
poemas que te cantan y liberan.
Yo sólo te presiento, compañera,
viajera desde el sueño a la mirada.
Han florecido soles en tu pecho
y te toca encender la luz del alba.

Luis Carvajal Nuñez