miércoles, julio 31

Mujeres felices


A partir de los 40, las mujeres son más felices de lo que los hombres creen. Y a partir de los 50, los hombres no son tan felices como hacen creer a las mujeres.
A partir de los 40, hay más mujeres felices que a los 30. A los 40, hay mujeres satisfechas de haber sido madres muy jóvenes, se sienten menos atadas, y disfrutan con energía todo ese tiempo que ya no absorben los pequeños. Otras son cuarentonas plenamente felices de ser madres maduras de niños muy deseados.
A partir de los 40, hay mujeres que disfrutan su trabajo; tienen experiencia, han ascendido, y consiguen que la vida personal y la laboral no tropiecen. Otras, a esa edad deciden darse la oportunidad de probar una segunda carrera, una nueva relación, vuelven a la universidad, montan un negocio propio o mandan a todo el mundo a la porra... Incluso algunas, por circunstancias de la vida, eligen no trabajar, y se dedican a lo que les place. (No son muchas, pero existen. Son muy envidiadas).
Hay mujeres que no se enamoran de hombres que se enamoran de mujeres jóvenes. (Después de los 40, se descubre que eso es algo muy conveniente, que hace la vida mucho más sencilla.) Hay mujeres a las que la edad no les preocupa en absoluto, y que miran con compasión y curiosidad a las que a partir de los 40 se miran con aprensión al espejo. A partir de los 40 ya se sabe que la vida es rara y las sorpresas no sorprenden tanto.
Hay muchas, muchas mujeres felices a partir de los 40. No todas lo saben.


IAizpun@diariolibre.com

Una boca pálida, por Farah Hallal

Una mano sangrante se me funde en el pecho. La perfección del pétalo tiene este charco de sangre. Una  boca muere gozosa y poseída, ...