jueves, diciembre 26

PARA QUE LOMA MIRANDA SEA PARQUE NACIONAL

















Es necesario involucrar a la mayor cantidad de ciudadanos y ciudadanas en la lucha por defensa de la vida y de las aguas.

El espacio natural de acción y resistencia tiene que ser la propia localidad donde los sujetos sociales e individuales son invencibles y su influencia y liderazgo son efectivos.

Las acciones locales, en todo el territorio nacional y en el exterior, deben partir de iniciativas consensuadas entre los pobladores, las organizaciones locales y los liderazgos de cada lugar.

Las escuelas, los clubes, las comunidades eclesiales de base, las juntas de vecinos, las organizaciones religiosas y todas las instituciones sociales del territorio deben ser integrados a la planificación, acciones logísticas y ejecución de la defensa de Loma Miranda.

Esta lucha debe servir para que la población crezca en sus niveles de conciencia, de compromiso y en su capacidad de actuar de manera coordinada desde la diversidad de entidades, sujetos e intereses que se articulan.

Debemos estar preparados, preparadas por si el Senado de la República y el Gobierno se equivocan y deciden desoír el reclamo popular para que Loma Miranda sea protegida para siempre declarándola por ley PARQUE NACIONAL.

Cada ciudadano deberá, si es necesario, hacer algo en el marco de sus posibilidades individuales y como miembro de la comunidad para lograr que los poderes fácticos del país asuman la protección de LOMA MIRANDA como un mandato de la población, como una expresión del Poder Popular en que debe cimentarse la verdadera democracia.

La lucha por el agua, por la biodiversidad, por el derecho de la población a disfrutar de un ambiente sano, saludable y funcional en el sostenimiento de su economía y su calidad de vida es un acto de amor y de supervivencia.

La vida no se negocia.

¡MIRANDA NO SE NEGOCIA!

¡LOMA MIRANDA PARQUE NACIONAL!

¡Para que siempre haya patria!


Luis Carvajal.

miércoles, diciembre 25

LOMA MIRANDA: PARQUE NACIONAL ¡YA!

ATENCIÓN, ATENCIÓN, ATENCIÓN

La respuesta tiene que ser contundente e inequívoca.

Los congresistas tienen que sentir la energía del pueblo que reclama que Loma Miranda sea declarada PARQUE NACIONAL.

El plazo de la Comisión Especial del Senado de la República que preside el ¿Honorable? senador Rafael Calderón vence el martes 14 de enero. La estrategia es intentar que el Proyecto de Ley sobre Loma Miranda perima una y otra vez hasta derrotarnos por cansancio.

Pero no vamos a cansarnos, no dejaremos de luchar.

¿Qué haremos si el Gobierno y los legisladores aprueban la destrucción de Loma Miranda?

Convocaremos entonces a convertir el territorio nacional, todo el territorio en escenario de la manifestación ciudadana más firme, decidida y pacífica.

Convocaremos a quienes quieran acompañarnos a proteger físicamente la Loma y su biodiversidad y sus aguas y su paisaje y su gente; a ocupar físicamente la Loma, a establecer una muralla de pechos y corazones, de buen amor en torno a nuestra Hermana Miranda.

Convocaremos a cada escuela, a cada iglesia, a cada junta de vecinos, a cada gremio, a cada club, a cada organización campesina, a cada entidad profesional, a cada comunidad de base, a cada taller creativo, a cada agrupación juvenil, a cada equipo deportivo, a cada grupo ambiental, a cada cofradía, a cada colectivo y a cada persona que se sienta comprometida con el presente y el futuro del país a estar pendientes y dispuestos a actuar de inmediato para garantizar el futuro.

Futuro del país a estar pendientes y dispuestos a actuar de inmediato para garantizar el futuro.

La respuesta tiene que ser contundente e inequívoca.

Preparémonos para la celebración o para el combate.

¡Para que siempre haya agua, para que siempre haya vida!

¡Para que siempre haya patria!

LOMA MIRANDA PARQUE NACIONAL.

Firmado: LUIS CARVAJAL NÚÑEZ

Lo hicimos y lo volveremos a hacer: ya no somos un pueblo ignorante.

lunes, diciembre 23

Así es como la pierdes de Junot Díaz,

Junot Díaz, autor
Pedro Antonio Valdez lo sabía. Me preparó. A mí que me escandalicé cuando leí la palabra “culo” en un libro del Barco de Vapor. A mí que me puse a llorar cuando mi compañera estresada por la boda se pronunció con todas las “malaspalabras” que yo sólo intuía detrás del cerumen de mis orejotas. Usó el escritor un lenguaje soez para recordarnos que así es como piensa y habla mucha gente, que así hablan sus personajes y que la vida es lo que está ocurriendo mientras nosotros tratamos de refinarnos. Por eso me leí las 176 páginas como si fuera una cosa normal leer, (que es lo mismo que “pronunciar en silencio”) las mil palabrotas de Yunior y los otros personajes de ASÍ ES COMO LA PIERDES. Este delgadito que me evoca a Gandhi, suelta nueve capítulos en ese tenor. Descomplicado es el epíteto. Llano, sencillo… ¡Y sin embargo! No creo que haya una sola palabra puesta al azar como yo estoy haciendo con estas impresiones.

Un hombre en su papel de hombre, con su mirada de hombre, describe, sólo describe como quien ve llover, la conducta de mujeres que pasan por su vida: su madre, la “novia” del hermano, la esposa del hermano, las mayores, las menores, las compañeras… Son ellas, vulnerables en el drama de la inmigración y el desarraigo, negras casi todas, que han de sobrevivir a la pobreza, a la falta de educación, al hacinamiento, a las carencias, a la falta de amor, a la soledad y a la manipulación de todo tipo. Son ellas las que van construyendo soluciones. Me importa mucho que Junot Díaz siempre muestre a estas mujeres fuertes aún en medio de la tragedia y el llanto. No trata de pensar como ellas, no se preocupa por interpretarlas; a los hechos se remite y los hechos se suceden adentrándonos en el abismo de un dolor, tan hondo como la cueva de donde salieron los taínos, que parece que está en el Este de la R. D.

Yunior, hijo de un padre autoritario que emigra desde la República Dominicana a Estados Unidos, con un hermano tíguere e insensible que termina vencido por el destino, y una madre tradicional (de las que aguantan y aguantan hasta un día), dice las cosas como si fuese el observador, pero es el verdadero protagonista, y de su estupor van surgiendo las claves del relato total. Esta posición le permite ser sensible e inocente a veces para no desentonar con el ambiente machista del entorno como en esta parte de la narración:
“Una noche, un par de semanas antes de que empezara la escuela —debieron haber pensao que estaba dormido—, Nilda empezó a contarle a Rafa sus planes para el futuro. Creo que hasta ella ya sabía lo que iba a pasar. Oírla hablar, oír cómo ella se imaginaba a sí misma, fue una de las experiencias más tristes que he vivido. Quería liberarse de su mamá y abrir un hogar para niños fugaos de sus casas. Sería bacanísimo, dijo. Sería para niños normales pero con problemas. Ella debía haberlo querido mucho porque se abrió por completo. Hay gente que habla de un flow, pero lo que oí esa noche fue real, sin rupturas, se contradecía y a la vez tenía sentido total. Rafa no dijo na”.  Así es como la pierdes. Junot Díaz. Páginas 38, 39 Nilda.

Creo que “Rafa no dijo na”, basta para transmitir la clara definición que hace el autor de la psicología de hombres y mujeres. De hombres y mujeres de origen dominicano, sobreviviendo en USA. De hombres y mujeres que por más que se adapten a las costumbres del imperio, seguirán siendo “bárbaros” como llamaban los romanos a los extranjeros, gente que no tiene lugar para los sueños si no se les rescata.

Leí en algún lugar que esta novela era confesional. Mejor. Yo la veo como una gran contribución a la educación emocional. ¿De qué manera se educa la sensibilidad? Al presentar a Nilda, a Alma, a La Flaca, Mis Lora, la misma Pura, las que se mencionan una sola vez, las sin nombres… presenta a la mujer con sus cualidades, su diversidad, sus formas… Mujeres que caen por amor en situaciones límite pero que siempre salen, aún a costa de su dentadura. Hembras que sobreviven con cicatrices, magulladas, horadadas mil veces algunas; mujeres que se enfrentan a las tormentas a través de sus lágrimas y que poco a poco van abandonando el papel de esperar a un hombre que las mude, las mantenga y que de ningún modo pueden tolerar que las engañen.

En oposición, los hombres no salen tan bien parados. Comenzando con Rafa, el hermano, que aún cercenado por un cáncer sigue siendo un machito inconmovible. Duro de matar. Está el amigo Elvis, capaz de creerse cualquier cuento con tal de obtener algo que quiere; dos matones encontrados en Dominicana, incluyendo alto estándar de vida y metralleta; un padre que no está en el momento de la tormenta: Ausente todo el tiempo salvo para dejar calvo al niño Yunior, recién llegado de su pueblo, sin tomar en cuenta sus sentimientos. En todos, sin excepción, está presente el gen de la infidelidad como si usaran el sexo para salvarse del propio vacío que los azota en cualquier segundo que tengan de lucidez mental.

Ahora que estoy curada de palabrotas, que oigo sin prestarle atención los insultos que se regalan los escolares de menos de 15 años en mi calle a la salida de la escuela pública, comprendo que un autor a veces se tiene que valer de estos recursos.

Insisto. Así es como la pierdes es una contribución porque les habla a esos muchachos en su propio lenguaje y se mete en el subconsciente que es el único sitio donde se puede pelear esta batalla contra la violencia doméstica producto de esta epidemia de ausencia de educación emocional de hombres y mujeres.
©LEIBI NG







viernes, diciembre 20

Fanatismo aguilucho por Pedro Antonio Valdez


Ya no soy fanático de las Águilas Cibaeñas. Últimamente he estado revisando mis pasiones por el béisbol criollo y he llegado a la conclusión de que requieren un cambio. Quienes me conocen más o menos de cerca tuvieron la oportunidad de ver a un “aguilucho millón por millón”. Canté, reí, sufrí, lloré, bailé desde mi otrora condición de fanático mamey. Pero eso terminó.
Digamos que pude decir, como el merengue de Diómedes, “Yo soy aguilucho desde chiquitico”. Mi padre, que en paz descanse, fue seguidor de las Águilas. Ese fanatismo se me inyectó en la sangre y constituyó mi formación beisbolera en los tiernos años de la infancia.
Luego crecí. En mi adolescencia olvidé un poco la pasión beisbolera. Pero cuando cruzaba la línea de los veinte años, me reencontré con mis raíces aguiluchas. Desde aquella época empecé a seguir los partidos por radio. Mendy López, primera voz de la pelota dominicana, era mi guía. No podía conciliar el sueño sin confirmar el triunfo del equipo, y si perdía, no lo conciliaba si no hasta entrada la madrugada. Era una pasión maldita.
En Nueva York seguía por cualquier vía los partidos. Compraba el Listín cerca de la 169 y Jerome, para enterarme de los últimos resultados. Preguntaba a los viajeros cómo veían el equipo. Hasta intenté hacer amistad con un ex jugador mamey, ya alcohólico y cuyo nombre no recuerdo, desaparecido tras romper la videocasetera de su casa porque su esposa se negó a ver con él una película porno. Todo por mantener el contacto con la causa beisbolera. Recuerdo aquel partido de la final contra el liceísta, en que Tony Peña resolvió con un elevado de sacrificio: Yo me tiré ése último inning por teléfono, pagando carísimo la llamada.
Hasta hace poco seguí con mi pasión efervescente. Pero últimamente he reflexionado sobre el particular. El hombre vive en una época en que el fanatismo ha causado mucho dolor. Baste echar un vistazo a las guerras hijas del fanatismo. Yo, que medianamente me he educado, que me la doy de escritor y que leo de vez en cuando, que me las doy de librepensador, se supone que debo estar por encima de fanatismos enfermizos.

En este estado de espíritu analicé mi actitud hacia el béisbol y me di cuenta que, verdaderamente, yo ya no era fanático de las Águilas. He descubierto que en realidad lo que soy es Devoto de las Águilas. El Devoto ocupa un escaño por encima del fanático. El fanático duda, por eso grita y pelea. El Devoto se inmola por su verdad, pero nunca pone en duda la perfectividad del objeto de su pasión. El Devoto da el alma por su equipo. El Devoto es el fanático elevado al estado supremo. Incluso poseo en mi poder la estampa de una virgen, muy milagrosa, en mi barrio la conocen, llamada Nuestra Señora de las Águilas: hermosa, maternal, con nueve estrellas –una por cada inning- como aureola. Así que cuente en acta: Ya no soy fanático, sino Devoto del sacrosanto equipo de las Águilas Cibaeñas.



Pedro Antonio Valdez en su Facebook. 

Se querellan contra exgeneral Ramiro Matos por asesinato de Manolo Tavárez

Se querellan contra exgeneral Ramiro Matos por asesinato de Manolo Tavárez

domingo, diciembre 15

Trayectorias Literarias: Efraím Castillo

Efraim Castillo
Por RAMÓN SABA*  

Efraím Castillo 

Nació en Santo Domingo el 30 de octubre de 1940. Narrador, dramaturgo, ensayista, poeta y publicitario. Ha ejercido exitosa y simultáneamente las carreras de publicista y escritor. Sus primeros textos narrativos vieron la luz pública hacia 1960 cuando numerosos jóvenes escritores se enfrentaron a las viejas estructuras de pensamiento con nuevas propuestas literarias.  En sus novelas y cuentos encontramos una penetrante mirada con la que intenta conjurar nuestras miserias. Su maestría en las lides publicitarias le han otorgado un merecidísimo espacio que ha ganado a base de tesón, capacidad y entrega, siendo reconocido como uno de los pilares de ese oficio. 
Fue Director Creativo de la Publicitaria Excelsior, una de las primeras agencias publicitarias del país y luego en Publicitaria Fénix, Bergés-Peña, Extensa y en su propia empresa Síntesis. Ha sido asesor de publicidad y mercadeo de varias entidades públicas y privadas, entre ellas Radiocentro, Bank of Canada, Junta Central Electoral e Inespre. Columnista de los periódicos El Nacional, La Noticia y Ultima Hora, Listín Diario, Revista Mercado y Revista Ahora. Director de la Revista de cine Butaca 92 (junto a los críticos Armando Almánzar, Arturo Rodríguez y Humberto Frías). Director del programa televisivo "Sobre Publicidad dominicana" que se transmitía por el Canal 4. Ha dictado infinidad de charlas, conferencias y talleres sobre diferentes tópicos, entre ellos publicidad, mercadotecnia, cine y creatividad. 

Efraim Castillo

Efraím Castillo es un polifacético activista literario que ha incursionado con éxito en todas las vertientes del quehacer escritural, en el que va dejando un legado compuesto por títulos como Currículum: El síndrome de la visa (Premio Nacional de Novela 1982), Inti Huamán o Eva, Again, El personero y  Guerrilla nuestra de cada día, (Premio Nacional de Novela 1999), en novela;  "Rito de paso y otros cuentos", "Los ecos tardíos y otros cuentos" (Premio Nacional de Cuento 2001) en cuentos; Viaje de regreso, La cosecha, Los lectores del ático (Premiada en Casa de Teatro,  1990) y Los inventores del monstruo (Premio Nacional de Teatro 2004) en dramaturgia; Confín del polvo en poesía y Pulso publicitario (Sobre publicidad dominicana), La especificidad publicitaria y su adaptación al entorno social, Publicidad imperfecta, Oviedo, Trascendencia visual de una historia, El discurso simbiótico de la publicidad dominicana y Efraim Castillo: Los años de la arcilla en ensayos.
Su obra ha sido reconocida y premiada en muchas ocasiones, destacándose los galardones Premio Nacional de Cuento 2001, Premio Nacional de Teatro 2004, dos premios de cuento en los concursos de La máscara (1968 y 1969), accésit concurso sobre la Revista Rotaria (1971), dos premios de teatro en los concursos de Casa de teatro, un premio de teatro en el concurso del Banco de Reservas del 1972, accésit en el Primer Concurso de Cuentos del Béisbol 2008, Premio Nacional de Novela, 1982, Premio Nacional de Novela 1999; además que sus textos han figurado en múltiples antologías.
Popularmente se le llama Cománder o General, expresiones que él mismo utiliza para llamar a sus interlocutores. Es un valiente luchador por los mejores intereses de la nación, brillante profesional maestro de la publicidad y un amigo leal a carta cabal. 
El escritor Manuel Mora Serrano (Manolito) es de opinión que “Lo de Efraim Castillo desborda la paciencia general y lleva a zonas realistas que nadie quiere ver como son y que él —con economía de adjetivaciones inútiles y sin ínfulas de renovador del lenguaje— lleva a zonas prohibidas.  A mí me parece su novela una toma de conciencia estilística, una audacia verbal y por ello creo que agotó procedimientos y cerró".
El crítico José Alcántara Almánzar considera que “Los personajes de la política y el mundillo literario local ya no son los que conocemos y tratamos, nuestros amigos de ayer y de siempre, sino los que Castillo, alterando y recomponiendo la realidad, enmascarándola, ha recreado con palabras.  La novela, por más personal que sea —y Currículum aparenta serlo— es un mundo de palabras y debemos analizarla sin perder de vista este rasgo esencial”. 
El ensayista y crítico Diógenes Céspedes considera que “Con Currículum (El síndrome de la visa) tendremos discusión y opiniones encontradas por varios años. Es una novela de calidad y ella se viene a sumar a otros textos importantes como Sólo cenizas hallarás, de Pedro Vergés y Biografía difusa de Sombra Castañeda, de Marcio Veloz Maggiolo.  Todas ellas van haciendo la novela que llaman dominicana, que en definitiva no existe ni existirá nunca si pensamos en textos, para desconsuelo de Manuel Mora Serrano, que todavía espera en vano la llegada de la gran novela dominicana. 

El historiador Manuel Núñez estima que “Como en La Otra Penélope, de Andrés L. Mateo, como en Sólo cenizas hallarás, de Pedro Vergés, constatamos en Currículum (El síndrome de la visa) la historia de una impotencia.  La historia vivida como fracaso.  Se trata de un pesimismo que forma parte del saber popularizado.  Este mito es tal vez un síntoma socializado; pero para indagar esto habría que analizar la fisonomía de los personajes en la novela dominicana y así sabremos en qué medida nuestros novelistas reproducen, o transforman, esos estereotipos y clichés popularizados, que los espeleólogos de la cultura nacional se empeñan en llamar esencia de lo dominicano, es decir, los rasgos permanentes de la nación
El escritor Marcio Veloz Maggiolo, refiriéndose a la novela El Personero expresa que “Irreverente como lo ha sido siempre en su literatura, Castillo describe la ciudad con sus lobos dentro. Con sus habitantes y políticos de glorieta. En el capítulo titulado El trepador Martínez, con los bolsillos llenos por la venta letal de su hija al Generalísimo, brujulea por el centro de una ciudad en la que los años cincuenta vienen encaramados en la voz de Bobby Capó y en los platos del restaurante de Men el Chino”.
El escritor y crítico literario José Rafael Lantigua estima que “El personero de Castillo “es una novela singular, que hace un recorrido por la sociedad trujillista sin reparos ni postigos. Abierta, descubridora, guillotinante, no es sólo la mejor novela de Efraím Castillo, es mucho más, la mejor novela dominicana sobre la Era de Trujillo y una que corre de tú a tú con la de Vargas Llosa”.
El escritor Manuel García-Cartagena asume que “Novelas como Curriculum (El síndrome de la visa), de Efraím Castillo, y Sólo cenizas hallarás, de Pedro Vergés, fueron textos narrativos que marcaron un hito en la literatura dominicana a nivel de temática, recursos lingüísticos y de estrategias  narrativas utilizadas, que se convirtieron en referente obligados del discurso ficcional en la literatura nacional”.
La articulista Ángela Peña considera que “Efraim Castillo, el publicista, dramaturgo, gastrónomo, sociólogo, historiador, poeta, cuentista, novelista, locutor, musicólogo, urbanista, ensayista, cineasta, crítico literario, artista plástico, es como una enciclopedia viviente que igual discurre sobre horticultura como del arte de cocinar, de la obra más reciente de un premio Nobel o de la circunstancia que motivó la creación de un bolero”.
El publicitario Sonny Caro Camarena dice en tono agradecido “Confieso sin rubor, que por él y el inmenso Chuchú Ortiz, me enamoré de la publicidad”.
El escritor Alex Ferreras reconoce que “Es un escritor de gran sensibilidad social. Cuando el grueso de los intelectuales dominicanos prefiere mantener la cabeza en el banco de la arena para no ver el desbarajuste que le ha sobrevenido al país en los últimos tiempos, él es de los pocos que da la cara. No es de los que escurre el bulto ni se mantiene en espacios grises. Defiende su historia y cultura con pasión, y reacciona muy molesto cuando le hieren injustamente su dignidad de hombre y de escritor”.
La poeta Camelia Michel memoriza que “En los años 70, mientras era una adolescente, recuerdo que no me perdía una sola de sus columnas Cantata (del periódico Ultima Hora), en las que siempre abordaba temas literarios y de interés social y político, de manera magistral“.
La escritora infantil Leibi Ng cuenta que “Primero lo conocí por su varonil voz, potente voz que escuchaba en la radio... después llegó una tarde con Ramón Oviedo. Luego me dio trabajo y era un jefe cercano, educado, no autoritario... que se imponía porque nació así. Entonces yo no tenía idea de su valor como escritor, dramaturgo, poeta... y es que su cercanía confundía a muchos. Síntesis, Almonte, Doña Rosa... Después de tantos años descubrí a INTI HUAMAN o EVA AGAIN y su luz me condujo a abrir un blog para que otros vieran lo que yo. Por eso dije un día que se adelantó a su tiempo como los grandes que tienen tanto que dar que el resto apenas pueden seguirles el paso. Su voz sigue dominando y conduciendo una mirada que se posa en lo intangible”.
Finalmente el narrador Roberto Marcallé Abréu afirma que “Efraím Castillo no es un escritor común, sino un sobresaliente intelectual que vierte su cultivado intelecto y su singular creatividad en las letras. Todos sus trabajos -cuentos, novelas, poesía- son trabajos de excepción”. 

Concluyo esta entrega de TRAYECTORIAS LITERARIAS con un fragmento del poema Hiroshima de Efraím Castillo:



III

Hiroshima me llama.
Me despierta Hiroshima cada mañana
en cada prisa,
en cada pisada
y veo arder los niños, los ancianos y recién llegados. 
Me veo arder a mí mismo,
a mi perro guardián
y veo arder al Ángel de la Guarda
con su báscula y espada liberadas. 

Hiroshima me llama más allá del Fujiyama,
más allá del sol que abre la pesada niebla,
más allá de los vientos ávidos de las estepas;
Hiroshima toca mi corazón y lo desgrana,
lo abate como el viento sobre la espiga,
como la fécula disuelta en las aguas,
como torbellino de cenizas alcalinas.
Hiroshima toca mis ojos y mi lengua

sábado, diciembre 14

Yo misma fui mi ruta. Julia de Burgos

"¡No me recuerdes! ¡Siénteme!
Mientras menos me pienses, más me amas"


Yo quise ser como los hombres quisieron que yo fuese:
un intento de vida;
un juego al escondite con mi ser.
Pero yo estaba hecha de presentes,
y mis pies planos sobre la tierra promisoria
no resistían caminar hacia atrás,
y seguían adelante, adelante,
burlando las cenizas para alcanzar el beso
de los senderos nuevos.

A cada paso adelantado en mi ruta hacia el frente
rasgaba mis espaldas el aleteo desesperado
de los troncos viejos.

Pero la rama estaba desprendida para siempre,
y a cada nuevo azote la mirada mía
se separaba más y más y más de los lejanos
horizontes aprendidos:
y mi rostro iba tomando la expresión que le venía de adentro,
la expresión definida que asomaba un sentimiento
de liberación íntima;
un sentimiento que surgía
del equilibrio sostenido entre mi vida
y la verdad del beso de los senderos nuevos.

Ya definido mi rumbo en el presente,
me sentí brote de todos los suelos de la tierra,
de los suelos sin historia,
de los suelos sin porvenir,
del suelo siempre suelo sin orillas
de todos los hombres y de todas las épocas.

Y fui toda en mí como fue en mí la vida…

Yo quise ser como los hombres quisieron que yo fuese:
un intento de vida;
un juego al escondite con mi ser.
Pero yo estaba hecha de presentes;
cuando ya los heraldos me anunciaban
en el regio desfile de los troncos viejos,
se me torció el deseo de seguir a los hombres,

y el homenaje se quedó esperándome.

Julia de Burgos

Íntima 

Se recogió la vida para verme pasar.
Me fui perdiendo átomo por átomo de mi carne
y fui resbalándome poco a poco al alma.

Peregrina en mí misma, me anduve un largo instante.
Me prolongué en el rumbo de aquel camino errante
que se abría en mi interior,
y me llegué hasta mí, íntima.

Conmigo cabalgando seguí por la sombra del tiempo
y me hice paisaje lejos de mi visión.

Me conocí mensaje lejos de la palabra.
Me sentí vida al reverso de una superficie de colores y formas.
Y me vi claridad ahuyentando la sombra vaciada en la tierra
                                                                   desde el hombre.

                                    * * * *

Ha sonado un reloj la hora escogida de todos.
¿La hora? Cualquiera. Todas en una misma.
Las cosas circundantes reconquistan color y forma.
Los hombres se mueven ajenos a sí mismos
para agarrar ese minuto índice
que los conduce por varias direcciones estáticas.

Siempre la misma carne apretándose muda a lo ya hecho.
Me busco. Estoy aún en el paisaje lejos de mi visión.
Sigo siendo mensaje lejos de la palabra.

La forma que se aleja y que fue mía un instante
me ha dejado íntima.
Y me veo claridad ahuyentando la sombra vaciada en la tierra

                                                                   desde el hombre.
©Julia de Burgos

No hay abandono 

Se ha muerto la tiniebla en mis pupilas,
desde que hallé tu corazón
en la ventana de mi rostro enfermo.

¡Oh pájaro de amor,
que trinas hondo, como un clarín total y solitario
en la voz de mi pecho!
No hay abandono...
ni habrá miedo jamás en mi sonrisa.

¡Oh pájaro de amor,
que vas nadando cielo en mi tristeza...!
Más allá de tus ojos
mis crepúsculos sueñan bañarse en tus luces...

¿Es azul el misterio?

Asomada en mi misma contemplo mi rescate,
que me vuelve a la vida en tu destello...
Julia de Burgos

¿Quién fue Julia de Burgos?


Julia Constancia Burgos García, nació en Carolina, Puerto Rico, en 1914. Se inició en la poesía desde muy temprana edad mientras ejercía como maestra y luego como periodista.
En sus primeras publicaciones reflejó la influencia de otros poetas como Alfonsina Storni, Clara Lair y Luis Lloréns. A esta etapa pertenece su obra «Veinte surcos».
Posteriormente volcó toda su sensibilidad artística en un canto sensual al amor y a la naturaleza, mostrando ciertos rasgos semejantes a Vicente Huidobro y Rafael Alberti. De esta etapa se destacan «Canción de la verdad sencilla» y «El mar y tú».
Es considerada como una de las grandes poetas de su patria.
Vivió sus últimos años auto-desterrada en Cuba y Nueva York, donde falleció en 1953. ©


Textos completos:

Otra fuente:

jueves, diciembre 5

Exposición MANOLO EN LAS MANACLAS estará abierta al público hasta febrero 2014

Minú y Manolo Tavárez Mirabal en la Sala Expositiva del Archivo General de la Nación
junto a la representación de su padre Manuel Aurelio Tavárez Justo, fundador de la Agrupación Política 14 de Junio. La foto es en la inauguración de la Exposición Manolo en Las Manaclas que conmemora los 50 años del asesinato del líder que se alzó a las montañas con otros guerrilleros en 6 focos repartidos por las cordilleras, proclamando el retorno a la constitucionalidad del gobierno del Profesor Juan Bosch.

MANOLO EN EL FRENTE DEL AGN


Dr. Roberto Cassá, Director del Archivo General de la Nación y Alejandro Paulino Ramos, Subdirector
frente a la exposición MANOLO EN LAS MANACLAS que empieza en la verja perimetral y termina
en la Sala Museográfica.
"No se puede ser historia si no se está presente". "Manolo, más vivo que nunca".
Minú Tavárez Mirabal.

 El Archivo General de la Nación muestra de adentro hacia fuera y viceversa, la vida y obra de un ser histórico que se creció más allá de las altas montañas de esta tierra.

Las Expediciones de Constanza, Maimón y Estero Hondo, en junio 14 y 20 de 1959, que llegaron con el propósito de “darle candela al tirano”, no fueron en vano. "La llama oculta de la Libertad" se quedó muy prendida y la necesidad de salir del sátrapa, unió a estudiantes, profesionales, seminaristas, sacerdotes, trabajadores, intelectuales; niños, adolescentes, adultos y ancianos... todos nucleados en torno a un latido común. Ese latido fue escuchado y acogido por el corazón de Minerva Mirabal, de su esposo, Manolo Tavárez Justo y de sus compañeros fundadores del grupo clandestino que en enero de 1960 fueron apresados, fichados y torturados por cientos y que no se extinguieron del todo gracias a que el latido se había contagiado mucho y muy profundo, pues a dos semanas de las redadas empezaron los sacerdotes a reclamar en las iglesias la vitalidad de los derechos humanos y a recordar que "únicamente Dios, autor de la vida", tenía poder para quitarla a un ser humano.

Junto a los Guerrilleros de Noviembre, decimos como Piki Lora, mujer en singular en el grupo: “…cada año hay actos, flores, misas, himnos, y los grupos que supuestamente nos vencieron no conmemoran nada, porque ellos no se sienten orgullosos de lo que hicieron”. La exposición que hoy se inaugura para honrar la memoria del doctor Manuel Aurelio Tavárez Justo y su obra, el Movimiento Revolucionario 1J4, y a los compañeros caídos en Las Manaclas, exalta ese orgullo de luchar por la dignidad hasta las postreras consecuencias.

Consta de 48 paneles en formato 44 X 48 pulgadas más 16 paneles 22 x 30 pulgadas. Ideada sobre dos ejes fundamentales: Vida y evolución política del líder Manolo Tavárez y su creación democrática, el partido político del 14 de Junio. No es una biografía de Manolo Tavárez ni un recuento cronológico de su corto pero trascendental paso por nuestra Historia. Es una invitación, (principalmente para los jóvenes) a descubrir la calidad  y proyección política de un ser humano que supo hacer lo que pensaba y extenderse a través de la honorabilidad de sostener su palabra con toda responsabilidad. ¡Loor a Manolo Tavárez y a sus compañeros en las escarpadas montañas de Quisqueya!

Gracias.

Leibi Ng
Encargada de Divulgación

miércoles, diciembre 4

Duele tanto y tan hondo, por Luis Carvajal Núñez



Descubro, sin quererlo,
que no soy polvo del polvo de estas calles
donde puede morir una certeza por la falta de fe
o de agua fresca;
que perdí mil amigos, casi hermanos, en tan sólo un relámpago;
que he quedado sin techo, sin Dios y sin cuaderno.

Que el amor proclamado en las estrofas
era de sal y espuma;
que el primer aguacero diluyo las amarras, arrastro las promesas,
hizo brotar espinos y mentiras;
que un nudo corredizo amenaza mi cuello y mis motivos;
que inútil, la poesía, desmiente al corazón, al libro, a la sotana.

Son, desencarnado el rostro,
sólo sombras sin huellas y sin almas,
en el rito del odio que deforma al espejo.

Ser: sólo ser por no ser lo que se niega.
Vellonera en el vértigo de cañas y de tumbas.
Amor muerto de amor, bajo el sombrero.

Duele tanto y tan hondo, duele tanto:
duele el silencio,
el odio, el engaño y el miedo;
duele la voz cercana que me niega tres veces;
duele la mano amiga que me inyecta veneno;
duele el tridente en manos de mis hadas y duendes;
duele la pulcritud de quien mira de lejos.

Duele tanto y tan hondo, duele tanto
que soy solo el dolor, que se niega al silencio.

© Luis Carvajal.




martes, diciembre 3

CONVERSACION CON LA IMPOSIBLE


Déjeme ponerle tapa a su pomo indiferente
Y acallar entre su jaula el aullido de mi fiera
Déjeme transparentar sus puertas y sus dones
Hágame un sitio en la alcoba de sus mitos
Para derribar de forma abrupta sus altares
Permita que entren mis faltriqueras al baúl de sus secretos
Y domeñar su mundo de bravías llamaradas
Permítame que surque el mar de sus portentos
El fuego llameante en sus lagunas
Su boca de savia apetecida.
Permítame que vulnere los vericuetos de sus miedos
Su estancia en mi tenue purgatorio
Permítame que fluya mi río hacia sus cauces
Hacia su riada de percance inadvertido
Hacia sus anegadas cicatrices.
Permítame que encumbre mis cometas con su aliento
Que vaya construyendo un sol con el fuego de sus ojos
Déjeme antojar de sus desmanes
Permítame cubrirle su voz con la espada de mis ansias
Que si alguna vez llegara a arrepentirse
Yo respondo por crear falsos incendios.
©Omar Messón



Mary Ely Peña-Gratereaux presenta:








Documental Los Rostros Detrás de las Muñecas
se presentará en la capital y Baní.

SANTO DOMINGO.-La educadora y activista cultural dominicana residente en los Estados Unidos, Mary Eli Gratereaux, presentará en la Universidad Autónoma de Santo Domingo, el Museo Perelló de Baní y en la Casa de la Cultura Latinoamericana y Caribeña, el documental Los Rostros detrás de las Muñecas.

El documental que recoge las experiencias vividas por las trabajadoras dominicanas emigrantes en los años 70 y 80 a la ciudad de Nueva York, y de las puertorriqueñas, cubanas y de otras nacionalidades de países latinos en la misma época,  en la famosa fábrica de muñecas vendidas en el mercado mundial con el nombre de la empresa norteamericana Alexander .

El largometraje documental, será presentado este martes 3 de diciembre a las 6 de la tarde en la Sala de Orientación de la Biblioteca Pedro Mir de la  Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD), el jueves 5 a la misma hora en el Museo Perelló de Baní y el viernes 6 a las 6 de la tarde en la Casa de la Cultura Latinoamericana y Caribeña sita en la avenida Independencia número 206.

Peña Gratereaux invitó a la población, y particularmente a los cineastas y las personas interesadas en conocer los aportes de la diáspora criolla al desarrollo de los Estados Unidos, a asistir a las presentaciones del documental cuyo objetivo es dejar constancia  en la historia y el colectivo imaginario, la capacidad y el valor del ente dominicano cuando se traslada a otras latitudes en busca de mejores condiciones de vida.

Los Rostros detrás de las Muñecas fue presentado el pasado jueves en el Centro León de la ciudad de Santiago, pueblo natal de Gratereaux, donde tuvo una gran acogida del público asistente.

El año antes pasado fue estrenado en la muestra del Cine Dominicano donde también obtuvo elogiosos comentarios de los participantes que resaltaron el valor histórico de la pieza donde se expone el trabajo de las mujeres dominicanas emigrantes. 






Una boca pálida, por Farah Hallal

Una mano sangrante se me funde en el pecho. La perfección del pétalo tiene este charco de sangre. Una  boca muere gozosa y poseída, ...