lunes, febrero 27

ODA GRIS POR EL SOLDADO INVASOR





Venido de la noche,
quizás de lo más negro de la noche,
un hombre con pupilas de piedra calcinada
anda por las orillas de la noche…
De oscuro plomo el pie y hasta los besos
Viene del vientre lóbrego de un águila
que parirá gusanos y esqueletos
para llenar su mar, su territorio…
Y aquí está, saltando por las sombras,
por detrás de alambradas y del miedo,
recorriendo caminos enlodados
con palabras de sangre para todos…
Este hombre venido por el luto
con pólvora y martirio para todos…
No es uno solamente para el llanto,
son miles para el fuego y las tinieblas,
son miles repartiendo los sollozos,
marchando a la ceniza y los lamentos…
No es uno solamente, pero todos,
venidos de la sombra más enferma…
Este hombre destruye con sus botas
la rosa y la sonrisa de los niños,
se traga nuestra luz con su saliva,
destroza las raíces y los frutos
y esparce las espinas para hacernos
sangrar hasta los pies de dulce carne…
Hay un hombre venido de la noche
con fusil y puñales y tormentos,
con ojos de lagarto y llamaradas,
con humo y explosiones y con miedo…
Hay un hombre vestido de soldado
venido ciertamente de la sombra…
Y este hombre vestido para el crimen
no sabe que la sangre se endurece,
no piensa que el amor y las banderas
resisten más allá de las batallas,
no entiende que su pólvora y su plomo
servirán para el canto de otros hombres…
No comprende este hombre sin mirada
que la mano, matando, se le quema,
que, sobre la tragedia, la alborada
borrará su agria carne, su estatura
de animal entrenado para el fuego
y el musgo nacerá sobre su muerte…

René Del Risco y Bermúdez

Junio 1965
Del "Pueblo, sangre y canto. Publicación del Frente Cultural". Gracias a Juan José Ayuso. Estamos haciendo un blog con este contenido y fotos de la Revolución de Abril de 1965.

No hay comentarios:

Una boca pálida, por Farah Hallal

Una mano sangrante se me funde en el pecho. La perfección del pétalo tiene este charco de sangre. Una  boca muere gozosa y poseída, ...