jueves, diciembre 1

Zoraida Heredia viuda Suncar


Esta mujer no ha muerto
no morirá jamás.
Ha dejado su aliento
en el campo, la autopista, la ciudad...

Ha sembrado valores
que tienen las raíces intrincadas
como las palmas reales que
desafían el cielo nítido de esta tierra.
Ningún ciclón la puede tumbar.

De Zoraida surgieron consejos
palabras enriquecedoras
principios y métodos,
síntesis y paradojas,
lecciones, disciplinas,
funciones y aplicaciones,
ejemplos, procesos,
educación, contenidos,
PARADIGMAS.

Como Hostos, Salomé,
Pedro Henríquez o Camila,
Zoraida crece en los brotes
que germinan en la ESCUELA,
silenciosos y nuevos,
perennes e indestructibles.

Maestra de maestros,
ha dejado multiplicadores
en muchos docentes.

Zoraida se extiende en cada acción ética
ejecutada por los dominicanos
con su vida hecha un ejemplo,
con su vida prodigada,
con su vida repartida entre las aulas.

©Leibi NG


EVARISTO LAGUNA: Dos historias y una utopía por la convivencia pacífica