martes, enero 4

Perdón, perdón...

Para quien me quiere...

Algo pasa con el blog. Entradas desaparecen y en la edición, la palabra "visualizar" no funciona. Si trato de pinchar un link hacia una de estas entradas, sale la página de Blogger de que la misma ha desaparecido y me remite a la página principal. Una vez probado y comprobado desde varias PC, y conciente de que no estoy paranoica y en vista de que no entiendo lo que está pasando voy a optar por tomarme un descanso y desearle al hacker muy feliz entrada de año.

 P.D.: Supongo que esto no tiene nada que ver con que había sobrepasado mi cuota de espacio en Picasa (por lo que decidí borra un poco de cosas), y me remiten amablemente a un servicio óptimo pero con dolaritos o euritos a lo que no puedo accesar porque al igual que el personaje que interpretó De Niro en La Misión, yo renuncié a las bondades terrenales de las tarjetas de crédito y a los pay como se llamen.

Una boca pálida, por Farah Hallal

Una mano sangrante se me funde en el pecho. La perfección del pétalo tiene este charco de sangre. Una  boca muere gozosa y poseída, ...