Federación de Fundaciones Patrióticas Inc.

Museo de la Resistencia, Santo Domingo

COMUNICADO

Santo Domingo
1 de diciembre de 2011

La Federación de Fundaciones Patrióticas quiere aclararle al pueblo dominicano que las declaraciones del expresidente Hipólito Mejía son una muestra más del desconocimiento que existe sobre la dictadura de Trujillo.

‘‘Los mitos de la Era’’ diseñados por la maquinaria propagandística del régimen son repetidos 50 años después como si fueran verdad histórica.

No es cierto que para tener orden y paz se necesita un régimen que viole los derechos humanos  de  sus  ciudadanos.  Nada  tiene  mayor  valor  que  la  vida  y  es  una responsabilidad del Estado garantizarla.
No es cierto que el servicio militar obligatorio es sinónimo de formación moral. De hecho el servicio militar durante la tiranía de Trujillo sólo sirvió para aumentar la maquinaria de robo, extorsión, crimen y corrupción del dictador, y en lugar de las Fuerzas Armadas profesionales que tenemos hoy, eran unas Fuerzas Armadas con unidades creadas para el espionaje, persecución, secuestro, tortura y asesinatos de los ciudadanos y hasta con un coronel de 6 años de edad.
Pero a pesar de todo eso siempre hubo militares con honor que se levantaron para defender la Libertad.

En lugar de intentar reivindicar un régimen calificado como el mas brutal de América, debería recordar a militares como Ramón Vásquez Rivera, Eugenio de Marchena, Juan de Dios Ventura Simó, Damiro Adames Moquete, Ulises Jacquez Bencosme, Amado García Guerrero, Juan Tomás Díaz, Rafael Tomas Fernández Domínguez y Francisco Caamaño Deñó,  por  mencionar  algunos,  ejemplos  y  referentes  éticos  para  los  militares dominicanos de hoy.

El valorar la vida y la dignidad humana, el defender nuestro derecho a la verdad y la justicia no es una ‘‘patología’’, es decir enfermedad. Esa afirmación es ofensiva a todos los que hoy no saben donde están los restos de sus familiares desaparecidos por Trujillo, es una afrenta a todos los que sufrieron torturas bajo ese régimen oprobioso y es un insulto a todas las víctimas y sus familiares.
No se puede hablar de seguridad ciudadana tomando como referencia una dictadura, no se pueden tratar los profundos problemas que afectan nuestra sociedad con tal ligereza, afirmando que su solución está en ‘‘establecer autoridad y disciplina’’, argumentando que ‘‘la gente no necesita tanta libertad, el poder hay que ejercerlo y el orden imponerlo’’. Eso es subestimar la inteligencia y menospreciar los derechos de los ciudadanos.

La  autoridad  y  disciplina  en  democracia  están  diseñadas  para  respetar  la  vida,  la propiedad,  las  libertades  de  pensamiento,  expresión,  transito  y  todos  los  derechos establecidos  en  nuestra  constitución  y  en  la  declaración  universal  de  los  derechos humanos.

Los problemas sociales que nos afectan son un problema de todos y se necesita del concurso de todos los dominicanos y dominicanas para su solución.

Debemos enfrentar con unidad y responsabilidad esta realidad, para poder legar a nuestros hijos y nietos el país por el que tantos y tantas dieron sus vidas.
Una  sociedad  con  plena  conciencia  de  sus  derechos  y  deberes,  que  defienda  los derechos humanos y nuestra democracia.

Dr. Anulfo Reyes
Presidente
Federación de Fundaciones Patrióticas

Cristina Díaz Gautier
Fundación Manolo Tavárez

Francis Pou de García
Vicepresidente
Fundación Héroes de Constanza, Maimón y Estero Hondo

Noris González Mirabal
Tesorera           
Federación de Fundaciones Patrióticas

Raúl González Mirabal
Fundación Hermanas Mirabal

Luis Manuel Pellerano   Secretario         
Federación de Fundaciones Patrióticas

Eduardo Díaz y Díaz
Fundación Héroes del 30 de Mayo

Iliana Ornes Rodríguez
Fundación Héroes del Luperón

Ing. Francisco González
Fundación Testimonio

Comentarios

Entradas populares