jueves, marzo 3

¡Asombroso!

Hace tiempo que guardé este recorte de una revista didáctica de no sé dónde. Daría cualquier cosa por ver cómo sueltan los dragones la bola y ésta cae en las ranas... ¡es sencillamente espectacular! Me pregunto cómo llegó el inventor hasta ese punto, cuántas horas le dedicó a su hallazgo, cuántos errores cometió antes de perfeccionarlo... ¡Es maravilloso el conocimiento!


De Meteorólogo chino

1 comentario:

LNG dijo...

¡Corrijo, corrijo! No daría cualquier cosa ¡qué temblaría la tierra! A los dragones que se queden con su bolita en la boca!

Una boca pálida, por Farah Hallal

Una mano sangrante se me funde en el pecho. La perfección del pétalo tiene este charco de sangre. Una  boca muere gozosa y poseída, ...