martes, marzo 29

Eliades Acosta Matos, conferencia en AGN, el jueves 31 a las 7


ELIADES ACOSTA MATOS, es un filósofo e historiador cubano, autor del libro “El Apocalipsis según San George” y va a dictar esta conferencia sobre Cayo Confites y Trujillo el jueves 31 de marzo a las 7 de la noche en el Archivo General de la Nación.


Eliades Acosta Matos
(Stgo. de Cuba, 1959),

Se graduó como Licenciado en Filosofía en 1982, luego de cursar estudios en la Universidad Estatal de Rostov del Don (URSS). Vinculado a medios artísticos y literarios, en especial por la ensayística y el periodismo, ha colaborado regularmente en órganos de prensa cubanos y extranjeros.

Tiene publicados cuatro libros en la Editorial Pablo de la Torriente Brau, de Cuba: Los hermanos santiagueros de Martí (1995); El árbol de la discordia y El siboney de los cubanos (ambos en l997), y 1898-1998: Cien respuestas para un siglo de dudas (1998); éste último en coedición con la Pubill Editores, de Barcelona. En febrero de 2002 presentó Los colores secretos del Imperio, publicado por la editorial Ciencias Sociales. Ha sido jurado de los Premios Nacionales de Ciencias Sociales y de Edición, así como del Premio Internacional de Poesía Dulce María Loynaz. Fue, durante dos años, presidente del Consejo de Directores de la Asociación de Estados Iberoamericanos para el Desarrollo de las Bibliotecas Nacionales (ABINIA). También escribe en nuestro Diario Libre ficción con muchos elementos históricos como en una sección que ha titulado LA ERA, del cual forman parte  "El poeta en el paraíso", que se anuncia en cuatro partes y "Una coma feroz".


domingo, marzo 27

Entre grito y grito finaliza festival “Grito de mujer” en dominicana.


¡FELICIDADES, JAEL!

En medio de una fabulosa tarde arrullada por los cálidos vientos y bañadas por el sol caribeño, se realizó este sábado 26 en el local de la Academia Dominicana de la Lengua, en la Ciudad Colonial de Santo Domingo, el 1er. Festival Internacional de Poesía “Grito de mujer” del Movimiento Mujeres Poetas Internacional (MPI), ideado y hábilmente dirigido por la escritora dominicana, Jael Uribe cuya capacidad, entrega y talento, se pusieron de manifiesto durante toda la actividad. Este festival se realizó en cadena simultánea en otros 6 países a la vez y se proyectaron las fotos y los recuentos de los diez festivales finalizados a nivel internacional con al agradecimiento a sus respectivos embajadores de buena-voluntad.

Al acto asistieron personalidades del medio cultural, público en general y 24 representantes de distintas generaciones y estilos de la poesía que demostraron su grito en homenaje a la mujer con textos de plausible calidad, dejando claro su repudio total ante el maltrato y el abuso a la que muchas veces esta es sometida. Las damas asistentes recibieron souvenirs y rosas como recordatorio. Ángela Torres, Productora y conductora de Televisión, fungió como maestra de ceremonias del acto, en el que participaron poetas de la categoría de Mateo Morrison, Vice Ministro de Cultura, quien leyó poemas alusivo a mujeres combatientes, Federico Jóvine Bermúdez, que cautivó a todo mundo con su poema “Grito de mujer”, Ofelia Berrido, Escritora y poeta, quien hizo llorar a mas de una con su ensayo “Los sueños son realidad” escrito especialmente para la ocasión, Juan Freddy Armando, reconocido poeta. En el acto también fueron sorprendidas y galardonadas 4 de las poetas miembros del MPI: Ivonne Sanchez Barea, quien viajó desde España, Ada Bezos Casilla, viajó a compartir su sabor cubano-americano, Elizabeth Quezada, escritora y columnista dominicana, además de la joven poeta Lucy Veras, también dominicana, ganadora de mención de honor. Todas ganadoras en el finalizado 1er. Concurso Internacional de Poesía “Yo soy mujer” del MPI.

Durante todo el acto, la tarde fue engalanada por los magistrales poemas de los poetas: Ramón Saba, quien gritó con fuerza, Cristiane Grando, Dulce Ureña, José López Larache, desde la Romana, Luis Carvajal, de calidad inigualable, Elsa Báez, con un impactante poema, Isael Pérez, Vicky Morales, dejó a todos pasmados con su “Monologo de una mujer hastiada” Raisa Pimentel, Maritza Navarro, de hermosa voz, Nelsy Aldebot y Xiomara Altagracia García. Además de un emotivo performance: “Ofelia la maldita” realizado por la poeta Carmen Hernández. Estuvieron además las poetas representantes del MPI en dominicana: Jennet Tineo, Yesenia Sánchez Prandy,

Al final del evento El Gerente de Editorial Santuario, Isael Pérez, anunció el total apoyo al MPI, para la impresión de su segunda antología inédita titulada “Yo soy mujer” en donde estarán incluidas las mujeres poetas participantes en el festival en dominicana. Los poetas disfrutaron de un exquisito brindis “Light”, amenizado por la maravillosa música del cantautor Claudio Cohen. Mujeres Poetas Internacional, en la figura de su fundadora, Jael Uribe, agradecen a sus patrocinadores y a todos colegas poetas y colaboradores que apoyaron esta emprendida, y por haber formado parte de este Grito de mujer que jamás debe ser ignorado.

El 1er. Festival Internacional Grito de mujer, ha circulado exitosamente por unos 17 países y ha sido celebrado en alrededor de 40 localidades y sectores. Entre los países participantes se encontraron: Luxemburgo, España (Barcelona, Murcia, Granada), México (DF, Nuevo Laredo-Tamaulipas, Ciudad Victoria-Tamaulipas y Chihuahua), Colombia (Barranquilla, Bucaramanga y Bogotá), Venezuela, Bolivia (Cochabamba y Oruro), Perú (Trujillo y Lima), Panamá, Argentina (Bs As, Unquillo, Río Negro-Patagonia y Rosario), Ecuador, Cuba (Las Tunas), Puerto Rico, Chile (Iquique, Valdivia y Valparaíso), Uruguay, Suecia, USA (NY, McAllen Texas y MIAMI) y República Dominicana respectivamente.

jueves, marzo 24

EL ONCE. Puros cuentos


Hoy estuve por primera vez en La Casa del Artista de la Rómulo Betancourt en La Julia.Además de ser una completísima tienda de artículos de arte, incursionaban (para mí, no sé si lo han hecho antes) en una actividad literaria: Ponían a circular el libro que ilustra esta entrada. En él, la "plima" Mu-Yien Sang participa con una narración que titula "El encuentro con mis raíces chinas". También está el relato de Victoria Linares, una joven que conocí en Editorial Santuario hace unas semanas cuya muestra de poesía me encantó y que también es la diseñadora de la portada que ambienta en un suspense llamativo que invita a pensar en Edgar Allan Poe.

EL ONCE. Puros cuentos podría ser un libro más, pero tiene algo que lo distingue: sus autores son noveles, algunos sin pretensiones de escritores y sin embargo, se ha logrado un conjunto digno y capaz de capturar nuestra atención. No los he leído todos, pero así de un vistazo, me parece que cuentos, lo que se dice cuentos, no son. Son relatos avalados por la sencilla razón de que sus autores tenían algo que decir ¡y lo dicen! La clave de la comunicación literaria: conducir al lector a través de un camino de palabras hacia unas sensaciones para lograr su participación. El eterno renacer de las letras que teje su lazo de mente en mente, de alma en alma. El relato de Mu-Yien me ha transportado a China con sus palabras sencillas, la relación única de los que procedemos de seres de otras tierras y unas materias pendientes en cuestiones emocionales que penden sobre nosotros como rasgos distintivos. Dichosamente, ella y su familia cierran círculos en torno a sus orígenes.
Por su parte, Victoria Linares me presenta su joven razonamiento. Viejo y nuevo a la vez, como cuando un alma anciana reencarna en un ser joven.
Añádase que EL ONCE. Puros cuentos dedica la recaudación a un fin humanitario: contribuir con el Centro Nutricional Niño Jesús, ubicado en La Victoria y al cuidado de las Hermanas de Schonstatt que allí estaban con sus hábitos y su presencia tranquilizadora. ¡Ojalá se venda toda la tirada!
El caso es que este libro formado por las narraciones de Ana María Serrata, Claudia Saviñón, Alexis Cruz, Daniela Paiewonsky, Laura Lucía Vidal, Manuel Serrano, María Isabel Martínes, Meira A. Rijo, Mu-Yien Sang, Tanya Díaz y Victoria Linares es el resultado de un Taller de Escritura creativa impartido por Newcombe Sosa Santillana, quien es Director del Departamento de Español como Segunda Lengua y Profesor de los cursos de Redacción Académica y Literatura Caribeña en la PUCMM y que en vista de los resultados de este Taller, espero que le sigan llegando alumnos de este calibre para que continúe repitiendo la experiencia de darnos llaves para entrar a tantos mundos.

P.D.: Ojalá tengan una segunda edición y puedan corregir las faltas que sobresalen a la vista: alguna viuda en la diagramación, exceso de signos de admiración, que no logran exaltarnos más, con uno basta; espacios de más entre palabras (típico del que teclea, piensa, pulsa barra espaciadora más de una vez... el uso de guión en vez de la raya que se logra pulsando control + Alt y el signo de menos (entre los números), por ejemplo; el uso de ese guión y comillas a la vez para los diálogos... en fin, cositas de la edición.

miércoles, marzo 23

Con la serenidad de mis años

Mi amigo Luis Carvajal ha escrito unos versos preciosos en contra del estado actual de cosas. Me cuenta que cegado por la rabia al descubrir que los medios de comunicación, hasta el Internet, ocultan o no dan importancia a un bombardeo por allá por Libia y que gracias a que él habla ruso, lo ha visto. Ha visto los muertos, el horror de la guerra, los genocidios, las pobres víctimas... No verlo replicado ni en inglés ni en español ni en francés, comprender que las muertes de los bombardeados no significan nada para una parte del mundo, le ha dado mucho enojo y me ha leído los versos que a mí me han gustado mucho. El problema ha venido cuando los colgó en Facebook y los acompañó con una foto estremecedora. Yo no voy a colocar el poema en su blog para no censurar la elección de su imagen, pero tengo razones para no reproducirla. No intervengo en Facebook porque ¿para qué? Cada cual entiende lo que le da la gana. Lo que me queda claro es que desde que el mundo es mundo hay debates que van cambiando de ropaje. Como por ejemplo, cuando mi entorno izquierdista armó un escándalo por una canción que la puertorriqueña Nidia Caro llevó a un festival de aquellos tan famosos. Una canción que se explica sola y que los jóvenes fogosos acabaron en su momento, incluyendo a la pobre cantante ¡por cuántas cosas absurdas la gente se pelea! Era una canción de José Vélez, llamada "Hoy canto sólo por cantar", y decía:

“Estoy vacía, no siento nada
no tengo ganas ni de hablar
y estoy cantando
me da pereza abrir la boca
para decir lo mismo que dijeron tantos
que tonteria cantarle al mundo
pidiendo amor y que haya paz
en todas partes
si nadie escucha lo que decimos
lo que pedimos verso a verso los cantantes
por eso, hoy canto sólo por cantar
sin un motivo de preocupación
que los problemas son de cada cual
y cada cual ya tiene su canción,
hoy canto solamente por cantar
cantar aunque me duela el corazon
me da lo mismo el río que la mar
el norte, el sur, el frío o el calor...

Estoy vacia, no siento nada
no tengo ganas ni de hablar
y estoy cantando
me da pereza abrir la boca
para decir lo mismo que dijeron tantos
la gente quiere oir canciones
para olvidarse del dolor de nuestra tierra
de nada sirven las ilusiones
si una cancion jamas podra parar la guerra".

Y me recuerdo a mí misma hablando mal de los religiosos, de los pasivos, de los compasivos, de los sin partido, de los indiferentes, del propio Buda sentado en su actitud contemplativa, trabajando en sí mismo para lograr el nirvana... Y me miro hoy, sin aquel brillo de pasión en los ojos, sin ganas de mentirme ni de autoengañarme, más nihilista que Bazarov, más que Nietzsche, convencida de que la ambición del ser humano es el enemigo mortal, que cada hombre bueno que tenga poder optará por destrozar a su semejante si le dan a elegir entre salvar al otro y guardar sus intereses, y ergo, se convierte en malo; viendo a los padres que predican una cosa y hacen otra; confirmando los discursos de los políticos mentirosos; segura de que no puedo confiar ni en mí misma a la hora de ser buena, harta de los pequeños complejos, de los grandes complejos, de las conversaciones que más que desear empatizar con el otro buscan dominar al otro, presumir frente al otro... Admiro por un lado a Luis Carvajal y a Alina Cepeda que tienen todavía las ganas de luchar por un mundo que no vendrá jamás porque depende del consenso, de esa utopía que significa ponerse todos de acuerdo y sacrificarse, vencerse a sí mismos para lograr el bien común y eso, -lo ven mis maduros ojos-, no se da, porque el amor no nos alcanza.

A continuación el poema de Luis Carvajal, sin la fotografía del horror que aunque nos ha conmovido a todos, a la hora de decidir quitarle algo al hermano o atropellarlo, no tendrá ningún valor. La Tierra no puede colocar primaveras en las madrugadas, sólo las almas de los muertos se convierten en Cielo y a veces ¡cuánto anhelo que mi alma me abandone y vuele lejos!


DE NUEVO.


De nuevo,
desde el cielo
llueven siglos de historia
sobre la carne breve.

Los ojos aterrados de las novias
odian la primavera.
Reniegan de la luna
mientras salta en pedazos
su poquito de patria,
su voz, su anatomía.

En los libros sagrados
no se encuentran los salmos
que hacen crecer los muros,
que blindan las ciudades.
Los versos que contienen
La intención de un dios justo
Secuestrado y esclavo;
proyectado en los medios.

De un dios
que en las monedas sonríe como un tonto,
mientras muere la tierra.

Un dios de lentejuelas.
Borracho de petróleo.
Revendido en la bolsa
y sin sangre en las venas.

De nuevo
desde el cielo,
como antes de los mares,
llegan voces de trueno
y en nombre de los dioses
prometen nuevos cielos.

Abandonada y sola,
sin protección
ni espejos,
la tierra se apresura
a revivir sus huesos.
Ya cansada de muertes
se convierte en infierno,
Así espanta a los dioses.
Detiene el aguacero,
Y al ritmo de latidos
de un corazón gigante
desempolva al invierno,
borra jueces y dioses y aviones y mentiras,
Coloca primaveras en cada madrugada
y se convierte en cielo.

® Luis Carvajal.

DULCE ELVIRA DE LOS SANTOS. El secreto del gusanito ¡ANOTEN!

Ven a celebrar la puesta en circulación del nuevo

libro infantil de Dulce Elvira de los Santos

El secreto del gusanito
con ilustraciones de Alfredo Casterá.


Presentador
Reynaldo Disla

Miércoles 30 de marzo de 2011
6:30 p.m.
Biblioteca Infantil y Juvenil República Dominicana
Calle Dr. Delgado esquina Francia

martes, marzo 22

GRITO DE MUJER. (Contra la violencia)




 
sábado 26 a las 4:00pm (Puntual) 

es el gran día del 1er. Festival "Grito de mujer" de Mujeres Poetas Internacional, en homenaje a la mujer y en contra de la violencia. Su presencia es importante. Gracias por el apoyo.




Listado de participantes 1er. Festival Internacional “Grito de mujer” En Dominicana por orden de aparición (A la fecha).

Tessie Sánchez, maestra de ceremonias

  • Música:
Huayna Jiménez-Ronzino

Oradores Invitados:

  1. Ofelia Berrido
  2. Juan Freddy Armando



Primera parte (Recital de  integrantes Poetas de Mujeres Poetas Internacional)

  1. Ivonne Sánchez Barea (España).
  2. Elizabeth Quezada
  3. Ada Bezos Castilla (Cubano-americana).
  4. Lucy Veras Guzmán
  5. Cristiane Grando (Brazil)
  6. Dulce Ureña
  7. Susana Gautreau
  8. Jennet Tineo
  9. Yesenia Sánchez Prandy
  10. Jael Uribe

    • Sara Merán (Performance)

Segunda Parte (Recital Poetas Invitados)

  1. Mateo Morrison (Apertura)
  2. Ofelia Berrido
  3. Farah Hallal
  4. Pilar Pujols Penn
  5. Elsa Báez
  6. Rossio Salvador
  7. Raisa Pimentel
  8. Luis Carvajal
  9. Vicky Morales
  10. Maritza Navarro Galicia
  11. Marcelle Caballero
  12. José Enrique Méndez
  13. Virgilio López Azuán
  14. Russi Valdéz

    • Carmen Hernández (Performance)


  1. José López Larache
  2. Vitico Cabrera
  3. Yi-Yoh Robles
  4. Rossalina Benjamin
  5. Elizabeth Polanco

  • Música:
Claudio Cohen

  1. Ramón Saba
  2. Valentín Amaro
  3. Clodomiro Moquete
  4. Juan Freddy Armando
  5. Federico Jovine Bermúdez


sábado, marzo 19

¡Hágase Tu Voluntad aquí en la Tierra como en el Cielo!

18 Marzo 2011, 12:27 AM
Comunidad china en el país ora por el pueblo japonés
La jornada fue coordinada por la fundación Flor para Todos
Escrito por: CRISTIAN NATANAEL CABRERA (c.cabrera@hoy.com.do)
“Señor, te pido muy especialmente en esta noche y desde el Barrio Chino de Santo Domingo que los que perdieron sus familias les llegue especialmente tu paz, esperanza y coraje para seguir adelante”.
Estas fueron algunas de las oraciones y peticiones que se escucharon anoche, cuando la fundación “Flor para Todos” y la comunidad china en el país se congregó para elevar una oración por Japón y la tragedia luego del terremoto y el tsunami.
La noche de oración estuvo dirigida por el padre Antonio (Ton) Lluberes y en ella participó el subdirector de la Agencia Japonesa de Cooperación Internacional (Jica por sus siglas en ingles), Naotaka Yamaguchi, quien destacó la solidaridad de los chinos con ellos, desde finales de la Segunda Guerra Mundial.
“Los chinos han sido de mucha ayuda para el pueblo japonés y lo vemos hasta en los súper mercados donde ellos ofrecen nuestra comida y cuando acogieron a muchos niños que tuvieron que huir, al final de la guerra, para salvar sus vidas”, expresó Yamaguchi.
“Te ruego a tí, el único que hace posible lo imposible, el único que transforma la oscuridad en luz, te ruego que le des fuerza a esas madres, que les des la paz que supera cualquier entendimiento, que abras los caminos y las puertas para que la ayuda les llegue, que provea doctores, enfermeras, comida, agua y todo lo que ellos necesitan en un abrir y cerrar de ojos”, también pidieron. La avenida Duarte fue cerrada.





jueves, marzo 17

Por Orlando y Adriana, escrito por César Sánchez Beras

Por Orlando y Adriana




 
De  todas las caras que odio, el rostro de la tortura es lo más horrible que recuerde. De todas las garras del odio, la intolerancia es la mas fuerte de todas. De todos los gritos que he escuchado, el de una madre atrapada en la injusticia, es el más desgarrante sonido de la bestialidad humana. Por eso no perdono a quien ordenó la muerte de Lorca. Por eso no perdono a quien preparó la celada para llevar a la muerte a Roque Dalton. Por eso no perdono a quien se erigió en Dios de la inquina y del horror, para disponer de la existencia de tantos otros, solo por estar en el otro lado de su visión obnubilada, por caminar por la acera de enfrente de su propia miseria, por brillar, solo por brillar, que es por lo que mueren, casi todas las luciérnagas. Hago mea culpa por haber militado en partido, por ningunearme en la horda que no pensó por cabeza propia, que no miró desde la altura de las circunstancias. Hago mea culpa por mi ignorancia y por la vergüenza de los otros, pero no perdono al que nos llevó al desfiladero, no perdono al que empujó al prójimo hasta la ultima esquina del abismo, no perdono al que enmascaró la mano homicida, con el guante blanco de la prebenda y del chantaje.  De todos los rostros  dominicanos que me asaltan a la hora de pensar en la entereza, surge la cara inocentemente joven, tras los lentes y la mirada dura, como las que resisten las embestidas de los toros de lidias. De todas las lagrimas dominicanas vertidas para ahogar la sin razón de la ignominia, me acusan las lagrimas de Adriana, reclamando, justicia, reclamando respeto, reclamando libertad, reclamando humanidad, implorando decoro. Dios ha de perdonar a quienes se saciaron con el cieno para darle a la parca  un  cuerpo útil, Dios quizás  me de la sabiduría necesaria para olvidar la culpa y volver a llamar a la bestia, hermano mío… pero ahora, todavía en esta hora, no perdono al que elucubró la idea, al que bordeó detalles, al que dio vuelta al tambor del arma, al que apretó el gatillo y al que envió las flores a la tumba, para culminar la burla y el desprecio. No tengo valor para perdonar a sus verdugos, mientras recuerde el rostro limpio de Orlando, las lagrimas de Adriana y la noche oscura que vivimos por su culpa. 

-- 

César Sánchez Beras

Mite Nishio: Oración por el pueblo de Japón en el Barrio Chino

Mite Nishio: Oración por el pueblo de Japón en el Barrio Chino

Merecidísimo. Rosa Ng a Beijing para crear lazos de amistad y comerciales con el Gigante asiático

Leonel introduce cambios en el servicio exterior

El mandatario emitió nuevos decretos que designan funcionarios
SANTO DOMINGO.- El presidente Leonel Fernández emitió este miércoles varios decretos en los que designa nuevos funcionarios en el servicio exterior en la República Dominicana.

Mediante el decreto 145-11, el mandatario designa a Rosa Ng Báez como Representante de la Oficina de Desarrollo Comercial en Beijing en la República Popular China.




Felicidades hermana, que Dios te colme de bendiciones para que sigas realizando (ahora con apoyo oficial) tu gran sueño de hermanar la tierra de nuestro padre, también nuestra, con la tierra de nuestra madre, propia por nacimiento. ¡QUE VIVAN LAS RELACIONES DOMÍNICO-CHINAS!

lunes, marzo 14

Francisco Vázquez Díaz (Compostela)

Es imposible pasar por la lectura de las exposiciones del Archivo General de la Nación: "Más fuerte que la muerte: Refugiados españoles" y la que ahora mismo sigue en la verja perimetral conmemorando los 70 años de la llegada de esos barcos llenos de republicanos españoles, sin involucrarse. Por eso, cuando encuentro cosas como la que reproduzco, no puedo dejar de empatizar con las vidas que describen y los sueños, tragedias y problemas que reviven. De alguna forma, son algo mío, seres humanos que ayudan a respirar. Me entero de que para este año se editará, si no lo han hecho ya, el libro "Compostela (Francisco Vázquez Díaz 1898-1988) ESCULTOR" escrito por Carmen Vázquez Arce, bajo la Editorial de la Universidad de Puerto Rico y que en septiembre del 2011 también habrá una Exposición Antológica en el Museo de la Universidad de Puerto Rico. Me encantaría asistir.

Del "AntiBlogRosa" lo que sigue:

 Él, Francisco Vázquez Díaz, "Compostela" (1898-1988), con todas sus heridas y carencias, se sobrepuso como pudo a los traumas que le causó la Guerra Civil española, y aunque no escogió del todo libremente permanecer en Puerto Rico, aquí fundó familia con una de nuestras mujeres más valiosas, Doña Margot Arce Blanco. Aquí fue maestro escultor, formador de las primeras generaciones de escultores puertorriqueños que se educaron en la Universidad de Puerto Rico y en el Instituto de Cultura Puertorriqueña, y creador de una inmensa colonia de pingüinos irónicos y humoristas, críticos de las formas en las que el ser humano se animaliza y "emboba". Al final de sus días, el escultor reconocía como sus mayores logros estas tres hazañas: familia, discipulado, obra. Tal vez por modestia, o por tener conciencia de no ser el único hombre en haber sufrido y superado penurias, no añadió al recuento de sus proezas su valor quijotesco o el lujo de conservar y refinar hasta la sutileza, en la vida y en la obra, su humor juguetón y tierno, cruelmente compasivo.

Una de las hijas del matrimonio, la Dra. Carmen Vázquez Arce, quien, al igual que su progenitora, dirigió el Departamento de Estudios Hispánicos del Recinto de Río Piedras (Universidad de Puerto Rico), ha investigado y documentado por los últimos diez años la jornada vital y artística del escultor gallego, empeñando en su esfuerzo no solamente tiempo y energía, sino una buena parte de sus bienes. Al así hacerlo, ha recuperado, para la memoria del arte puertorriqueño y español, y para su propia memoria, una historia de amor y creación, y ha sumado a su empresa su propia reflexión acerca del sentido del arte de "Compostela".

Ésta es la investigación que edito en la Editorial de la Universidad de Puerto Rico. Y digo que es historia de amor, porque además de narrar las peripecias del protagonista por hacerse escultor contra toda adversidad, da cuenta, también, de las luchas muy concretas y puntuales que la pareja Vázquez-Arce hubo de librar ante las autoridades universitarias, policíacas y migratorias para poder tener "una vida" en nuestro país. Aunque el libro no se centra en la relación de los esposos, sino en la figura y las hazañas del escultor (su pingüinada artística y existencial en España, Francia, la República Dominicana y Puerto Rico), la narración de la hija deja ver, con una sobriedad no exenta de ternura y admiración infinitas, cuánto debieron apoyarse mutuamente sus padres para poder ser quienes fueron en la cultura de nuestro país. Si los datos sobre la vida y las ocurrencias de Compostela no tienen desperdicio, tampoco lo tiene la discreta pero honda huella marcada por la "mujer fuerte" (me parece oír los adjetivos que don José Ferrer Canales le atribuía a doña Margot: "la apostólica, la benemérita...") que, siendo intelectual de primera fila, y sin dejar de serlo, supo, además, ser compañera del artista y madre de una prole honorable y culta. Juntos, formaron un binomio que, si bien en nuestros días no nos parecería del todo raro, a mediados del siglo veinte era bastante peculiar: la mujer intelectual en la academia, el marido artista en la casa-taller con los niños; teniendo este arreglo familiar en cuenta, se entiende bien que, para el artista, sus logros se resuman en los que ya mencionamos: familia-discipulado-obra. De algún modo, o de muchos, el hombre-pingüino fue escultor de sus hijos, y la esposa, al confiárselos, reconoció en el hombre su capacidad para la ternura. ¿Cómo vivieron esta "rareza" los niños? No lo sabemos, pero  nos resulta obvio que gracias a la generosidad de ambos, que supieron cómo no anularse mutuamente, Puerto Rico pudo tener a dos grandes maestros.

Aunque de amor no se vive ni con él se hacen, necesariamente, libros, puedo decir que publicar el libro Compostela, escultor, de Carmen Vázquez Arce, es un asunto de amor. Me siento mucho más feliz y viva cuando edito un texto como éste, por lo bien cuidado que está en materia investigativa y discursiva, por la calidad de sus materiales fotográficos, y como ya sugerí, por el acercamiento que nos permite hacer a dos figuras ejemplares de nuestra historia reciente, un hombre y una mujer que, en sus respectivas disciplinas, fueron grandes, y que, como pareja, fueron valientes y generosos. Cuando un libro llega a las librerías, nadie sabe su historia, su tras escena, que se diría en el teatro. Esa información es privilegio de los editores, esos seres oscuros y solitarios que pasan largas horas, meses, en diálogo silencioso con  un texto antes de que se publique, y casi nunca acuden a su presentación como libro. Tal vez, la historia de una edición es la parte más humana de nuestro trabajo, lo que nos conecta o desconecta de la realidad a la que un texto quiere aludir, de los fantasmas que quiere convocar.
Compostela, escultor,  se me encomendó en un momento crucial para la institución donde trabajo desde 1993, la EDUPR.  Perdía, en aquel momento, a más de la mitad de mis colegas. Al poco tiempo, se declaró muerta a la Editorial en la Prensa, aunque le quedan signos vitales. Estos signos vitales, somos los profesionales del libro que  seguimos aquí, trabajando oscura, silenciosamente, como siempre. Esta editora, como ya indiqué, edita a Compostela,  con todo el rigor que requiere la obra...y por qué temer al cliché...con todo el amor del que es capaz.

Esta es mi tras escena: edito un libro excelente en uno de los peores momentos de la Editorial. Y esta es la información de privilegio que comparto, no sin algo de pudor. Si Compostela sobrevivió a la zozobra del exilio, doña Margot al discrimen por género y a la persecución política, y Carmen Vázquez, con su oficio de investigadora y con su devoción filial, le ganó la partida a la desmemoria, por ellos siento vivo este trabajo oscuro y silencioso.   Ellos, sin saberlo, me alientan y acompañan tal como se alentaron y acompañaron mutuamente. Edito la historia y el catálogo de un escultor que instaló, en el trópico, una imposible colonia de pingüinos. Estamos en invierno, las semillas, escondidas bajo la nieve, no están muertas, trabajan para una primavera.  Ya será poco que instale, en mi oficio, la alegría.


Libro que recoge una muestra del trabajo del reconocido artista Compostela, quien caricaturiza tipos sociales por medio de tallas de pingüinos. Prólogo por Salvador Tió.

"Ensayando"

En los últimos años y en mi ámbito académico he contado y publicado algunas cosas que desmitifican un tanto el mundillo de la escultura y el arte en que me suelo mover. Hay que reírse de uno mismo y del oficio de vez en cuando.
En esa línea, rastreando por ahí hace unos años, pude recuperar la obra de un escultor gallego, de Santiago, no demasiado conocido, llamado Francisco Vázquez Díaz, pero que firmaba con el apodo de Compostela. Era un tipo brillante y simpático, dedicado sobre todo a la escultura animalista, lo cual no es demasiado habitual.
Siendo joven y buscando notoriedad se dio a conocer en 1927 exponiendo sus tallas de animales en las escaleras del Congreso, entre los leones de las Cortes. El desalojo de la policía y el escándalo que montó le proporcionaron la relevancia periodística que buscaba. Tallaba todo tipo de animales, a cual más exótico, y encontró una veta simpática al inferirles caracteres humanos. Surgió así una primera serie de pingüinos (Pingüino monja, Pingüino abad, Pingüino académico…) que le proporcionaron cierta fama, aunque no mucha consideración en los círculos serios.
Con la guerra se exilió a Puerto Rico y sería hacia mediados de los años setenta cuando hizo una segunda serie de Pingüinos que seguían satirizando actitudes humanas. Pues bien, con carácter premonitorio pude detectar la presencia entre sus tallas de un grupo musical probablemente inspirado, a causa de una extraña perturbación espacio temporal, en unos tales Cave Canem que deambularon por tierras hispanolusitanas.



Reconózcase cada uno de los Cave Canem en los distintos personajes. Por mi parte identifico, inconfundible, la presencia al violín del gran Pingüirroso. En el grupo superior me parece adivinar a la guitarra a un inspirado Paco Pingüino y en el extremo derecho al gran percusionista Pingüidiña dándole a los timbales con denuedo.
En un aparte puede verse al recitante de interludios Mowsespenguin ensayando enfático antes de su intervención.
P. D.: Añado por su oportunidad un término procedente del Diccionario de Coll (Editorial Planeta, 1975):
“¡Ningüino!”: Exclamación del cazador de pingüinos, cuando llega y no encuentra ni uno solo.
Introitado por Mow en 10/25/2008
http://merida75.blogspot.com/

Este es el tipo de argumento que uno piensa lo crean para desviar la atención de los verdaderos problemas de este país

 El salvajismo urbanístico permite que los constructores hagan con su pedazo de acera lo que les venga en ganas. Para caminar hay que subir, bajar, subir, tirarse al medio... para cruzar siete cuadras con obstáculos. Este es un país para yipetas y los pobres peatones estamos siendo cada vez más humillados. ¿Es que ningún Señor Poderoso puede alzar su voz para que los inspectores del ADN pongan orden en algo tan simple y necesario, cotidiano por demás como esto; en arreglar todas las veredas peatonales y no salgan con disparates como derribar una muralla que está muy bien puesta? Espero que el Ministro de Cultura no caiga en este gancho como cayó quienquiera que fuese el que dejó que la Casa de Bastidas se convirtiera en un museo infantil, o el ingenuo y populista que deja que las rocas centenarias del convento y monasterio de San Francisco sufran los embates del ruido y otras cosas con la bendita excusa de darle vida a la Zona Colonial. (Perdón Bonyé, TQM, pero yo te buscaría otro sitio).

DO AGN F AP 104

Esteban Prieto Vicioso: “Soy un defensor”.  Todos saben que yo siempre he sido un gran defensor de la muralla de 1937 de la Fortaleza Ozama. Considero que es un aporte arquitectónico e historico que hay que respetar integramente. Esa muralla es parte del puerto que se construyó en la década del 1930.
Si se quisiera devolver a la ciudad su imagen desde el río, lo primero que habría que eliminar entonces es todo el relleno que se puso para construir el puerto y por tanto se iría la Avenida del Puerto.
Quitar la muralla ademas, es condenar a la arrabalización esa franja verde que existe entre el farallón y la avenida, incluyendo la batería  baja de tiro.
Lo que es imperdonable es que esa zona verde haya estado siempre abandonada y desperdiciada. Hay que darle un uso y mantenimiento.
Creo que por respeto a la historia, a la evolución de la ciudad, a los presos políticos que estuvieron allí, a los que perdieron la vida en esa prisión, a los héroes de abril.... esa muralla no solo que no debe demolerse, sino que se debe restaurar y poner en valor.
Si el motivo de demolerla es porque representa la tiranía de Trujillo y porque es un símbolo de esa Era, entonces habría que demoler primero los edificios de los Partidos Dominicanos, incluyendo la sede actual del Ministerio de Cultura, lo cual seria un crimen cultural como considero que también sería demoler la muralla exterior de la Fortaleza de Santo Domingo o Fortaleza Ozama.
Por culpa de ese criterio de liberar los monumentos de partes agregadas se han perdido en todo el mundo buenos ejemplos de arte renacentista, barroco, moderno, etc. Afortunadamente esa práctica es cada vez menos utilizada y cada vez mas condenada.
Esa muralla forma parte de la evolución urbana de la ciudad y ya es parte de la Ciudad Colonial de Santo Domingo, Patrimonio Cultural Mundial. Demolerla, puede ir en contra de los principios establecidos en la Convencion de Patrimonio Mundial.
Erwin Cott: “no estoy de acuerdo con que lo tumben”. El arquitecto urbanista Erwin Cott sostiene que tumbar por tumbar es un criterio unilateral. “Igual queremos esconder la época de Trujillo”. 
“Yo creo que sería muy bueno que en lugar de trabajar a la ligera, se deberían crear las condiciones para mantener una época”, afirma.  
Dice que en el país hay que reconsiderar la importancia de mantener los patrimonios de la ciudad de Santo Domingo.
“Creo que sí se puede permitir una intervención en la muralla que permita coexistir las dos etapas, usar el área de parqueo y la Fortaleza Ozama, que es una parte natural”.
Cott sostiene que la muralla con todas sus condiciones expresa lo que pasó verdaderamente en la ciudad: “si borramos nuestra historia qué nos pasará?”, se pregunta, finalmente.



viernes, marzo 11

Un minuto de silencio...

A mi regreso en taxi, el ruido que lastima de la radio, cesó cuando íbamos por la avenida Sarasota y una voz dijo: "Un minuto de silencio por las víctimas del tsunami  y el terremoto en Japón, que mucho que nos han ayudado los japoneses"









                                                                 











(sé que no fue un operador sino un taxista. Me sorprendió la solidaridad inmediata. el cese rampante de lo que me provoca dolor de cabeza. Todos estamos consternados  y todos por igual amenazados frente a una naturaleza que se cansa de ser domada.

jueves, marzo 10

EL DR. ANTONIO ZAGLUL ¡VIVE!


El Archivo General de la Nación con el auspicio de Banreserva ha puesto a circular hoy las obras completas del Dr. Antonio Zaglul. Una joya que debe estar en las librerías de cada casa. Desde Mis 500 locos, Ensayos y biografías,  Apuntes,  Galería de médicos dominicanos, En las tinieblas de la locura, Despreciada en la vida y olvidada en la muerte, Biografía de Evangelina Rodríguez, la primera médica dominicana, a Ciencia y Humildad, son más de 500 páginas del sentir de uno de los dominicanos más cultos y afables que ha dado el país.

En el Tomo II, 300 páginas más donde hay una selección de los artículos publicados por este singular psiquiatra a quien llamaban Toñito Zaglul que conocí poquito pero que se ganó mi corazón al instante por afable, por simpático y  por conversador. Tiene Don Antonio un estilo moderno de frases cortas y precisas que dicen mucho de como era él. El Dr. Roberto Cassá en sus palabras, ha dado el dato de que hay mucho de la psicología del dominicano en estas obras y yo estoy absolutamente convencida de ello. Estos libros captan tu atención y te obligan a una lectura adictiva aportando aspectos de las cosas que a veces ni tomamos en cuenta como relatar hechos históricos a partir de la posición de una estatua en una calle. Es definitivamente, lectura para disfrutar y compartir en estupendas conversaciones con los amigos.

Felicito a todos cuantos han hecho posible que podamos adquirir estos maravilloso libros (Banreservas; Andrés Blanco Díaz y Ninón León de Saleme, publicaciones del AGN, Roberto Cassá) pero en especial a Josefina Zaiter y a su hija Clara Melanie (por quien mi hija Yin lai se llama también Melanie) por este indudable aporte que nos enriquece.

lunes, marzo 7

LECTURAS "LA ERA" por Eliades Acosta Matos

Hace un tiempo yo me preguntaba que hacían los novelistas que no utilizaban mucho más la historia como fuente. Hoy, Elíades Acosta Matos (Filósofo y escritor cubano. Autor de “El Apocalipsis según San George”),  nos da una pista al aplicar parte de sus investigaciones en la recreación de sucesos que caen como anillo al dedo para nuestra quebrantada atención. Los chinos, como inmigrantes en RD fueron frenados en su entrada por razones que ya se aclararán, pero mientras tanto sabemos que el autócrata Trujillo "se las puso en China" y frenó su floreciente desarrollo en la región.



UN ESPECIAL MOTIVO DE DOLOR

En este año de 1932, el Ministro de la República China en Cuba, es también el Encargado de los Intereses Chinos en la República Dominicana. Todos quieren en La Habana al simpático Dr Ping Lin.

Joven, espigado, elegante, perennemente enfundado en un impecable traje de dril 100, con su lustroso pelo negro cortado a la mitad por una raya y suaves ademanes milenarios, el Ministro chino es una figura omnipresente y bienvenida. Lo mismo organiza una cena para sus colegas diplomáticos en el Casino Nacional, que frecuenta las redacciones de "El Diario de la Marina" o "El País", dejando hojas de papel de arroz, casi transparentes, con versos de su autoría. Casi siempre escribe sobre lotos, garzas y libélulas. Cuando los directores de estos periódicos quieren que sus lectores se relajen y dejen de preocuparse por las bombas y atentados del ABC contra los esbirros y valedores de la sangrienta dictadura de Machado, echan mano a esas hojas translúcidas y reproducen en sus ediciones, por miles, los versos apaciguadores del Dr Ping Lin. El efecto es instantáneo.

De esta suerte, no debe extrañar que el Dr Ping Lin haya comenzado a ser señalado, en esta urbe estremecida por una revolución subterránea, como un hombre capaz de hacer milagros, un arquitecto de la armonía y un heraldo de la comprensión y la razón humanas. Y no solo por sus versos, sino también por el susurro de su voz, que recordaba a los arroyos que bajan de montañas. Y por una mirada imperturbable, donde podían adivinarse los estremecimientos del bambú y esa tenue luz de la sabiduría oriental que adivina el punto donde confluyen las fuerzas cósmicas, aún sobre una piedra del camino o el lomo de un perro callejero.

Por estos días, algo terrible ha sucedido, aún peor que el hallazgo de brazos de opositores a la dictadura antes desaparecidos por la Policía, dentro del estómago de tiburones pescados en la bahía. Todavía mucho peor que el decreto presidencial recién aprobado por una Cámara servil, prohibiendo la pesca de los escualos. Lo que tiene a todos en vilo es el cambio que ha dado el Dr Ping Lin. Y eso solo puede ser señal de inminentes cataclismos. La ciudad se ha replegado sobre sí misma, aún más si cabe, y se ha encogido, como esperando un puñetazo terrible en pleno rostro.

No es para menos. El apóstol de la mansedumbre y la contemporización se ha convertido, de la noche a la mañana, en un ser dominado por la furia y la desesperación. Ahora se le ve ajado, estrujado, manchado, despeinado y febril, corriendo de la oficina de correos a la Legación Dominicana, y de ahí a su cuarto de hotel, donde dicen los camareros que deambula por los pasillos como un poseso, como alguien que ha perdido la fe en la especie humana y dialoga a gritos con unos dioses desconocidos en lengua de chasquidos.

El enigma, que tiene a todos en vilo, necesitaba ser desentrañado porque la ciudad entera temblaba y rogaba por el regreso del simpático Dr Lin. Realmente, se temía a este otro que lo ha suplantado. Y la verdad no ha tardado en abrirse paso, descartando las hipótesis de mal de amores, quiebra en los negocios, y hasta embrujos de babalaos celosos de su popularidad: lo que ha hecho casi enloquecer a este santo de la concordia ha sido la recién promulgada Ley de Inmigración en la isla vecina, que discrimina de forma intolerable a sus connacionales, y los grava con impuestos injustos. O más preciso aún: la actitud irracional, sorda y ciega, que han adoptado los funcionarios dominicanos ante la suave exposición de sus argumentos irrebatibles.

Todo se ha sabido por boca del locuaz Ministro dominicano, el poeta Osvaldo Bazil, dandy modernista, que ocupa su tiempo frecuentando los "Aires Libres del Prado" y rastreando en "El Encanto" y "La Emperatriz", templos de la moda internacional, calzoncillos, camisas, vestidos, sombreros, guantes y pijamas para el Generalísimo Trujillo y María Martínez Alba, Primera Dama de oficio. No se ha podido contener y ha despotricado contra la tenaz insistencia del simpático Dr Ping Lin en su lucha quijotesca contra la Ley, porque lo ha puesto a él mismo, en malas relaciones con el Jefe. "No permitiré-bufaba entre copas de champagne-que este chino arruine todo lo que he ganado en la consideración y la amistad del Honorable Presidente Trujillo, por su inexplicable defensa de cuatro o cinco escuálidos dueños de fondas y trenes de lavandería."

No eran cuatro, luego se supo, sino cuatro centenares de chinos, todos masculinos, laboriosos, austeros, honrados y silenciosos a los que defendía, con intransigencia suicida, el otrora simpático Dr Lin. Llegados de Kinsgton, la mayoría y algunos de Cuba, soñaban con llegar a Estados Unidos. Eran descendientes también de los que construyeron el cementerio de Moca, fabricaron los ladrillos y prepararon la cal con la que se edificaron muchas casas del país. Y de los que tendieron las líneas férreas hacia el Oeste americano, abrieron con esos mismos brazos delgados el Canal de Panamá, o cortaron caña como culíes en las plantaciones cubanas. Y ahora, como premio, una nueva Ley Migratoria los segregaba del resto de los inmigrantes extranjeros, los calificaba de "exponentes de la raza mongólica", y los condenaba, junto "a los negros de África", a pagar 50 veces más que el resto por un permiso de entrada, y 16 veces más por un permiso para permanecer en el país, no importa si lo estuviese haciendo desde hacía 30 años.

El simpático Dr Ping Lin había echado a un lado sus papeles de arroz y sus versos sobre lotos, garzas y libélulas, cuando empezaron a llegar de Santo Domingo mensajes desesperados y amenazas de suicidio colectivo. Expuso todos sus argumentos a Bazil y los transmitió por su conducto, una y otra vez, en cartas persuasivas y cordiales a la Secretaría de Relaciones Exteriores, donde Max Henríquez Ureña, el Secretario, solo tuvo tiempo para discurrir sobre el concepto de "raza mongólica" como sinónimo de "raza amarilla". Tampoco tuvo suerte con los cablegramas y las cartas dirigidas al mismísimo Trujillo, ni con la condecoración que le gestionó ante su gobierno, con el fin de aplacarlo. Menos con un viaje relámpago a la isla vecina, donde no fue recibido sino por funcionarios de segundo nivel.

Lo que colmó la paciencia asiática del Dr Lin fueron las cartas remitidas por el Secretario de la Presidencia a Bazil, donde un hastiado Trujillo le indicaba transmitirle que no le escribiese más, que él solo se ocupaba de problemas de Estado, y que no trataría con él asunto alguno.

La Habana estaba consternada y en vilo. Terminaba el año terrible de 1932 y la cólera en los ojos del otrora risueño Dr Lin era la misma con la que los cubanos entraban en 1933. No hubo oídos para la justicia en el año vencido, habría que esperar el próximo.

En las noches en su hotel, y en la soledad de su lucha, el Dr Ping Lin siguió pensando en libélulas, garzas y lotos, pero nunca más escribió sobre ellos. El cocinero de Trujillo, por aquellos tiempos, era precisamente chino. Nada cambia más el carácter humano que la contemplación, impotente, de una injusticia.

El 12 de agosto de 1933 Machado sería barrido por una revolución.

Algo terrible ha

sucedido, aún peor

que el hallazgo de brazos

de opositores a la

dictadura antes

desaparecidos por

la Policía, dentro del

estómago de tiburones

pescados en la bahía.

Nota: Los nombres de los personajes de la serie "La Era" son ficticios, y los sucesos rigurosamente ciertos. Los documentos que los avalan pueden consultarse en el Archivo General de la Nación, donde el autor investiga para publicar próximamente un libro sobre las redes secretas de Trujillo en Cuba.


sábado, marzo 5

El sol de Santo Domingo sorprende a todos con nuevo fulgor



Para mi amiga Alba, allá en Azuqueca de Henares

Por Leibi Ng, enviada especial

"Como si el sol se convirtiera en una gigantesca rueda de maduro limón..."

Esta mañana, todo el pueblo ha despertado con el gozoso resplandor de un cielo nuevo. De madrugada, avisados por un pescador del mar Caribe, los escasos transeúntes del malecón, miraron sorprendidos el nacimiento de un novedoso fulgor en el horizonte que aventajaba por mucho la brillantez normal del amanecer dominicano.
Ciertamente, nacía el Astro Rey, pero no era como todas las mañanas. Había un encuentro de colores detrás de las nubes que recordaba las bodas de los dioses. Por eso, todos quedaron embelesados al presenciar, poquito a poco, la atmósfera que irradiaba ráfagas color lima limón y plata en una metáfora inenarrable de esplendor ambarino.
Hilario Feliz, director del Ministerio de Alboradas, Ocasos y Atardeceres, declaró a este medio informativo que nunca había sentido tanta admiración ante el amanecer y que sólo la contemplación del campesino criollo, inclinada la testa ante la tierra preñada, recogiendo el fruto de la semilla sembrada, le había provocado la euforia enternecida de esta luz transparente que todos contemplaban.
Luz Blanquita, una vecina de Santo Domingo, residente en la calle La Estrelleta, dejó escapar una lágrima cuando los pescadores lanzaron sus redes al unísono, en un tributo tejido ante el nuevo día.
Blanco Liz, limpiabotas de la Palo Hincado quedó petrificado en el Fuerte de San Gil al ser tocado en su piel bronceada por los rayos luminosos que lo hicieron ver dorado, como la estatua del Caonabo del Parque Mirador.
Por su parte Alba Lucía, gerente de uno de los hoteles que están situados frente al mar Caribe, expresó su admiración y la de sus huéspedes al observar el fenómeno luminoso puntualizando que con una repetición puntual del fenómeno, lograrían elevar los índices de ocupación superando a Puerto Rico, Jamaica y a la misma Cuba.
La mejor descripción fue suministrada a esta periodista por un taxista que transportaba a un turista por la avenida George Washington después de recogerlo en la parte alta de la ciudad: "Fue como si el sol se convirtiera en una gigantesca rueda de limón. Fresca y jugosa, soltando una luz de lo más hermosa". A seguidas, el turista subrayó: -Beautiful! It´s Great!
Claro Candela, historiador y catedrático de la Universidad de la Luz, desmitificó el hecho declarando que todo se debe a un fenómeno atmosférico predecible cada cien años, pero que pasó inadvertido por las malas condiciones de los equipos de la institución educativa. Sin embargo, los estudiantes de sismología, entrevistados minutos más tarde, aseveraron que ningún equipo era capaz de predecir el fenómeno luminoso o lumínico puesto que se dieron condiciones exactas de la atmósfera, la luz, la posición de las nubes y el surgimiento del sol, junto al cálido aliento del mar Caribe, que proporcionaron la repuesta tropical de un cielo tocado por la máxima dulzura del pueblo que cobija, alienta e ilumina.
La Alborada, descrita en el diccionario como "Tiempo de amanecer o rayar el día", tiene como sinónimo Alba. Otras acepciones son la conocida en los ejércitos cuando tocan un instrumento llamado corneta, que soplado al aire libre en ese momento del día, se utiliza también como toque de diana y que nadie repite por pudor las palabras gruesas que desata tras su llamado en ejércitos y campamentos.
Pero además, el vocablo es conocido como "composición poética o musical en que se canta a la mañana". Y creemos que precisamente esto es lo que motivó a la Rondalla Universitaria, que ni corta ni perezosa, (regresaban de una presentación en el interior y no habían dormido), hicieron detener el autobús y todos instrumentos en manos empezaron a cantar el conocido: "Olololey, loley, lololay... qué lindo es cuando amanece...". Y es así como todas las ventanas de los lujosos hoteles del malecón de Santo Domingo, los negocios, los restaurantes, el Ministerio de Cultura, el cerrado parque Eugenio María de Hostos, los kiokos del ADN... fueron iluminándose en solidaridad con el sol caribeño que majestuoso se prodigaba a pleno esplendor para todos, absolutamente todos los hijos de Quisqueya y sus visitantes, amigos y relacionados.

Una boca pálida, por Farah Hallal

Una mano sangrante se me funde en el pecho. La perfección del pétalo tiene este charco de sangre. Una  boca muere gozosa y poseída, ...