sábado, enero 1

La llevo en el alma

Creo que es la oración perfecta después del Padre Nuestro

No hay comentarios:

EVARISTO LAGUNA: Dos historias y una utopía por la convivencia pacífica