Gracias a la publicidad


(El aviso que motivó la nota fue removido de YouTube, por lo que lo sustituyo por éste. LNG).

Mi primer anuncio fue para Fondo Editorial, la empresa de Miguel y Minerva Cocco que distribuye Tobogán y que tiene el mérito de haber introducido al país editoriales de gran prestigio a nivel mundial, los libros más consistentes de la época y sobre todo ¡bien hechos, bien empastados, bellísimos! Pues ese anuncio para Fondo Editorial fue a insistencia de Miguel porque yo no me creía que podía escribir. Yo decía que esa librería era un barril sin fondo, donde se podían encontrar todos los libros del mundo y donde le podíamos editar su obra también, más o menos. Mi comadre Rachêl le puso a un chino haciendo caligrafía como soporte gráfico. El asunto es que cuando ese aviso salió en los diarios, Yaqui Núñez del Risco, que me conocía un poquito, me llamó y me preguntó si yo estaba interesada en trabajar en publicidad. Yo me sentí muy halagada, pero no. La publicidad era un instrumento del maldito capitalismo, ¿cómo le iba yo a hacer el juego a ese monstruo? Si acabar con la pobreza, el analfabetismo, la falta de vivienda, la falta de salud, la mala distribución de la riqueza... todo eso era producto de los capitalistas insaciables y sigue siéndolo y por favor, que no se me ofendan los capitalistas honrados que conozco y que no conozco, quienes explotan a sus obreros bajo las normas de la cristiandad ¡son las reglas del juego que el que más sabe y tiene viva del más pendejo!

Pues bien, pasó el tiempo y yo me vi trabajando en publicidad por muchos años y obviamente, mis inclinaciones hacia lo institucional me marcaron: que si el librito de un cidí, que si el discurso tal, que si la campaña de reforestación... Realmente, y se lo dije a Matías en Young&Rubicam, yo no soy creativa. Yo sólo quiero un mundo con valores. Por eso renuncié dizque para escribir cuentos y claro que no lo he hecho, pero no puedo dejar de doblegar mi simplona humanidad ante productos como el que me ha enviado Minerva y que me ha puesto a llorar como una idiota.

Comentarios

Entradas populares