viernes, diciembre 3

¡SACA EL 4%!

La necesaria historia de una exposición por Natalia González Tejera



Natalia Gonzalez Tejera
El doble papel de investigadora del tema del exilio republicano español en la República Dominicana y el de hija y sobrina de más de uno de los exiliados presentes en esta sala, me pone frente a ustedes con el objetivo de hacer un breve recuento de la evolución histórica de la exposición que presentamos hoy en el Archivo General de la Nación.

Hace algo más de 20 años, el historiador Juan Alfonseca Giner de los Ríos inició un estudio documental exhaustivo de los fondos referentes al exilio español en Santo Domingo. Después de Alfonseca, hemos seguido otros en el esfuerzo de localizar la mayor cantidad de información para sacar del anonimato a todos aquellos que llegaron a tierras dominicanas entre los meses de noviembre de 1939 y julio de 1940.
Juan Bernaldo Alfonseca Giner de los Ríos como docente. México

Ninguno de nuestros trabajos, publicados o inéditos, hubiera sido posible si el AGN no hubiera pasado por un proceso de organización y valorización de sus fondos. Este hecho ha permitido que los investigadores podamos examinar todas las fuentes de manera efectiva, no solo las tradicionales documentales, sino también las orales y audiovisuales.



Desde el año 2006, el Área de Historia Oral de este Archivo, inició el proceso de recolección de testimonios de los exiliados españoles bajo el proyecto “Voces del exilio español” y a principios del 2009 el Área de Fotografías amplió el número de imágenes de los exiliados, gracias a generosas donaciones de muchos de los presentes, de manera que estos años han sido decisivos en la reconstrucción de tantas vidas que quedaron marcadas por la historia y que entre todos seguimos rehaciendo en un proceso que revitaliza nuestra cultura.

La profesora Natalia González ofrece datos al Sr. Félix Martínez y a Dñª Rosa Vieira.

La exposición presentada hoy, es la tercera edición corregida y ampliada de la primera muestra, llamada “Más fuerte que la muerte”, inaugurada a mediados del 2008 y curada por la artista gráfica Graciela Azcárate.

Esa primera exposición constituyó un éxito en términos de la gran cantidad de público que afluyó a la verja perimetral del AGN a observar los horrores de la guerra civil y sus consecuencias, a conocer los lugares donde, a su llegada a suelo dominicano, se establecerían los refugiados y la labor, sobre todo, en el terreno de las bellas artes que los exiliados rendirían en esta, su patria de adopción momentánea.



Al año siguiente, el Centro de Estudios Andaluces, en coordinación con el Archivo General de la Nación y la presidencia de la República, nos solicitaron una reformulación de la exposición, con la encomienda de que agregáramos a la misma más elementos propios del exilio republicano en Santo Domingo, donde los rostros de niños y jóvenes fueran los de aquellos que asumieron para siempre esta media isla como suya y que tomáramos en consideración el importante aporte a la educación dejado por los inmigrantes.

Diez nuevos paneles surgieron de esta iniciativa y por primera vez en España el exilio republicano español en la República Dominicana se colocaba en un lugar de importancia histórica al salir a la luz fuera de nuestras fronteras, su relevante papel en el subsecuente desarrollo cultural y político del país de acogida. Se hizo incuestionable el que, a pesar de haber sido el exilio español en República Dominicana de corta duración, había dejado una huella imborrable, no solo a los dominicanos, sino también a todos aquellos que pasaron por estas tierras y fijaron posteriormente residencia en otras latitudes. Esa segunda versión de “Más fuerte que la muerte” todavía recorre la geografía hispánica.

Tanto la primera como la segunda versión gráfica de la muestra, tenían el soporte histórico de la conferencia “El exilio de republicanos españoles a República Dominicana, 1939-1940”, dictada por mí en el local de la Academia Dominicana de la Historia la noche del lunes 23 de julio de 2007, posteriormente publicada en la revista Clío 174.



Esta tercera versión que conmemora el 70 Aniversario de la llegada de los refugiados, me fue encomendada por el Dr. Juan Daniel Balcácer, director de la Comisión Permanente de Efemérides Patria, y el Dr. Roberto Cassá, Director de este AGN, y para la misma conté con la pronta colaboración de la señora Leiby Ng, Encargada de Exposiciones y Catálogos, del Departamento de Materiales Especiales, así como de los excelentes y jóvenes artistas gráficos, Gadiel Acosta, Encargado del Área de Fotografía y Esteban Rimoli, del Departamento de Investigación y Divulgación, así como del apoyo fotográfico y de digitación de Alfredo Vásquez y José Rafael Jiménez del Departamento de Materiales Especiales. Este equipo ha logrado plasmar una idea visual fresca, novedosa y didáctica a partir de la original “Más fuerte que la muerte”. En esta versión se ha buscado resaltar con textos cortos la relevancia de las imágenes que hablan por sí mismas, y que destacan por su altísima calidad, lo que nos permite acercarnos como testigos al drama estremecedor vivido por quienes fueron sacados de su patria tan dolorosamente y aún así crearon, vivificaron, reprodujeron y multiplicaron la esencia que nos legaron. Son treinta paneles en los que se rescata a los pensadores, poetas y escritores del exilio con la utilización de sus textos narrativos y poéticos, autores que llenaron con su obra el cometido de expresar la angustia y soledad del exilio y las esperanzas de todos los trasterrados, así como sus valiosas observaciones de la vida que intentaron transformar.



Con este nuevo trabajo hemos intentado aquilatar equilibradamente los aportes de los refugiados españoles en la República Dominicana a nuestro alcance. Hemos introducido y resaltado la cuestión de las colonias agrícolas, en la que hemos estado trabajando minuciosamente. Todavía quedan muchos paneles pendientes de hacer, muchos personajes y colectivos del exilio a quienes rescatar del olvido, libros por escribir, textos que recopilar... Serán nuevas tareas a emprender en un futuro no muy lejano, siempre bajo la estrecha colaboración entre el AGN como institución motivadora, los refugiados españoles como protagonistas de la historia, y el personal dedicado a poner al alcance de todos, los importantes acervos históricos que nos enriquecen.



Entre los asistentes estuvieron Margarita González, María Dolores González, María Isidra Bernaldo de Quirós, Mercedes Sabater de Macarrulla, Ana América Aparicio, José Eduardo Barros, Félix Juan Barros, Rosalía de Rodríguez, Laura Gil, Teresa Tei Vda. Barros, Antonio Tonal, Felicidad Martín Blasco, Dolores Cardona Valldepérez, Miguelina Lizardo de Díaz, Natalia González, Luis Arambilet, Ángeles Díaz López, Laura Gil, Girbes E. (Lowell Wipple), María Rosario Lucas Vda. Tavárez, Carlos González, José Antonio Rodríguez, Juan Gil Argelés y esposa, entre otros.

Juan Carlos Muñoz Vargas: HIJO DE EXILIADOS REPUBLICANOS ESPAÑOLES EN MÉXICO

Original sin duda. Invito a conocerlo

Mexicano, por fortuna, nazco en la Ciudad de México en marzo de 1978. Nieto de dos exilios muy distintos pero igual de improbables, uno más violento, ambos duros. Hijo de familia singular, libre, pero no tanto, conservadora, pero no tanto, extraña, pero no tanto. Los estudios interrumpen mi educación, veinte años durante los cuales sólo mis escapadas me confirman que hay una vida afuera, aquí afuera. “Comunicólogo” por licencia, administrador por ambición, músico por terquedad y escritor por ingenuidad, viajero cuando logro soltar mis propias cadenas. A veces escuchando, a veces saboreando, mirando u oliendo, pero siempre sintiendo, a veces -las mejores- sin hacer nada. Contradictorio, radical y solitario, mestizo por sangre y por convicción, sin banderas pero con un pequeño pedazo de tierra propio, casi siempre aquél en donde termina un país y sólo en barco se puede continuar.

EVARISTO LAGUNA: Dos historias y una utopía por la convivencia pacífica