sábado, noviembre 27

Nada se logra con violencia ni se logrará




Mañana ya la sangre no estará
Al caer la lluvia se la llevará
Acero y piel combinación tan cruel
Pero algo en nuestras mentes quedará

Un acto así terminará
Con una vida y nada más 
Nada se logra con violencia
Ni se logrará
Aquellos que han nacido en un mundo así
No olviden su fragilidad 
Lloras tú y lloro yo
Y el cielo también, y el cielo también
Lloras tú y lloro yo
Que fragilidad, que fragilidad

EVARISTO LAGUNA: Dos historias y una utopía por la convivencia pacífica