martes, febrero 23

Danny Rivera y Rosa Ng

Luchar por la justicia, el que quiera tener paz.
Tu pueblo es mi pueblo, que sufre y trabaja
Tu pecho es mi pecho, que siente y que ama
Tu sangre es mi sangre, tu selva es mi playa
Tu lucha es mi lucha, por ser siempre nada.
Tu puerto es mi puerto, de barcos piratas
Y somos muñecos, de aquel que nos paga
Como las mentiras, monedas baratas
Sembrando pobrezas, banderas en casa.
¿Todos, están listos para cantar, están listos?
Yo quiero un pueblo, que ría y que cante
Yo quiero un pueblo, que baile en las calles
Yo quiero un pueblo,
Yo quiero un pueblo, que ría y que cante
Yo quiero un pueblo, que baile en las calles
Yo quiero un pueblo
Tu gente es mi gente, tu hambre es mi hambre
Tu rabia es mi rabia, que no importa nadie
Y mis ilusiones por querer ser alguien
Y a estar separados, aquí entre dos calles.
Tu pueblo es mi pueblo, que sufre y trabaja
Tu pecho es mi pecho, que siente y que ama
Tu sangre es mi sangre, tu selva es mi playa
Tu lucha es mi lucha, por ser siempre nada.
Yo quiero un pueblo, que ría y que cante
Yo quiero un pueblo, que baile en las calles
Yo quiero un pueblo,
Yo quiero un pueblo, que ría y que cante
Yo quiero un pueblo, que baile en las calles
Yo quiero un pueblo, que ría y que cante
Yo quiero un pueblo, que baile en las calles
Yo quiero un pueblo, un pueblo que ame
Tu pueblo es mi pueblo, un pueblo que ame
Que ame

Posted by Picasa

Jeovanny, héroe de la celebración del Año Nuevo Chino

Jeovanny, de la Fundación Flor para Todos, Inc., no escatimó esfuerzos para contribuir a que el festejo quedara brillante y colorido. A partir del 2011, la tradición será cada vez más y más enriquecedora para los dos pueblos que en el Barrio Chino se dan la mano.
Posted by Picasa

Marino Joa, héroe de la celebración del Año nuevo chino

Ya lo había demostrado tanto en la Feria de exportadores e importadores como en el 60 Aniversario celebrado en Isabel Villa. Marino Joa es un productor de eventos en toda la talla. Un reconocimiento agradecido para quien pone todo su trabajo (e invierte) en el desarrollo de su comunidad. ¡Bravo, Marino!

EVARISTO LAGUNA: Dos historias y una utopía por la convivencia pacífica