sábado, diciembre 11

¡Se casan don Eduardo y Reyna!

Ambos contrayentes se conocieron en la Fundación Cruz Jiminián y decidieron unir sus vidas en matrimonio

Boda de envejecientes “Otra obra de Cruz Jiminián” despertó gran ternura y felicidad entre los asistentes
Manuel Corripio Alonso: conoce la obra de este gran hombre, Jiminián y señaló “cuando uno ve obras como esa es imposible quedarse indiferente”

Por El Nacional & Prensa Internacional Dominicana (PID) 
Margarita Brito (m..brito elnacional.com) y Maiztegri Sánchez (PID) Reportera Social

Diciembre 2010 (PID).- La edad no es motivo para abandonar sus sueños, esto fue lo que demostraron Reyna Pérez Paredes, de 63 años y Eduardo de los Santos, de 85, quienes se casaron ayer, en una emotiva ceremonia realizada en el restaurante La Cotorra, del parque Mirador Norte, en Villa Mella, donde asistieron cientos de invitados, niños, mayores y envejecientes, para desearle felicidades a los novios.
La boda fue apadrinada por el empresario Manuel Corripio Alonso e Isabel Reyes. Ambos contrayentes se conocieron en la Fundación Cruz Jiminián, donde acuden a diario para almorzar y compartir con otras personas de la tercera edad, en uno de los programas que realiza la Fundación Jiminián para las personas de la tercera edad, abandonados por una sociedad injusta que no piensa que tendrán que llegar a ser mayores de edad.
TESTIGOS: CRUZ JIMINIAN Y SU ESPOSA ALIDA
Los testigos fueron el doctor Félix Antonio Cruz Jiminián y su esposa doña Alida María Camacho de Cruz.
El doctor Cruz Jiminián dijo que a pesar de que no fueron casados por un juez civil, ya que De los Santos no aparece en ningún registro, fueron casados por el padre Rogelio Cruz, (El cura de los descamisados) en una ceremonia muy popular no común entre las personas sin recursos, el presidente de la Junta Central Electoral se comprometió a gestionarle los documentos de lugar.
"Esta es una boda real", señaló Jiminián, poco antes de que la pareja se jurara "amor eterno", ante las palabras del padre Rogelio Cruz, (El cura de los descamisados) ante parientes, invitados y envejecientes amigos. El señor Ramón Álvarez, presidente de la Fundación que lleva su nombre tomó el juramento de la pareja.
Ambos emocionados, dijeron sentirse muy felices. Es la primera vez que Reyna Pérez Paredes contrae nupcias, pese a que tiene tres hijos y varios nietos. Por su lado, el novio  estuvo casado en otras dos ocasiones y es padre de 11  hijos, que le han dado 35 nietos y un bisnieto.
Reyna y Eduardo llevaban cerca de un año de novios, cosa que reiteraron en varias ocasiones. La noticia llegó a oídos del doctor Jiminián, quien de inmediato dijo que había que casarlos. También se entero de esta historia Manuel Corripio Alonso, uno de los hijos de José Luis "Pepin" Corripio, quien de inmediato se ofreció a apadrinar la boda.
MANUEL CORRIPIO ALONSO
Manuel Corripio Alonso dijo que conoce la obra de este gran hombre, el doctor Jiminián y señaló que "cuando uno ve obras como esas es imposible quedarse indiferente". Destacó la labor de la Fundación Jiminián, para  dar salud a personas que no tienen posibilidades, en algunos casos materiales y en otras afectiva. "Es maravilloso encontrar la historia de don Eduardo y Reyna y ver como en cualquier circunstancia florece la esperanza, ver que a sus 85 años ve la vida con ilusión, expresó.
Destacó que a su edad, el feliz novio, quiere cambiar de trabajo, actualmente es  corredor de bienes raíces y asume el matrimonio con ilusión para el futuro. "Es un ejemplo para los jóvenes, a muchos les cuesta iniciar actividades por si mismos, él quiere trabajar si lo acogen, porque dice que tiene energía, debe ser un ejemplo para todos". Destacó que casos como el de la pareja es necesario que salgan a la luz, como una muestra de que siempre se puede comenzar de nuevo.
CIENTOS DE ASISTENTES AL ACTO
Entre los asistentes a la boda de Reyna y Eduardo, miembros de la tercera edad que demostraron que si se puede cuando se quiere, allí estuvieron los padrinos el empresario Manuel Corripio Alonso e Isabel Reyes. Los testigos el doctor Félix Antonio Cruz Jiminián y su esposa doña Alida María Camacho de Cruz. el empresario y politico Rafael Antonio (Renzo) Olacio y su esposa la doctora Viviana Reyez, la doctora Nereida de León, Ramón Álvarez y Doña Evelyn De Álvarez, José Toribio, Doña Tania Martínez De Peña, el profesor Andrés Ramos, el Periodista Nelson, el Hijo de famoso "Pildorin" cómico dominicano Niningo Sepúlveda, el profesor Juan Valdez, que no tiene nada que ver con el del Café, El Chino, chofer de la Fundación, José Ángel el Santa Clo, de la Fundación Jiminián, el periodista Nemen Nader editor director de este diario digital y su hijo Yasser Arafat Nader Núñez, la Sargento Kennya la Gorda, Niurca Solís y cientos de personas que no tenemos su nombres por la negligencia y la negativa de cooperar "como siempre" de parte del departamento de Prensa y Relaciones Publicas de la Fundación Jiminián, que parece que estos nombres los quieren mantener en secreto.   
 
UNA HISTORIA DE AMOR
Como Florentino Ariza y Fermina Daza,  de la novela de García Marquez, "El amor en los tiempos de cólera", quienes se casaron el de 83 y ella de 70, años; Reyna y Eduardo demostraron que para el amor no hay edad. Y le ha tocado el tiempo de cólera en la República Dominicana, El dice que lo que más le gustó de ella fueron sus ojos, "su vista".  "Teníamos casi un año de enamorados y me chivatearon con el doctor Tonito", "Así  llama el pueblo al doctor Jiminián" dijo en forma jocosa. De su lado, Reyna dijo que le gusta todo de él y que está feliz. Los novios pasarán su luna de miel en un hotel de Boca Chica. 
Escrito por: Margarita Brito (m..brito elnacional.com) y Maiztegri Sánchez (PID) Reportera Social - http://www.diariof27.com/articulo,10757,html

No hay comentarios:

Una boca pálida, por Farah Hallal

Una mano sangrante se me funde en el pecho. La perfección del pétalo tiene este charco de sangre. Una  boca muere gozosa y poseída, ...