Roberto Cassá: Diputados quieren reivindicar el trujillismo


Escrito por: Indhira Zorrilla
SANTO DOMINGO.-El historiador y director del Archivo General de la Nación (AGN), Roberto Cassá, consideró no justo el proyecto del Museo de la Era de Trujillo elaborado por seis diputados del Partido Revolucionario Dominicano, con el fin de mostrar las luces que pudiera haber tenido la dictadura.
Cassá dijo que los legisladores no disimulan su propósito de reivindicar el trujillismo y aseguró que este proyecto está concebido como una apología a la dictadura porque las luces a la que se refieren nunca existieron.
El historiador, al ser entrevistado por Huchi Lora en el programa El Día que se trasmite por Telesistema Canal 11, manifestó que este proyecto invita a los historiadores a restituir la verdad del proceso de la dictadura para asumir una tarea crítica, histórica, cultural y retrospectiva.
A la vez entiende que aun falta mucho por conocer en la historia dominicana, “ y hay que reconocer la criminalidad de la dictadura el cual fue un proceso tortuoso, difícil y lento, que no finalizó con la muerte del tirano, sino más bien continuó regido por los herederos de Trujillo en el periodo 1966-1978”.
“Reconozco que ellos están ejerciendo su derecho con respecto a la libre expresión, a la militancia política entre otro, pero la sociedad también tiene derecho de defender, e impedir que continúe la tradición de autoritarismo y criminalidad”, expresó Cassá.
Roberto Cassá llamó mamotreto al libro “creado” por Angelita Trujillo y manifestó que hay mas personas detrás de esta creación.


DOS POEMAS DE NICOLÁS GUILLÉN

LA SANGRE ES UN MAR INMENSO


La sangre es un mar inmenso
que baña todas las playas...

Sobre sangre van los hombres,
navegando en sus barcazas:
reman, que reman, que reman,
¡nunca de remar descansan!

Al negro de negra piel
la sangre el cuerpo le baña;
la misma sangre, corriendo,
hierve bajo carne blanca.

¿Quién vio la carne amarilla,
cuando las venas estallan,
sangrar sino con la roja
sangre con que todos sangran?

¡Ay del que separa niños,
porque a los hombres separa!
El sol sale cada día,
va tocando en cada casa,
da un golpe con su bastón,
y suelta una carcajada...

¡Que salga la vida al sol,
de donde tantos la aguardan,
y veréis cómo la vida
corre de sol empapada!

La vida vida saltando,
la vida suelta y sin vallas,
vida de la carne negra,
vida de la carne blanca,
y de la carne amarilla,
con sus sangres desplegadas. . .

¡Los niños, fascinados, 

se van levantando, 
y rodean a la madre, 
que los abraza formando un grupo con ellos, 
pegados a su alrededor. Continúa!:

Sobre sangre van los hombres
navegando en sus barcazas:
reman, que reman, que reman,
¡nunca de remar descansan!

Ay de quien no tenga sangre,
porque de remar acaba,
y si acaba de remar,
da con su cuerpo en la playa,
un cuerpo seco y vacío,
un cuerpo roto y sin alma,
¡un cuerpo roto y sin alma! . . 




BURGUESES


No me dan pena los burgueses vencidos.
Y cuando pienso que van a darme pena,
aprieto bien los dientes, y cierro bien los ojos.

Pienso en mis largos días sin zapatos ni rosas,
pienso en mis largos días sin sombrero ni nubes,
pienso en mis largos días sin camisa ni sueños,
pienso en mis largos días con mi piel prohibida,
pienso en mis largos días Y

No pase, por favor, esto es un club.
La nómina está llena.
No hay pieza en el hotel.
El señor ha salido.

Se busca una muchacha.
Fraude en las elecciones.
Gran baile para ciegos.

Cayó el premio mayor en Santa Clara.
Tómbola para huérfanos.
El caballero está en París.
La señora marquesa no recibe.
En fin Y

Que todo lo recuerdo y como todo lo recuerdo,
¿qué carajo me pide usted que haga?
Además, pregúnteles,
estoy seguro de que también
recuerdan ellos.

Comentarios

Entradas populares