sábado, julio 10

Idioma de los dioses

Idioma de los dioses

De ti, como de un río, 
adoro cuanto fluye. 
Volando y danzando 
como los dioses hablan. 

Amo tu rápida presencia, 
única manera de pasar, 
transfigurando en vuelo la quietud y la espera. 

Idioma poderoso del mineral y el árbol. 
Néctar salobre de las venas abiertas 
y miembros destajados en torno a la deidad. 
Palabras innúmeras con las que atemorizo 
y a la vez encanto las huestes de la noche 
y escuderos del día. 

Voces muy alzadas 
en sus puntas de roble, 
con las que canta el mago, 
gobierna el azar 
y predomina un orden geométrico de hielo. 

Grande la ocasión en que algo 
se consume y con su muerte alumbra
 y destapa lo esperado. 

Ahora canto y bailo y salpico de luz las brechas 
de la sombra entre las llamas. Volando y danzando, 
como los dioses hablan. 

Del aire me sostengo, 
el universo en mí se apoya, 
gira espeso. Mi verso 
ha domado al vellocino de oro 
y ya diezmó mi brazo 
a los jinetes bravos, 
a cuyos restos doy mi canción 
y mi otra espada. 

Grande la ocasión en que todos danzamos, 
como dioses mirando la miseria del reino. 

Palabras que brindaron alma y cuerpo a las ciudades. 
Soberano idioma, lenguaje de las piedras, 
del laurel, del río adormecido en sus meandros; 
alfabeto de grutas intocadas, 
de lagos suspendidos y pájaros mudos henchidos de placer. 

De ti, como de un río, 
adoro cuanto es 
y ya no es y se transforma 
y pasa y queda suspendido. 

Oh idioma venturoso de los labios y las manos, 
de las praderas altas, 
los barcos diminutos, 
la cruz centuplicada 
en un mismo sendero. 

Oh danza de las danzas, 
con que los dioses cantan y bailan y nos llaman.



JOSÉ MÁRMOL
Nació en Santo Domingo, República Dominicana, en 1960. Estudió filosofía y lingüística aplicada. Profesor y coordinador de la cátedra de filosofía en prestigiosas universidades dominicanas. Fundador y director de la Colección Egro de Poesía Dominicana Contemporánea. Ha publicado los siguientes poemarios: El ojo del arúspice (1984), Encuentro con las mismas otredades I (1985),La invención del día (Premio Nacional de Poesía 1987), Encuentro con las mismas otredades II (1989), Poema 24 al Ozama: acuarela (plaquette con grabados de Rufino de Mingo, Madrid, 1990), Lengua de paraíso (Premio Pedro Henríquez Ureña 1992),Deus ex machina (Premio de Poesía Casa de Teatro 1994 y Accésit al Premio Internacional de Poesía “Eliseo Diego”, Excelsior, México, en ese mismo año), Lengua de paraíso y otros poemas (1997) y Criatura del aire (1999). En prosa ha publicadoMonografía sobre Rufino de Mingo (en colaboración con José David Miranda, Madrid, 1991), Ética del poetaescritos sobre literatura y arte (1997) y Premisas para morir, aforismos y fragmentos (1999).

No hay comentarios:

Una boca pálida, por Farah Hallal

Una mano sangrante se me funde en el pecho. La perfección del pétalo tiene este charco de sangre. Una  boca muere gozosa y poseída, ...