El cuento es el producto más alto que tiene la lengua

QUITO. La escritora quiteña Leonor Bravo habló en su casa sobre la quinta edición de la Maratón del Cuento, Una Ciudad que Lee.


Lunes 10 de mayo del 2010


Arte y cultura ‘El cuento es el producto más alto que tiene la lengua’

CRISTÓBAL PEÑAFIEL

Leonor Bravo es la organizadora por cinco años consecutivos de la Maratón del Cuento, un evento que consta además de una serie de actividades complementarias que despiertan el interés de los quiteños amantes de la lectura durante toda una semana. La Maratón del Cuento, Una Ciudad que Lee, en Quito, busca ir más allá para lograr que su eslogan consagre a “Por un Ecuador que lee...”. En esta ocasión, la Maratón del Cuento se realizará desde mañana hasta el 16 de mayo. Bravo, quien comanda la actividad, afirma que organizarla le quita el sueño y le aumenta la tensión, pero lo contrarresta con valentía.




¿Por qué tiene muchas figuras de dragones en su oficina?

Yo soy dragón en el signo chino.

¿Cuáles son las características de las personas que pertenecen a este signo?

Ser valiente, audaz, emprendedora, noble, sincera...



¿Todo eso es Leonor Bravo?

Valiente sí soy, porque haberme metido a hacer la Maratón del Cuento durante tantos años es una gran valentía y un gran trabajo. Todavía resulta difícil convencer a la gente para que apoye un evento como este. Todavía tanto el Estado como la empresa privada no le dan la suficiente importancia a la lectura. Por suerte, este año ya tenemos el apoyo de entidades como el Ministerio de Cultura.
¿Es decir que a todas las personas y entidades que deben apoyar eventos como este les falta valentía y ser del signo dragón?

No, pero en el país todavía se piensa que la lectura es un pasatiempo grato solamente. Y es un pasatiempo grato, pero también es la base del conocimiento. En estos momentos no se pueden obtener conocimientos sólidos sin la lectura, porque el cine y la televisión le dan otro tipo de conocimiento, pero no le permite el desarrollo teórico que da la lectura. Esto aún no se ve en el país con claridad.

¿Y la Maratón del Cuento contribuye a superar esas deficiencias?

Este evento nos ha dado frutos porque la empresa privada y el Estado nos comienzan a apoyar. El año anterior, en la cuarta Maratón, tuvimos 40 mil personas asistiendo el sábado y el domingo, en el parque Itchimbía.

¿Cuántas personas esperan tener en esta ocasión?

No me atrevo a vaticinar, sobre todo en estos días lluviosos, pero ya los niños relacionan el Itchimbía con la Maratón del Cuento, con los libros, y eso es importante. Un pueblo que lee tiene mejores condiciones de desarrollo que un pueblo que no lee.

¿Cuáles son las diferencias de esta quinta maratón con relación a las anteriores?

Tenemos un seminario más, denominado ‘Protagonistas claves de la literatura infantil’, en el que este año hemos hecho énfasis en la lectura y en el manejo de bibliotecas, con invitados internacionales. Tendremos como expositores a María Beatriz Medina, de Venezuela; Manuel Peña Muñoz, de Chile; Claudia Rodríguez, de Colombia; y Rubén Silva, de Perú. En el otro seminario, ‘El arte de la ilustración’, tendremos como expositores a Javier Zabala, de España; Gerald Espinoza, de Venezuela; y Eduardo Villacís, de Ecuador.

¿Y quiénes leerán cuentos?

Estaremos los escritores del grupo Girándula, que somos trece, pero tendremos además, invitados especiales como el vicepresidente de la República, Lenin Moreno; el montañista Iván Vallejo; estarán también personajes del teatro y de la televisión. En el caso de Iván Vallejo, por ejemplo, él es un montañista súper importante en Ecuador y en el mundo, y es un ejemplo de tenacidad, de lucha, de desarrollo humano. Y si los chicos ven que Iván Vallejo les lee un cuento, asocian esa figura con la literatura y ven que la literatura es importante para otro tipo de personas también.

¿Qué se ha logrado con los cuatro eventos anteriores?

Dos cosas fundamentales en las que seguimos trabajando: llamar la atención de la sociedad hacia la importancia de la lectura; creo que se está leyendo más; además, el hecho de que el Estado ecuatoriano nos esté apoyando más ahora quiere decir que nuestros esfuerzos han caído en un terreno fértil.

¿Por qué el cuento y no maratón de poesía o de novela...?

El cuento es un material que en diez minutos da una idea completa. Sí hemos leído capítulos de novela también, pero le pusimos Maratón del Cuento porque es un nombre llamativo.

¿Y cómo hacer para que la lectura de los cuentos no se vuelva monótona?

Tenemos montones de cosas. Es un evento muy interesante. Este año nuestros compañeros ilustradores motivarán a los niños a que escriban cuentos y esos cuentos serán ilustrados y luego se harán unos libros gigantes con esos cuentos. Pero también tendremos más actos interesantes.

¿Cómo qué?

Hemos capacitado a 25 chicas, la mayoría estudiantes de educación parvularia de cuatro universidades de Quito, en manejo corporal, de voz, de grupos y en dinámicas de animación lectora y lectura en voz alta. Y un grupo de jóvenes estará listo para leer a grupos de niños, de ancianos, de jóvenes y de adultos.

¿Y qué es leer en voz alta?

Es la principal estrategia que se está utilizando para conquistar a los niños hacia la lectura, porque la voz humana ya tiene una intención, y esa intención le permite comprender al niño. Si uno no comprende, no está leyendo aunque repita las palabras. La comprensión lectora es uno de los ejercicios más complicados en los niños. Antes se pensaba que lo más complicado era la Matemática y no es así, porque la Matemática es lógica: dos más dos son cuatro y no hay otra opción.
¿Y el cuento qué es?

El cuento es el producto más alto que tiene la lengua. Por eso hacemos énfasis en la lectura-literatura. La comprensión del cuento está condicionada a montones de cosas. No es lo mismo un cuento leído por un niño que vive en El Puyo que por uno que vive en Nueva York. ¿Por qué?: porque su medio ambiente, su historia, su visión del mundo, su visión del futuro es diferente.



Leonor Bravo


Nació en Quito, en 1953. Es promotora de la lectura y la literatura infantil en el Ecuador y ha publicado 20 libros de cuentos y novelas.

Ganó el Primer Premio de novela, en el Concurso Nacional Darío Guevara Mayorga de literatura infantil, 2004; y el Primer Premio del Concurso de Cuento Alicia Yánez Cossío, del Consejo Provincial de Pichincha, 2005.

Su novela La biblioteca secreta de La Escondida fue elegida para formar parte de la lista de honor del IBBY, que recoge la literatura infantil más relevante del mundo.

Comentarios

Sàlvia ha dicho que…
Muy interesante la entrevista. Me ha encantado.
Besadetes

Entradas populares