domingo, mayo 9

Dios existe

Entiendo que una parte de España quedó traumatizada con ciertos símbolos utilizados por el franquismo de manera autoritaria. Para los dominicanos honrar bandera, himno, escudo y padres de la Patria es hermoso, a pesar de que algunos sigan irrespetuosos caminando cuando bajan bandera o tocan himno. Ayer, sin que esto signifique merma alguna en el amor que siento hacia Dominicana, miré estas banderas en lo alto del MAM, en el recinto de la XIII Feria Internacional del Libro y todas estaban "descansando". Enfocando con mi cámara dije: "Anda, Diosito, una brisita", y ¡ta-rán", pasó esto.

No lo niego ni lo negaré nunca: tengo a España en el corazón y Dios lo sabe.
Posted by Picasa

No hay comentarios:

Una boca pálida, por Farah Hallal

Una mano sangrante se me funde en el pecho. La perfección del pétalo tiene este charco de sangre. Una  boca muere gozosa y poseída, ...