jueves, abril 9

RAMÓN LÓPEZ DE AYALA


Siempre me pregunté sobre el origen de cierta frase. ¿Pudiera ser este?

"El gallo intenta rendir a su pareja;
cacarea por lo bajo,
con golpes espasmódicos y en tono petulante, su concupiscencia;
arrastra el ala en torno de la gallina;
ejercita el imperio masculino,
y después se vanagloria del triunfo,
dando al aire un quiquiriquí donjuanesco;
finalmente,
se sacude y expulga,
como quien se asea y acicala con aire de seductor habitual."

El otro padre Francisco. Página 152

Como para perdonar a la naturaleza!

EVARISTO LAGUNA: Dos historias y una utopía por la convivencia pacífica