lunes, noviembre 30

MALVA, NUEVO LIBRO DE NOÉ ZAYAS


DR. HOUSE 5

La ex mujer de Wilson le cuenta a House cómo éste siempre le hacía sentirse segura:
Dr. House: -¿Acabas de comparar a Wilson con un tampón?
Posted by Picasa

DR: HOUSE 4

(A un paciente):
Dr. House: -¿Preferiría un médico que le coja la mano mientras se muere o uno que le ignore mientras mejora? Aunque yo creo que lo peor sería uno que te ignore mientras te mueres.
Posted by Picasa

DR. HOUSE 3

(Cameron se fija en que lleva un bastón nuevo):
Dr. House: -Sí, el de la tienda me dijo que adelgazaba: rayas verticales.
Posted by Picasa

DR. HOUSE 2


Monja: -La hermana cree en cosas que no existen.
Dr.House: -¿Eso no es un requisito indispensable en su oficio?
Posted by Picasa

DR. HOUSE 1

(A una paciente que no sabe que está embarazada):
Dr.House: -Tiene un parásito.
Paciente: -¿Como la solitaria o algo así? ¿Puede quitármelo?
House: -Hasta dentro de un mes sí. Después es ilegal. Bueno, en algunos estados no.
Paciente: -¿Ilegal?
House: -Tranquila. Muchas mujeres se encariñan con estos parásitos. Les ponen nombres, les compran ropita y los llevan al parque a jugar con otros parásitos... Mire, tiene sus ojos...
Posted by Picasa

sábado, noviembre 28

JOSÉ ANTONIO ¡TE QUIERO!



Anoche por poco me da un yeyo, pero de ahí no pasó. Me tuve que quedar tranquilita para no ir a más. Esto explica que me haya perdido dos eventos que me ilusionaban: la presentación del libro de mi "primo" Miguel Collado, con ensayos sobre el inmenso como el mar, Juan Bosch; y la puesta en circulación de la última producción de José Antonio Rodríguez con muchos duetos (que ahora llaman "feat" ¡Mi Dios!. Gracias a Dios, José Enrique Trinidad, quien sí fue, lo ha traído y estoy ahora mismo en la segunda escucha. Me sucede que al abrirles mis sentidos a una nueva música y letras, si desde que las siento, me gusta (amor a primera escucha), la cosa va muy bien. En cambio hay otras que en la medida en que las repito, es que me gustan; por supuesto, están las que se rechazan de inmediato, pero no es para nada el caso de José Antonio. Me quiere... no me quiere de José Antonio Rodríguez, me ha conquistado al instante, eso significa que en la medida en que la conozca, más me gustará. José Antonio ha incluido un DVD generoso con diez y nueve canciones donde se incluye "Por poco", que me encanta. En el CD hay otros catorce temas, y me dicen que hubo un emotivo homenaje a mi querida Elena Ramírez. ¡Te felicito, José Antonio, y por supuesto ¡TE QUIERO COMO REGALO DE NAVIDAD!
Posted by Picasa

jueves, noviembre 26

AIDITA SELMAN, PARA NIÑOS


De nuevo, Aidita Selman, extraordinaria actriz y productora, asume la dramaturgia para dirigirse a los niños. Lo aplaudo pues tenemos en ella a un talento puro y dinámico que transmite los más importantes valores a través de sus obras. El niño Jesús es el título de la obra y estoy loca por leerla y aún más ¡verla representada! ¡FELICIDADES AÍDA SELMAN! y felicidades a Isael Pérez, editor propietario de SANTUARIO, la editorial más dinámica del momento.







De Perspectiva ciudadana

Perspectiva del Día
¿Disminuyó la violencia contra las mujeres?

Si consideramos únicamente los feminicidios llamados íntimos podría decirse que sí.

En lo que va de año, según la contabilidad oficial, “sólo” 72 mujeres fueron asesinadas por su parejas o ex parejas. Se dice, y podría ser cierto, que tal disminución se ha debido a las campañas preventivas, facilidades para la denuncia y ejemplares sanciones de la justicia dominicana, como también por la condena implacable de la sociedad y los medios de comunicación. Algunas personas, ayer, “Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres” expresaron su satisfacción por tal significativo descenso en los feminicidios íntimos.

¿Son los feminicidios íntimos un indicador suficiente para medir la violencia contra las mujeres dominicanas? ¿Basta saber que se han asesinado menos mujeres para creer que la sociedad dominicana es menos violenta contra las mujeres? ¿El no reconocimiento de derechos no es violencia?

¿Qué ha pasado con las mujeres dominicanas en el último año?

•El índice de mortalidad derivada de la maternidad sigue tremendamente alto: 150 por cada 100,000. Mujeres pobres que, por los altos costos de los análisis y cuidado periódico, no cubiertos por la sanidad pública, enferman y cuando les llega el momento de parir ya es tarde.

•109 partos de adolescentes entre 15-19 años por cada 1,000. Partos, “no embarazos, ni las pérdidas por mortinatalidad y abortos espontáneos que no se reflejan en el indicador”. El embarazo de la adolescente significa en muchos casos su expulsión de la escuela –no así del adolescente varón que la preñó-, condena a la pobreza perpetua y enormes peligros a su salud, por ser todo embarazo a tan temprana edad de alto riesgo.

•Mujeres igualmente capacitadas y desempeñando una misma labor u ocupando una idéntica posición laboral que sus pares hombres, ganan en promedio 30% menos.

•Se mantiene invariable el poco acceso de mujeres al mercado laboral formal. Continúa la falta de estancias infantiles (guarderías) para el cuidado de sus hijos.

•El abandono del hogar de maridos o parejas, por la frustración, la desvalorización o la razón que fuera, muchas veces provocada por la violencia que ejerce el mercado laboral sobre ellos, las condena ad aeternum a formar familias monoparentales en la que es ella la única fuente de ingresos y sostén emocional de hijos e hijas. En una economía que no crea suficientes empleos, el negocito casero, la informalidad, el empleo indecente (sin protección social ni sanitaria) es el único camino.

•No hay políticas públicas que reconozcan el derecho al crédito de las mujeres emprendedoras, jefas de familia, para hacer avanzar esos pequeños negocios, ni dinero público.

•Este año fue aprobado el artículo 30 o artículo 38 en la nueva Constitución que niega a las mujeres dominicanas la soberanía de sus cuerpos y las despoja del cuidado de su salud reproductiva y del disfrute de su sexualidad y, en caso de peligro de muerte por embarazo, las condena a morir, sin apelación o las obliga a interrumpir el embarazo en condiciones aún más peligrosas que las existentes el año anterior.

No creo que pueda decirse que las mujeres dominicanas hayan sido beneficiarias, en el año recién transcurrido, de una mayor expansión y protección de sus derechos por las políticas públicas, ni mucho menos que haya cedido la violencia contra ellas.

Santo Domingo, 26 de noviembre de 2009

Roberto Rodriguez-Marchena

LA PINTURA DE ANALIE

¡Mi hija es una artista!
Posted by Picasa

miércoles, noviembre 25

¡FELICIDADES ANALIE!


¡Feliz, feliz cumpleaños,
deseamos para ti!
¡Qué Dios Omnipotente
te quiera bendecir!
¡Feliz, feliz cumpleaños,
que Dios en su Bondad
te de muy larga vida, salud y felicidad!
Posted by Picasa

Los agradecidos hablan de la luz.” (1889)

¿quién que sea digno de mirar al sol verá antes sus manchas que su luz?” (1888)

“…el sol no se enoja porque se le diga que tiene manchas…” (1888)

“El sol quema con la misma luz con que calienta.

El sol tiene manchas. Los desagradecidos no hablan más que de las manchas.

Los agradecidos hablan de la luz.” (1889)

José Martí

domingo, noviembre 22

Daul Kim: "Cuanto más gano más sola estoy. Soy como un fantasma".

Daul Kim
Pequeña hermana, tu saludo para siempre me acompaña
cuánta separación hay en tu ausencia, cuán profunda tristeza.
Veintidós años, lujo y glamour, materialmente ahíta
pero cuánta desolación en tu apartamento de París
desamoblado de amor y de ternura, de risas, alegría y entusiasmo.
Pequeña hermana, ¿cómo se te perdió el rastro del hogar?
¿Qué tan lejos pudo conducirte la vanidad hasta olvidar el aroma cálido de papá y mamá?
Unos años bastaron para deshidratarte la juventud y convertirte en anciana
con un espíritu vacío y cansado, cansado, cansado...
Hoy en América, Europa, Asia y vuelta a empezar para no llegar a ningún lado.
Trapos, trucos, maquillaje, fragancias etéreas y momentáneas, cócteles, pases, modas,
gente, contratos, agentes, won, dolar, yen, tarjetas de crédito (JCB ,VISA, MASTER, AMEX, DINERS, LOTTE)
marcas, marcas, marcas en tus iris, marcas en tu alma, marcas en tu cuello delicado y frágil, marcas.
Pequeña hermana. Deja que el incienso en tu honor arome tu nuevo camino y acepta mis ofrendas

por tu paz y ese invaluable encuentro con la mujer que eres y nadie ya podrá manipular.
©LEIBI NG


8-D, VIENE SANTIAGO FELIÚ



Gracias por la invitación. Desde ya me preparo para un concierto de los que me gustan. ¡Ah, qué alegría!

¡CANTORA HASTA QUE EL CUERPO AGUANTE!

La Luna Llena

Era la luna llena que asomaba su carita en la cordillera ay si,
Eran los mil colores que tenia tu carita en la noche aquella.

O era tu calor lo que sentía,
O era que tal vez ya no sería quién soy

Era la luna llena que asomaba su carita en la cordillera ay si,
Eran los mil colores que tenía tu carita en la noche aquella.

O era tu calor lo que sentía,
O era que tal vez ya no sería quién soy.

-
¡Definitivamente, LA MUERTE NO EXISTE!

viernes, noviembre 20

http://www.elpais.com/diario/

El peligro de amar a margarita

ANDRÉS NEUMAN 18/07/2009

Son malos tiempos para el romanticismo. Margarita es elegante, lista, decidida. Me quiere. Trabaja demasiado, tiene insomnio, parece siempre preocupada. No me quiere. Como es madrugadora, suele preparar el desayuno para dos. Me quiere. Detesta que me haga el remolón. No me quiere. Cuando nos duchamos juntos, como por arte de magia, hacemos el amor en equilibrio. Me quiere. Después se queda absorta y se viste rápido. No me quiere. A veces me pide que le seque el pelo, cierra los ojos, ronronea. Me quiere. Hace llamadas extrañas, se va hablar a otra habitación, nunca sé quién la llama. No me quiere. Margarita tiene un buen sueldo y le gusta salir a cenar, comprarme camisas, irse de vacaciones conmigo. Me quiere. Lo que más me molesta es que, cuando estamos juntos, mire constantemente su reloj deportivo. No me quiere.

-No te preocupes, príncipe, me consuela, te llamo en cuanto pueda, te lo prometo, adiós. Me quiere.

Ahora, no sé por qué, vigila la ventana y me pregunta por los vecinos. No me quiere. Me acerco y, al besarla, Margarita sonríe con ternura. Me quiere. De pronto se separa de mí sobresaltada. No me quiere. Su precioso vestido blanco le deja al descubierto medio pecho. Me quiere. Ahora no, me ordena, estate quieto. No me quiere. Me toma del brazo con fuerza. Me quiere. Shh, susurra agazapada. ¿No me quiere? Margarita..., suspiro. ¿O me quiere? ¡Abajo!, chilla ella: no me quiere. Rodamos juntos por el salón hasta quedarnos hechos un ovillo debajo de la mesa. Me quiere. Algo impacta contra el cristal de la ventana y lo hace añicos. No me quiere. ¿Estás bien, vida mía?, me pregunta al oído. Me quiere. ¿Y tú?, le contesto con un hilo de voz, pero no obtengo respuesta. No me quiere. Ella se incorpora delicadamente y gatea por el pasillo. Me quiere. ¿Adónde vas?, ¿qué haces?, protesto ansioso, y desaparece. No me quiere.

Un minuto después, Margarita regresa con su bolso y se acurruca junto a mí. Me quiere. Abre el bolso, intento mirar qué busca, ella se aparta. No me quiere. Mi vida, me advierte, ten cuidado con los cristales del suelo. Me quiere. Saca un revólver del bolso, un revólver con el cañón muy grueso. ¡No me quiere! Me acaricia una mejilla. Me quiere. Desde mi refugio debajo de la mesa, la veo alejarse de nuevo y avanzar agachada hacia la ventana rota. No me quiere. La tela de su vestido se tensa como una piel pálida y fina. Me quiere. Se pone en pie de un salto, saca un brazo por la ventana y dispara varias veces. No me quiere. Al escuchar mi respiración entrecortada, se acerca a mí, me ayuda a salir de la mesa y dice: Ya ha pasado, cariño, ya ha pasado. Me quiere. Pero añade: Ahora tengo que irme. No me quiere. Me besa la comisura de los labios: huele a pólvora y perfume. Me quiere. Se marcha de mi casa apretando ese bolso que nunca sé qué esconde. No me quiere. Antes de abrir la puerta y salir tan veloz que parece de viento, se vuelve un instante para guiñarme un ojo verde. Me quiere. No me dice cuándo me llamará ni dónde nos veremos otra vez. Definitivamente, pienso yo, Margarita no me quiere.

Andrés Neuman es autor, entre otras obras, de El viajero del siglo (Alfaguara) y Bariloche (Anagrama)


jueves, noviembre 19




PREMIO ALFAGUARA 2009

***

El viajero del siglo

de Andrés Neuman, llega a librerías dominicanas

La novela Premio Alfaguara 2009 “El viajero del siglo”, del escritor argentino-español Andrés Neuman, ya se encuentra a disposición del público dominicano. La novela es un ambicioso experimento, ambientada en Alemania en la época romántica, a comienzas del siglo XIX, “pero no se trata de una novela histórica –matiza el autor–, ni de lenguaje decimonónico, sino que evoca el pasado desde sus paralelismos con el presente”. Neuman llegará a Santo Domingo en gira promocional en noviembre próximo.

Propone volver a mirar el siglo xix con la perspectiva del xxi. Buscando una posada para pasar la noche, Hans detiene su coche de caballos en Wandernburgo, una ciudad imaginaria. Se queda un día más y, al siguiente en la Plaza del Mercado, entabla amistad con un anciano que toca el organillo. La estancia de Hans se alarga indefinidamente y luego conoce a Sophie, una joven anfitriona de un salón literario. Aunque está comprometida, surge el amor.

“He mostrado un amor nada platónico –dice el ganador del Alfaguara– hasta el punto de reflejar una relación muy física, muy sexual e incluso escatológica. Los protagonistas, Hans y Sophie, están descritos con sus defectos porque no estaba dispuesto a caer en el tópico de los héroes románticos. Quería plasmar que ellos se enamoran porque se reconocen como imperfectos”.

Andrés Neuman nació en 1977 en Buenos Aires. Vive en Granada desde los 14 años. Es licenciado en Filología Hispánica por la Universidad de Granada, donde ha sido profesor de literatura hispanoamericana. Actualmente es columnista en el suplemento cultural del diarioAbc, en el diario Ideal de Granada y en Sur de Málaga. A los 22 años publicó su primera novela, “Bariloche” (Anagrama, 1999, reeditada en bolsillo en 2008), que fue Finalista del Premio Herralde y elegida entre las diez mejores del año por El Cultural del diario El Mundo. Sus siguientes novelas fueron “La vida en las ventanas” (Espasa-Calpe, 2002, Finalista del Premio Primavera) y “Una vez Argentina” (Anagrama, 2003).

El viajero del siglo es un diálogo entre la Europa de la Restauración y los planteamientos de la Unión Europea; entre la educación sentimental actual y sus orígenes, entre la novela clásica y la narrativa moderna. Comparando el pasado y nuestro presente global, el relato analiza los conflictos actuales: la emigración, el multiculturalismo, las diferencias lingüísticas, la emancipación femenina y la transformación de los roles de género. Todo ello en un intenso argumento, no exento de intriga y humor, y con un estilo rompedor que ofrece a tan profundos asuntos un sorprendente cauce.

A esta XII edición del Premio Alfaguara de Novela concurrieron 546 manuscritos inéditos. El premio se ha convertido en un referente de los galardones literarios de calidad otorgados a una obra inédita escrita en castellano. Está dotado con 175.000 dólares más una escultura de Martín Chirino. Su vocación y proyección en todo el ámbito del idioma español en el mundo ha propiciado una difusión internacional de primer orden, apoyado por la edición simultánea de las obras ganadoras en España y América.


La crítica

HA ESCRITO

«Ningún buen lector dejará de percibir en sus páginas algo que sólo es dable encontrar en la alta literatura, aquella que escriben los poetas verdaderos, la que osa adentrarse en la oscuridad con los ojos abiertos y que mantiene los ojos abiertos pase lo que pase… la literatura del siglo XXI les pertenecerá aNeuman y a unos pocos de sus hermanos de sangre».

Roberto Bolaño sobre Tocado por la gracia

«Una soberana lección de narrativa comprometida con algunos dolores del mundo y con el rigor artístico. Conjuga el sentido de la narración con un criterio del lirismo punzante y conmovedor.»

(J. Ernesto Ayala-Dip, El País)

«Brillante y desenvuelto. Un escritor muy inteligente y dueño de un idioma preciso, centelleante. Neuman llega a la literatura con impulso propio, con energía personal y poderosa.»

(Miguel García-Posada, Abc)

«Nos encontramos ante un escritor de altura, de aquellos que pueden llegar a crear adicción.»

(Nuria Martínez Deaño, La Razón)

«Insólita madurez. El resultado es deslumbrante. Hay escritor y de los grandes.»

(Andrés Magro, Diario 16)

«Una de las revelaciones más importantes de los últimos tiempos.»

(Francisco Díaz de Castro, Diario de Mallorca)

«Ha de ser una de las figuras de referencia. Dotado de la tradición argentina y española a la vez, y condenado a elaborar una obra única, una isla literaria.»

(Vicente Luis Mora, Diario de Córdoba)

«Andrés Neuman se está convirtiendo en el testigo excepcional de toda una generación y de una época.»

(Pedro M. Domene, Ideal)

«Eficacia brutal y ácida plasticidad. Un don especial, un crack literario.»

(Pablo García Casado, Mercurio)

«Andrés Neuman es el hombre de letras por excelencia de la nueva generación.»

(José Luis García Martín, El Cultural)

«El más prometedor de los últimos años. Hay que leerlo.»

(Luis Antonio de Villena, La Esfera)

«Demuestra su incansable ambición cada vez que se enfrenta a una nueva obra. Eso es lo verdaderamente destacable en este autor: una obra de gran madurez, a pesar de su juventud; el hecho de asumir la tradición literaria española al mismo tiempo que el atrevimiento de las letras argentinas; y un interés por plantear siempre algo nuevo.»

(Eva Día Pérez, El Mundo)

«Tanto su obra poética como narrativa poseen lucidez, concisión y apertura hacia nuevos mundos posibles, sin prescindir de lo cotidiano. Sin duda es uno de los autores más sobresalientes de su generación.»

(Francisco Véjar, Carajo, Chile)

«Un dominio narrativo y una elevada construcción de personajes y ambientes. Un autor polifónico, un auténtico generador de ideas y palabras.»

(Andrea Perciaccante, Fucine Mute, Italia)

«Remite a las fulguraciones de los maestros: bellas acrobacias desencadenadas por un mecanismo vertiginoso y perfecto.»

(Raúl Brasca, La Nación, Argentina)

«Divertido, inteligente, ágil, muy agudo. Una prosa exquisita que se combina con la sensibilidad de un escritor que gusta de sacudir las certezas y los encasillamientos.»

(Susana Rosano, Clarín, Argentina)

Premio ALFAGUARA de novela 2009

Una noche de luces, simpatía, cámaras y literatura en el Centro Hispano
Jimmy Hungría a la cabeza.
Chiqui Vicioso, con su aroma a rosas, como los bailarines del ballet de New York, dictó la presentación más chula de la historia de las presentaciones de libros. Interesante, inteligente, entretenida desde el principio al fin ¡Bravo Chiqui, eres maravillosa!
Y este es el triunfador. Una auténtica personalidad afable e ingeniosa, divertida y dadora de alegría. Le he dicho que compré el libro asegurándome que traía una foto suya sonríendo, porque comprobé que era auténtico, natural y coherente y además ¡le gusta Ítalo Calvino como a mí! ¡Gracias a Dios que existen personas así!
Posted by Picasa

ANDRÉS NEUMAN

La noche de Alfaguara empezó así. Fui a buscar a Consuelo Muñíz, nuestra Asesora Editorial al hotel. ¿Verdad que está muy elegante?
Mientras esperábamos, llegó Martín con su Yola Yelow y un dinámico equipo
Mientras el amigo Salvador Tavárez, quien hizo de maestro de ceremonia, hablaba, el autor y Chiqui Vicioso, presentadora del libro, le aguardan.
Ruth Herrera, tan linda y profesional como siempre. Pocas palabras pero correctísimas. Es una de las mujeres que admiro.
Posted by Picasa

lunes, noviembre 16

BLAS JIMÉNEZ, ¡PRESENTE!


¡Qué empeño el de la muerte con golpear de repente!
¡Su terquedad de siglos me tiene desquiciada!
Jugando a desmontarnos las más bellas sonrisas
echa baldes de agua a las voces más cálidas.
Este hombre que ves bajo un sombrero blanco, no se va.
Está presente en todos los mulatos que al sol suben sus brazos
en toda piel quemada proveniente del África.
Poro a poro su tez se extiende en los tambores,
en yagrumos, balsiés, tarántulas y azogues
Fluye como rio de alquitrán su sombra
e invade los bohíos con Lemba por los montes.
Negro bajo el sombrero
Negro rezando amores
Negro como la vida
Negro como la noche.
El Gran Debate empieza.
¡Blas Jiménes, presente!

© Leibi Ng



Homenaje a Blás Jiménez
Hoja de Vida de Blás Jiménez
Su poesía y ensayos han aparecido en revistas especializadas de la República Dominicana, Puerto Rico, Estados Unidos de America, Costa Rica, Brazil, Colombia y Uruguay. En 1998 ganó el Premio Internacional de la Diáspora Africana ¨Ethel L. Paine¨ a la excelencia periodística. Fue profesor meritorio -2004- de la Pontificia Universidad Católica Madre y Maestra en donde enseño los cursos de ¨Cultura Dominicana y Caribeña¨ y ¨Herencia Africana¨. Productor y conductor del programa televisivo, de comentarios y entrevistas, ¨Página Abierta¨ también produjo y participó ¨La mañana en Antena¨, ambos en Santo Domingo.
Blás dedico su labor poética a describir la realidad racial dominicana en lo referente a la historia, ideología, economía y política en la República Dominicana. Entre sus libros cabe mencionar: Aquí otro español, Caribe
Africano en Despertar, Exigencias de un Cimarrón y El Nativo. Copilador junto a Silvio Torres-Sallaint del libro Desde la orilla: hacia una nacionalidad sin desalojos.
Del año 2000 al 2003, el profesor Blás Jiménez, fue Secretario General de la Comisión Nacional Dominicana para la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia, la Cultura y la Comunicación (UNESCO).
Miembro Correspondiente de la Academia Dominicana de la Lengua y Miembro destacado del Ateneo Insular y del Movimiento Interiorista.
--------
Muestra de su obra de ensayos
Fragmento
Afrodominicano por elección y negro por nacimiento
Hoy tengo la oportunidad de meditar sobre la más noble de todas las actividades de todo ser humano, ya que como dicen los textos de ciencia pura (las ciencias no sociales) -los humanos estamos aquí para tratar de entender por qué estamos aquí-, axioma válido cuando reflexionamos de nosotros y nada más que de nosotros.
En esta isla, cuna del contexto latinoamericano tradicionalmente decidido desde el imaginario euro céntrico Como Sociedad Occidental, la realidad existencial de la gente de ascendencia africana tiende a ser fragmentada, dividida, rota, cascada, como el velo que cubre nuestra conciencia de ser.
En este código unipolar/euro céntrico, va mi identidad divergente obligándome a vivir en la doblez de ser una cosa hoy que no quiero ser mañana, como fui ayer lo que ya no quiero ser hoy. Como afro/dominicano/negro vivo mundos diferentes y me debato, continuamente, entre un querer ser mi historia; y un rechazar lo que me dicen que fue esa historia; entre estar orgulloso de la cosmogonía heredada de mis ancestros, en un mundo de imágenes atrapadas en sueños y un querer ser la negación de lo que refleja el espejo.
Veo que con la aceptación de la otredad, como la define el ser filosófico tradicional de occidente, llevando el rostro público cubierto por diferentes mascaras para ocultarme de las identidades ancestrales y sus ataduras, sigo esclavizado... olvidando esas cosas que hacían los antepasados y solo reconociéndome en actos folclóricos y carnavalescos.
Pero comprendo que si es cierto que nacemos en la historia morimos fuera de ella. Reconozco que voy haciendo historia al vivir, lo que vivo es mi historia. El sentido de la historia es el que le damos, cada uno de nosotros desde la vida. Somos nosotros y nosotras quienes forjando historias individuales damos sentido a la historia colectiva.
He decidido escribirme afro/dominicano, reconociendo que hago mi historia. No de manera antojadiza ni bajo circunstancias elegidas por mi sino bajo esta realidad de haber nacido y existir dentro del código cultural dominicano. Voy llevando las tradiciones de las generaciones muertas y estas van oprimiendo, como pesadilla, mi cerebro. Me persiguen los abuelos y los abuelos de mis abuelos y puedo escuchar, en la lejanía, el sonido del fuete negrero. (Fuete en dominicano significa látigo)
Cuando pienso en africano/negro/dominicano recuerdo al abuelo Fello, su confianza en el valor de la palabra y en su realidad existencial que le distanciaba de aquellas cosas ajenas a su entorno inmediato. Aquella vida plena caracterizada por la pobreza material y la riqueza espiritual que le permitía vivir el ocio.
Las tradiciones Yoruba/Mandé, heredadas por él, venían de culturas ágrafas en las cuales las palabras eran manifestaciones vivas del espíritu y no podían ser atrapadas o encerradas en la memoria. En este mundo, una vez expresadas, las palabras cobraban vida. Eran, más que palabras, acciones corporales unidas a gestos, miradas y movimientos. Formando en su simplicidad un lenguaje natural (como dicen muchos, hablaba con la mirada y cuando se expresaba, esculpía el aire con las palabras).
No quiero hacerles pensar que estoy idolatrando la llamada simplicidad de los analfabetos, pero me gustaría recordarles que una gran parte de la población sigue viviendo en culturas ágrafas y que, hasta hace un par de siglos, leer y escribir no tenía la importancia que tuvo con el desarrollo de la cultura cinética... Hoy vivimos los códigos científicos y sus verdades.
Aún, de vez en cuando, pienso que las ágrafas eran culturas en las cuales era imposible mentir. En el código cultural del viejo Fello la vida después de la muerte era una realidad. En el panteón familiar era imposible morir. La tradición te daba eternidad al unir generaciones presentes con generaciones que habían pasado de la existencia material a la espiritual, como cuando Fello nos despertaba para rezar por las almas de los fieles difuntos cada madrugada.
Para leer el libro digital completo favor abrir la página: http://books.google.com.do/


sábado, noviembre 14

Poesía erótica escrita por mujeres (I)



Por Milagros Salvador

La poesía erótica representa, dentro de la poesía amorosa, una lírica especial de la pasión que exalta el deseo y acepta el cuerpo como el elemento sustancial en el gozo de la sensualidad.

En el marco de nuestra cultura grecolatina, Safo de Lesbos, merecedora del Olimpo según Platón, es la voz antigua que ha sabido conmovernos con una obra casi perdida, junto con otros nombres como Asminda de Creta, Corina de Tanagra y Tesulea, no por menos conocidas, menos importantes.

En la Edad Media, las Frauenlieder representaban una forma de poesía femenina marginal y popular, con temas de carácter amoroso erótico, contra la que reaccionó la Iglesia condenando en los concilios sus «cantos diabólicos y obscenos».

Escritoras medievales como Condesa de Día, María de Vetadorn, Christine de Pizan, entre otras, nos han dejado poemas escritos desde el sentimiento de ser mujer aunque, como «trovadoras», están más cerca del amor cortés que de la poesía erótica propiamente dicha.

Por lo que se refiere a nuestro país, en los reinos cristianos encontramos bellos romances que tratan el amor; aunque el sentimiento religioso dominante, que concebía la castidad como virtud suprema, dificultó la libre expresión de la sensualidad de la mujer (en la línea que la Patrística había iniciado tan ferozmente), lo que contribuyó a afianzar el amor platónico e idealizado; no obstante, autores masculinos escribieron obras satíricas lascivas sobre «Carnal frente a Cuaresma», muestras de una literatura que continuaría en nuestro Siglo de Oro.

En al-Ándalus, la poesía hispanoárabe (estudiada, entre otros, por María Jesús Rubiera) representa la poesía del Sur sensual, la de la España musulmana, que promete un paraíso que saciará los sentidos, como contrapartida a un cielo medieval cristiano, lejano y frío.

Tanto la poesía popular que recitaban las esclavas cantoras, como la poesía anónima, y las jarchas de lenguaje atrevido, convivirán con una poesía culta erótica y satírica.

En la Antología de poesía femenina hispanoárabe de la profesora citada, encontramos suficientes ejemplos que nos muestran la importancia de esta poesía: Wallada la Omeya, Muhya bint at Tayyani al-Qurubiyya, Zayat de Almería, o la bereber Umm al-Ala bint Yusuf de Guadalajara.

Como ejemplo de esta poesía anónima:

Amigo mío, decídete

ven a tomarme ahora

bésame la boca,

apriétame los pechos,

junta ajorca y arracada.

Mi marido está ocupado.


De Wallada la Omeya, del siglo xi, son los siguientes versos:

Doy gustosa mi mejilla a mi enamorado

y doy mis besos a quien los quiera.


Zaynab de Almena escribe:

Oh tú que cabalgas

en busca de la satisfacción de tus deseos,

detente un instante

para que yo te diga lo que siento.


Versos con expresiones que no parecen pertenecer a nuestra Edad Media.


La perfecta casada de Fray Luis y la Educación de la mujer cristiana de Luis Vives, con párrafos dedicados a la mujer que hoy nos parecen aterradores, evidencian cómo la tradición seguía pesando sobre los hombros de las mujeres; «el cuerpo, cárcel del alma» es vivido como algo rechazable.

La creación femenina se refugia en los conventos y allí se escriben bellos poemas religiosos de exaltación amorosa, con manifestaciones místicas sublimes que no pueden evitar el lenguaje de la pasión erótica. Teresa de Jesús, sor María de San José, sor Ana de San Bartolomé, sor Hipólita de Jesús y otras más, sin olvidar a la americana sor Juana Inés de la Cruz (muchas de ellas ingresadas en el claustro apenas abandonada la niñez), escribieron soportando un enemigo común, el silencio, y, algunas veces, en contra de su creación literaria, hasta su propio confesor.

Después de un Romanticismo de pautas más que formales, idealizadas, es en el siglo xx cuando realmente podemos hablar de poesía erótica propiamente dicha, escrita por mujeres que se atreven a manifestar la libertad del lenguaje en la expresión de su sensualidad, donde encontramos a la mujer que habla con lenguaje propio y en primera persona.

Marcada importancia tienen, como en otros campos, las precursoras, que tuvieron que moverse con un lenguaje dual, encubierto; poetisas que en algunos casos aún ofrecen disculpas por sus expresiones, como nuestra Carmen Conde, que las justifica por estar referidas al amor único y verdadero, vestigio del siglo xix.

Delmira Agustini, Alfonsina Storni y Juana de Ibarbourou, nacidas a finales del xix, son tres americanas que abrieron cauces literarios que ya no se cerrarán, tres mujeres que nos revelaron en sus versos la libertad de su experiencia, su pasión amorosa y la expresión de sus deseos con fórmulas poéticas personales.

La uruguaya Delmira Agustini, acaso la más representativa de las tres, a la que Alberto Zum Felde llama «terrible sacerdotisa del eros», escribe El rosario de Eros con brillante lirismo; «por primera vez, una mujer joven y bella abría su corazón con impúdica desenvoltura y en un lenguaje tan audaz como poético», como dice de ella Sara Roldán.

En su poema «A Eros» escribe:

Porque haces tu can de la leona

más fuerte de la vida y la aprisiona

la cadena de rosas de tu brazo

porque tu cuerpo es la raíz, el lazo

esencial de los troncos discordantes

del placer y el dolor plantas gigantes...


En «Visión»:

Te inclinas a mí, como si fuera

mi cuerpo la inicial de tu destino

en la página oscura de mi lecho...


Alfonsina Storni escribe una poesía tan sugerente como la de estos versos de su poema «Pasión»:

La mano que al posarse, grave, sobre tu espalda,

haga noble tu pecho, generosa tu falda

y más hondos los surcos creadores de tus senos.


Poetisa con un alto concepto de reivindicación del trato de igualdad, como expone en su famoso poema «Tú me quieres blanca».

Y como muestra, también, unos versos del poema « ¿Sueño?», de Juana de Ibarbourou:

¡Beso que ha mordido mi carne y mi boca

con su mordedura que hasta el alma toca!

¡Beso que me sorbe lentamente la vida,

como una incurable y ardorosa herida!


A partir de entonces, en las dos orillas, poetisas de América y España alcanzaron en sus versos belleza y sensualidad, abriendo una corriente de grandes dimensiones, que llegará a su máximo florecimiento en la segunda mitad del siglo xx.

http://cvc.cervantes.es/el_rinconete/anteriores/noviembre_09/06112009_02.htm

Una boca pálida, por Farah Hallal

Una mano sangrante se me funde en el pecho. La perfección del pétalo tiene este charco de sangre. Una  boca muere gozosa y poseída, ...