viernes, junio 26

Polvo cósmico


Polvo cósmico

Hombre luz
Apolo dios y sol
Cuerpo celeste
Luce tu carro las incendiarias
ruedas de esta guerra
Tus pupilas ardientes
me interpelan
Tómame ahora que he perdido las armas que estrenaba
y no tengo poder para enfrentarte
Ante tu hechizo me aromo circundante
Humillada y perdidas mis alertas
Herida estoy
Tu cabellera es luz que luz irradia
Rayos de fuego y luz
Por ti alumbrada
Lunas sitiadas: dos
Flancos cruzados
de abanderados ágiles de asaltos
Me entrego cual la tierra fecundada
Arremetida ante tu lava ardiente
Rendida ante la espera sin gemidos
Serena estoy.
Vencido te recibo en sideral cansancio derramado.
Preñada de tu luz,
Fecundada de sol,
Mi cuerpo iluminado,
te abrazo derrotado.

25 de junio 2009

Copyright © Leibi Ng

No hay comentarios:

Una boca pálida, por Farah Hallal

Una mano sangrante se me funde en el pecho. La perfección del pétalo tiene este charco de sangre. Una  boca muere gozosa y poseída, ...