Resta



Aquí está mi mitad
Debajo de la lluvia que no cesa
Aquí la parte ajena que dijiste mía
Y aventaste a la noche ya exprimida
Sin título de propiedad y sin testigos
Ligada al germen de la piedra lisa
De vez en cuando oteo el horizonte
Tu avión no llega, brújula partida
Navega un horizonte quebrantado.

Dividida tropiezo
Con una sola mano y medio cuerpo
Del torax la mitad
Del sueño, un medio
El alma, una fracción color de terciopelo
Desecha en dos, unívoca me siento
La media, la incompleta, el alma sin sosiego…
Acaricio la fábula de un ser completo.

Si quieres, ven
Yo ya puse de mí una parte del mar

Si quieres ven
Durazno y piel te esperan.

Copyright © Leibi Ng

Comentarios

Entradas populares