viernes, octubre 17

OTRO JEFE QUE NO OLVIDO NUNCA


Emprendedor. Si alguien es positivo, ese es él. Siempre con su sonrisa y una bondad que le rodea como escudo. El magnífico Teo Veras es un jefe difícil de olvidar. Sobre todo por su sonrisa... y también, porque me compró un radio viejo para ayudarme con el pasaje cuando me fui para Italia ¡ese es un jefe! Ahora lo he vuelto a encontrar y juro que se me salió una lágrima del ojo bueno cuando recordé el jingle de su estimulante: El Matutino de Teo Veras

"Ringggggg... Despierta que ya es de mañana, una agradable mañana, para cumplir con nuestros deberes. Tu ánimo está bien dispuesto, todo saldrá perfecto, será un día tan especial con Teo temprano. Junto a ti comentando las noticias con humor, comprobarás que bien se está desde que sale el sol. Despierta que ya es de mañana, una agradable mañana comienza el matutino de ¡Teo Veras!..."

Una boca pálida, por Farah Hallal

Una mano sangrante se me funde en el pecho. La perfección del pétalo tiene este charco de sangre. Una  boca muere gozosa y poseída, ...