jueves, julio 24



HOY DANZAN LOS LEONES PARA MI

Tumba y retumba tambor más tambor. Juego de piernas y ágiles saltos. Hay un "domador" abanicándose. Una de platillos exaltan metálicos sonidos. Yo les doy lechugas y ellos quieren más. Sobresitos rojos reparten los leones para que los presentes pongan el dinero que ayude a obtener obsequios para los danzantes. No cualquiera puede. Gráciles, musculosos, coordinados... los bailarines suben y bajan la armazón colorida. La suerte, la diosa Fortuna tocará la puerta de aquellos que como yo, cumplan con las normas de la tradición.

Una boca pálida, por Farah Hallal

Una mano sangrante se me funde en el pecho. La perfección del pétalo tiene este charco de sangre. Una  boca muere gozosa y poseída, ...