viernes, octubre 31


Valor para encontrarnos.
Dolor para estrellarnos.
Humildad para rendirnos.
Hace falta un milagro para olvidarnos.

© Leibi Ng

Voluntad


Yo te asusté.
Te metí miedo.
Calé tus huesos con mi verdad.
Te dejé ciego de un fogonazo.
Hice de ti un espíritu en pena…
Tú me inflaste de maldiciones.
A puro grito subí de peso.
Cebaste carnes,
grandes tendones
y encampanaste mi voluntad.

©Leibi Ng

Te quedo grande.

Soy un gigante.

Serpiente eres.

Reptas la tierra.

Yo en cambio,

el miedo lo he digerido.

Nadie me puede.

Nadie me vale.

Puedo atacarte

dejarte inerte,

pero me alejo.

Futuro es muerte.

Muerte es tu muerte.

El miedo es muerte.

Solo tú mismo

elijo vida

a vivir muero.

RECHAZO


Sácate de mi

eres de fuera

toda yo te rechazo

me nauseo

me vomito

maréasme

no trágote

paso de ti.

Deslizo mis caricias
como nota subo-bajo
por tus huesos inmune
te muero.
Apretada me extiendo
rebusco las rendijas convexas de mi piel,
pétalo solo huele in-extenso
a ojos cerrados aromada me pliego
soy de agua
te circundo
soy esfera
te resbalo
soy de polen
te fecundo
soy de música
te acoplo.

Y ERAN UNA SOLA SOMBRA..




Posted by Picasa

jueves, octubre 30

Carta a Rosa



Un mensaje taoísta para el barrio
Mu-Kien Adriana Sang
“El movimiento vence al frío,
La quietud vence al calor
La calma permanente es la norma del mundo.
Encuentra la calma en el centro de tu ser.
La necesitas para ver más claro.”
Pensamiento taoísta

“Las cosas son relativas,
Unas veces van por delante, otras por detrás.
Unas veces emanan calor, otras frío.
Unas veces son vigorosas; otras débiles.
Unas veces permanecen; otras caen.
Por esto, el sabio rechaza todo exceso, desecha todo lujo
Y evita toda complacencia.
Aprende a soltar y lo que merezca volverá a ti.”
Pensamiento taoísta.

Querida Rosa:
Sabes que he apoyado con palabras, con acciones y simple presencia todo el esfuerzo que has hecho para hacer realidad el pedazo de cultura que reafirma nuestra existencia multicultural y bifurcada: el barrio chino.
Ha sido una verdadera proeza el haber podido tocar las puertas de los chinos del continente y los de la isla. Es decir, los taiwaneses y los de la República. Para nosotros los hijos de emigrantes chinos, ese duelo entre hermanos de sangre y de raza, no debería ser preocupación, porque somos hijos e hijas de una historia de marginación, hambre, guerra, división y desolación. Nuestros padres zarparon hacia tierras desconocidas desesperados por un futuro mejor. Aquí llegaron, aquí hicieron sus vidas, y desde sus pequeños espacios, contribuyeron al país.
El barrio chino es un homenaje a ese grupo de hombres y mujeres que llegaron desde el lejano oriente a estas tierras, y sin conocer el idioma, la idiosincrasia del nuevo país y su cultura, comenzaron a hacer sus propios espacios. Han mostrado que gracias al trabajo tesonero se puede llegar lejos. Han mostrado que el trabajo para los chinos es algo sagrado. Han dicho sin palabras que levantarse de madrugada, acostarse tarde, con jornadas laborales de 12 horas, sin días libres, es la forma más segura para alcanzar el éxito.
Cuando vi los pórticos, me sentí feliz. Imaginé a mi padre transitando bajo su manto. Al caminar por las calles del barrio, y colocarme al lado de las estatuas, volví a reencontrarme con mis ancestros, con esa parte de mi cultura que a ratos se duerme, producto de las embestidas diarias que te impone la cotidianidad.
Rosa, tú y los chinos que te apoyaron, sortearon muchas dificultades. ¿Te acuerdas que el gobierno dejó por meses los huecos enormes en las aceras y calles sin ninguna respuesta? Hoy las calles están hermosamente adoquinadas.
¿Te acuerdas que muchos dominicanos no entendían las imágenes de las óperas y alegaban que las imágenes eran diabólicas y llamaban al mal? Hoy me parece escuchar los sonidos estridentes de las óperas chinas cuando veo los artistas operáticos en plena avenida Duarte. ¿Te acuerdas que una vez el antiguo Embajador de Taiwán quiso imponerse al condicionar los aportes? La firmeza de los planteamientos, hoy ha hecho que en el seno mismo del pueblo dominicano hayamos recibido a las dos chinas, celebrando con nosotros en las diferentes festividades.
El hecho que ahora el Señor Síndico del Distrito Nacional quiera imponerse, no lo veo como una calamidad, sino como otro obstáculo a sortear. Creo que él quiere dar a conocer su autoridad, y tiene todo su derecho, al fin y al cabo fue reelecto con el voto de los electores. Cuando he visto en la prensa todos los dimes y diretes, pensé que los chinos del barrio se han dominicanizado mucho y no han vuelto a sus orígenes.
El tao aconseja la calma en momentos de violencia. Aconseja también que la mejor guerra es la que no se libra. El tao te dice que cuando la piedra ataca, debemos ser agua, porque la vida, es como el agua, que inicia y termina siempre en el mismo lugar. Ser agua es saber sortear las dificultades, bordeándola, sumergiéndola, y la piedra, aunque quiera detenernos no lo conseguirá nunca, porque el agua emerge siempre.
¿Mi consejo? Ser agua. ¿Mi consejo? Buscar la calma. ¿Mi consejo? Seguir haciendo sentir nuestra cultura, que el pueblo dominicano acuda a nuestras calles y con su presencia nos brinde su apoyo.
Por eso querida Rosa, quiero finalizar esta carta con otro pensamiento taoísta: Una gran oportunidad yace oculta en la confusión aparente. Aparecerá una señal que actuará como la punta de una madeja.”
Un abrazo y sigue siendo como eres
Mu-Kien
mu-kiensang@hotmail.com
mu-kiensang@pucmm.edu.do

martes, octubre 28

PICAFLOR ESTRELLAO

El pobre se metió en la casa de campo. Voló y voló buscando una salida. Estaba ciego, pues pasaba por la puerta y la ventana como si no las viera. Me maravillaba ver cómo tenía la salida tan cerca y no se daba cuenta. Pensé en nosotros y las veces que perdemos el Norte, creyendo que nos morimos. El colibrí se estrelló una, dos, tres, ¡cuatro veces! Por cada pared del salón llevó un fuerte golpe. Me dolió tan torpe. Finalmente, después de unas horas, cayó exhausto. Lo recogí, lo puse en el arbusto, lo inmortalicé (¡ji!) y cuando lo iba a tocar abrió un ojito ¡y zas! voló hasta perderse de mi vista. Me quedé mirando las ramas más altas pintadas en el cielo. Hay tanto aire y libertad para todos que cualquier otra cosa angustiante es pura imaginación. Me llené los pulmones de aire y me puse a fotografiar todo lo que encontraba.
Posted by Picasa

ÀNGEL GONZÁLEZ

Posted by Picasa

La Navidad de mi Sasá

De La Navidad de mi Sasá

Monísimo el arlequín, ¡igualito a mi!
Sra. de Santa Clauss, o duendecilla, elija Ud.
El Gordo de la Navidad.
Posted by Picasa

lunes, octubre 27

GIROS SUPLANTADOS, NUEVO LIBRO

Mi más cariñosa felicitación para la escritora Zoila Abréu, por la publicación de su libro Giros Suplantados que pueden ver (y comprar) en este link:
http://oplibros.com/zoila_abreu.htm

INVITACIÓN

LA ASOCIACIÓN CULTURAL Y DE COOPERACIÓN AL DESARROLLO

BIBLIOTECA REPUBLICA DOMINICANA (ACUDEBI)

Y EL CENTRO HISPANO DOMINICANO

TIENEN EL HONOR DE Invitarle A LA PRESENTACIÓN DEL LIBRO

GIROS SUPLANTADOS (SEGUNDA PARTE) DE LA ESCRITORA DOMINICANA

ZOILA ABREU VARGAS.

LA PRESENTACIÓN TENDRÁ LUGAR EL SÁBADO 8 DE NOVIEMBRE:

EN EL SALÓN DE ACTOS DEL CENTRO HISPANO DOMINICANO

A LAS 19:00.


MESA DE HONOR: -CARLOS CHECO-MARI MORA-DANIEL TEJADA-MANUEL FERNÁNDEZ-ZOILA ABREU VARGAS

DIRECCIÓN: C/ NUESTRA SEÑORA DEL CARMEN 18 (ESTACIÓN METRO TETUÁN)


PARA COMPRAR LIBRO: http://oplibros.com/zoila_abreu.htm

Joaquín Pérez-Azaústre ¡encantada de conocerlo!

Gracias a mis alertas de Google sobre escritores, hoy amanezco con este guapo escritor cordovés. Es la primera vez que leo algo suyo y me ha gustado. Es columnista del suplemento cultural de El Mundo y ha ganado muchos premios, aunque eso a mí, no me mueve. En unas líneas transmite mucho sobre un asunto cotidiano. Ahora toca rastrearlo.


Cambio de hora
ESTE cambio de hora no es solamente un cambio de hora y de rutina, un cambio en la luz que se adelanta o en un anochecer que llega antes, que nos amansa y nos contempla antes.
Este cambio de hora, en realidad, puede ser la excusa subterránea de una variación, de un giro de grados incluso milimétrico, camuflado y superfluo sólo a simple vista, porque en realidad esconde un cambio de vida, o un voluntarismo por alterar el surco de una vida. Sin embargo, esta variación será difícil, porque toda rectificación, ya sea nimia o menuda, requiere una inyección de una energía que no es que sea imposible, sino que se nos vuelve imposible, por este mero arrastre de los días contados. Por eso el cambio de hora, esta ingenuidad del cambio de hora, sigue siendo algo de patio de colegio y de clase de Literatura dada todavía de noche, en esa densidad plena de invierno, cuando la profesora nos hablaba de Juan Ramón Jiménez y de Lorca y de uno solo de los hermanos Machado poco antes de que comenzara a amanecer. Este cambio de hora es una ingenuidad, es casi una inocentada fuera de hora, porque a nadie con poder le importa de verdad no sólo el ahorro de energía, sino el desarrollo de las alternativas naturales, del mismo modo que el cambio climático, por el que tanto ha disertado el ex vicepresidente Al Gore, sólo le ha importado verdaderamente, que se sepa, al menos, justo después de dejar de ser el vicepresidente de EEUU.; aunque aquí estamos todos, cambiando la hora de todos los relojes, de los relojes de pulsera y de todos los relojes de la casa, viviendo una ficción que es colectiva y es un engañabobos.
Sin embargo, hay que ser bobo para no cambiar de hora, para no estar predispuesto a un cierto reajuste de las horas. Todo empieza en septiembre pero puede empezar más tarde, porque a veces septiembre no es sino una trampa disfrazada de brindis. En septiembre arrancan todas esas colecciones que luego no colecciona nadie, porque septiembre es un mes predestinado para comenzar cosas que nacen en septiembre para agotarse en septiembre. Pero en octubre, en cambio, llevamos ya un mes y pico de vida, estamos agarrados a la vida, a su costumbre pública, y por eso es un momento sideral para cambiar la hora, para alterar el surco. Si es cierto que septiembre es el mes español de más divorcios, con el movimiento nocturno que se advierte octubre debe ser el mes de los pugilatos más fogosos. Hay que cambiar de hora, pero también de reloj y hasta de pared si es necesario. Todo se reubica y se renueva, todo vuelve a nacer en un cambio de hora. No se trata ya de ecología, sino de la pura supervivencia.

¿Derecha, izquierda?


Hoy he vuelto a llorar.
Suspendí la emoción
Al preguntarme:
¿el agua que piensa sale primero del ojo derecho?
¿O acaso gana el lagrimal izquierdo?
Si de uno, es rabia
Si del otro, dolor
Pero de nuevo, no tengo respuesta
Debo ingresar en un laboratorio
Científicos sabrán inducir esta prueba
Inconclusa y casi eterna para mi larga vida
La derecha llega hasta mi barbilla
La izquierda gana mi sien y se pierde en mi cabeza.
La derecha ansía libertad, recorrer la piel entera
La izquierda quiere volver a su lugar de origen
Las dos salen de mí. Ninguna regresará ya nunca.
Si de rabia o dolor, o las dos cosas
Da igual. Es hora de atender la vida afuera.

viernes, octubre 24

ESTO ES DIGNO DE DIFUSIÓN

LOS BUENOS DIAS DE MOLINA MORILLO
Mis Buenos Días


RAFAEL MOLINA MORILLO
RAFAEL MOLINA MORILLO

Murales engañosos
Hay que tener cuidado al redactar un texto, por pequeño y simple que sea. Como muestra, vean ustedes a continuación algunos avisos reales colocados en los “murales” de algunas iglesias, y las dobles interpretaciones que se les pueden dar, a causa de su equívoca redacción:

“Tema de la catequesis de hoy: ‘Jesús camina sobre las aguas’. Catequesis de mañana: ‘En búsqueda de Jesús’”.
“El coro de los mayores de sesenta años se suspenderá durante todo el verano, con agradecimiento por parte de toda la parroquia”.

“Recuerden en la oración a todos aquellos que están cansados y desesperados de nuestra parroquia”.

“El torneo de básket de las parroquias continúa con el partido del próximo miércoles por la tarde. ¡Vengan a aplaudirnos. Trataremos de derrotar a Cristo Rey!”.

“El precio para participar en el cursillo sobre ‘Oración y ayuno’ incluye también las comidas”.

“Para cuantos entre ustedes tienen hijos y no lo saben, tenemos en la parroquia una zona arreglada para niños”.

“El próximo jueves, a las cinco de la tarde, se reunirá el grupo de las mamás. Aquellas señoras que deseen entrar a formar parte de las mamás, por favor, se dirijan al párroco en su despacho”.

“El grupo de recuperación de la confianza en sí mismos se reúne el jueves por la tarde, a las ocho. Por favor, para entrar usen la puerta trasera”.

“El viernes a las siete, los niños del Oratorio representarán la obra ‘Hamlet’ de Shakespeare, en el salón de la iglesia. Se invita a toda la comunidad a tomar parte en esta tragedia”.

“Estimadas señoras, ¡no se olviden de la venta de beneficencia! Es una buena ocasión para liberarse de aquellas cosas inútiles que estorban en casa. Traigan a sus maridos.”
“Por favor, pongan sus limosnas en el sobre, junto con los difuntos que deseen que recordemos”.

“El párroco encenderá su vela en la del altar. El diácono encenderá la suya en la del párroco, y luego encenderá uno por uno a todos los fieles de la primera fila”.

“Recuerden que el jueves empieza la catequesis para niños y niñas de ambos sexos”.

(r.molina@codetel.net.do).

jueves, octubre 23

COMO EL FLAMBOYÁN: con sus flores y sus vainas


UNA VEZ QUE TRASLADO EL DETERIORADO VERSO AL BLOG, ESCRITO ESTÁ. No me importa si está bien o mal. Es mío y se acabó. Aquí queda con mi copy right. A la papelera va lo que por años rodó de casa en casa, de caja en caja y de alma en alma. Como las canciones sin nombre, se llamará...


Me negué a regresar.

Le prohibí a mis pupilas

de nuevo reflejar

tu silueta.


Pensé mil estratagemas

por querer escapar

para desconectar

del recuerdo de piel

del encuentro total

del colapso vital

pero ha sido ilusión

el amor se negó

a desalojar mis entrañas.


No lo puedo negar

no lo puedo evitar

en las noches

estás en mi almohada


Hago vida normal

tu retrato no está

no te nombro jamás

de tu vida no sé casi nada


Pero en mi soledad

estoy muy mal parada

porque sé que sin ti

soy esfera sin luz

apagada


Qué maldita obsesión

qué horrible fijación

con lo bella que está la mañana


Yo me río, es verdad

pero hueca, sin ganas

como una muñeca de porcelana.

miércoles, octubre 22

Ellas se prefieren solas


¿Por qué seguirá sola? se preguntarán familiares y amigos.


En sus disertaciones acerca de cómo liberarse del pasado, y los beneficios de hacerlo, Krishnamurti estableció que al tratar de ajustarse a una ideología, se reprime el ser y se establece la contradicción entre las exigencias sociales y las necesidades individuales. De acuerdo con el humanista indio, “invariablemente hemos actuado dentro del patrón de una fórmula, después la fórmula se convierte en ideología y finalmente en autoridad”. El orden que se impone desde fuera siempre producirá desorden (interno). Si una persona desea “cambiar por completo, desde las raíces de su ser, ello no puede depender de ninguna tradición porque la tradición ha producido tremenda pereza, aceptación y obediencia”. Así las cosas, todo se resuelve relativamente fácil en la vida de algunas mujeres: gasto doméstico quincenal, incluso semanal, carro, casa, guardarropa, administración doméstica, cuidado de los hijos.
Se preguntará usted qué tiene que ver Krishnamurti con el tema de la soltería. Bueno, el matrimonio es una suerte de ideología. Y el no querer casarse o ser soltera a los 40 en este tiempo sigue siendo, si no mal visto, cuando menos algo extraño. ¿Por qué seguirá sola? se preguntarán familiares y amigos.


Ser congruente
Un nuevo enfoque sobre la soltería femenina es colocado en la balanza. ¿Qué de bueno tiene ser soltera? Desde siempre, la soltería varonil ha sido celebrada con bombo y platillo; los solteros empedernidos abren a menudo el apetito de cualquier mujer. Pero, ¿y qué de las mujeres solteras? ¿Acaso no se antojan también? ¿O será que despiertan demasiadas sospechas?
Dos escritoras, Flor Aguilera y Alejandra Rodríguez, asumen la soltería desde una perspectiva bastante positiva, descubriéndole a este fenómeno propiedades un tanto medicinales. Ellas comparten su experiencia y celebran gustosas su actual estado civil con el libro El (estúpido) príncipe azul y otros mitos sobre el amor (Random House), del cual comentan en entrevista.
“No es un libro que hable de la soltería en el sentido de revertirla, ofreciendo recetas para hacerse más atractivas y conseguir marido. Por el contrario, buscamos que otras mujeres se den cuenta de que la soltería puede ser una etapa de goce, descubrimiento, autoconocimiento, y también de mucha diversión. ¿Por qué no darse ese chance?”, se pregunta Flor. En lo referente a recetas de belleza o tácticas para cazar marido, eso no les preocupa demasiado, no son ésos sus temas. “Nos da un poco igual cómo las prefieren los hombres”.
—Ustedes no se incluyen en la elección. ¿De verdad no les importa cómo las ven los hombres?
“¡Para nada! Porque estamos seguras de nosotras mismas, de lo que hacemos y buscamos. Los tiempos de inseguridad ya pasaron. Ahora podemos ver a los hombres con otros ojos, a partir de lo que somos, sin pensar en ellos como una tabla de salvación. Así lo decidimos. Hemos tomado la soltería como una opción de vida (hasta nuevo aviso. Eso depende). Si crees que no tienes vocación para casarte o para vivir con una pareja no te sientas extraña o ’anormal’. Simplemente acéptate como eres y sé congruente contigo”. Aquí entra el planteamiento de Krishnamurti: ser congruente.


Mitos sobrehumanos
La apuesta editorial de estas dos escritoras podría resultar agresiva a los ojos de la tradición conservadora, comenzando por el título del libro (El (estúpido) príncipe azul…). Sin embargo, no se trata de una ofensa dirigida a los hombres, sino de acabar con toda esa mitología arrojada por las madres a sus hijas sin medir consecuencias. “El príncipe (guapísimo) y la princesa (indefensa y vulnerable) se casan y viven felices por siempre en un hermoso castillo, lejos de todo mal. Un hombre valiente y guapo nos rescata y llena nuestra vida de felicidad... Así nos enseñaron de pequeñas que era el amor. Nunca nos dijeron que era más importante que ese hombre fuera inteligente, bueno y simpaticón. A mi parecer —explica Flor—, es desde la niñez, al leer estas historias, cuando empiezan las dificultades emocionales, los ideales falsos y los comportamientos impuestos contra los que tratamos de luchar a lo largo de nuestra vida adulta”.
Cualquiera recitaría de memoria el contenido de estos mitos: el cuento de hadas, el príncipe azul, el amor a primera vista, la media naranja, el alma gemela, el matrimonio como apoteosis del amor, el amor lo cura todo, el all you need is love, amores cibernéticos, los hombres a veces necesitan una ayudadita, el reloj biológico, y vivieron felices para siempre, los horrores de la soltería en la mujer, etcétera... Hombres y mujeres los conocen y los practican. Estos mitos se analizan en la primera parte del libro, escrita por Flor Aguilera, quien ve implícito en el concepto de príncipe azul el hecho de necesitar ser rescatadas de algo. “Piensa bien si lo que buscas en un hombre es que sea un salvador o si lo que precisas es ser salvada. Si es así, antes de involucrarte en una relación sentimental mejor piensa cómo rescatarte tú misma de eso que te tiene aprisionada o insatisfecha con tu vida. Siempre hay alternativas”.
Una definición retadora de príncipe azul: “El príncipe de los cuentos es supuestamente perfecto, pero a mi gusto es bastante soso, aburrido y unidimensional”, expresa Flor. “De él sólo sabemos que es muy apuesto, que se ve muy bien en mallas, que pelea bien contra los monstruos, que tiene un castillo en un lugar lejano y que sabe cabalgar. Seguramente también besa bien, o lo suficientemente bien para despertar dulcemente a la princesa sin babearla y, finalmente, que tiene muchas ganas de casarse y llevarte a vivir a su hermoso castillo. En ese sentido, yo me casé con uno y me fue fatal”.


Cambiar de raíz
La segunda parte del libro, “Una soltería plena”, funge de catarsis. Al respecto, la percepción de Alejandra Rodríguez es una nueva forma de asumir el vivir sin una pareja. Su primera propuesta incide en elevar la autoestima, por encima de los zapatos y las bolsas de moda, del maquillaje, de la ropa. “La autoestima es como el dicho de la mona: si no la tienes, mona te quedas. Empleamos estas herramientas para que la mona, o sea tú, te vistas de seda. ¿Para qué negar que facilitan nuestra relación con el mundo y nos hacen lucir bellas? Pero la contraparte de utilizar ciertos productos es que a veces nos escudamos detrás de éstos o nos hacen creer que valemos más como seres humanos. No requerimos de nada de eso para sentirnos valiosas. Somos preciosas por naturaleza”.
Otro concepto manejado por la autora es el de viajar sin exceso de equipaje, dejar de “cargar con cosas que no nos corresponden: cómo debemos comportarnos o reaccionar ante determinada circunstancia. Nuestros padres y el medio han influido en nuestra imagen, nos enseñan cómo lucir para ser aceptadas y amadas. Todo lo que aprendimos se filtró por los ojos y las experiencias, buenas o malas, de estas personas que nos determinaron”.
La autora analiza también el feminismo mal entendido y mal ejercido. Ser una banquera exitosa y al mismo tiempo una mujer dura, controladora e inhabilitada para mostrar afecto nos lleva a otros problemas: mostrar tendencias suicidas o iniciar relaciones con hombres demasiado jóvenes (los casos Demi Moore y Madonna, con parejas de 20 y 10 años de diferencia respectivamente).
La soltería es para ella una cuestión de decisión. “Bien a bien no sé a qué se deba este fenómeno. Parece que vivimos la peor crisis de amor y de relaciones jamás registrada en la historia. Muchas series de televisión han expuesto el dilema mundial por el que atravesamos actualmente (Sexo en la ciudad, Cómo conocí a tu madre). El ser soltera es un enorme regalo temporal que hay que saber aprovechar y disfrutar mientras lo tenemos. Medita, practica algún deporte, trabaja y gana dinero, lee un libro, cambia de look.
Reinvéntate. La soltería te da espontaneidad. Estar soltera es una oportunidad para aventurarte y dejar atrás las comodidades de la rutina y de lo familiar, experimentar y adentrarte en otros mundos que te son ajenos. Puedes llevar una vida sexual activa y sana. Más que consejos, todo lo que hemos escrito aquí nos lo decimos a nosotras mismas todos los días. No pretendemos darte una poción mágica para aliviar tu problemática, deseamos que algunas de nuestras ideas te sirvan de reflexión y puedan cambiar y romper con todo lo que te estorba para sentirte feliz. Transformarnos y crecer nos ha dolido, pero es la única manera en la que hemos podido cambiar de raíz”.
Decía Krishnamurti que cuando usted rechaza algo falso con que ha estado cargando por generaciones; cuando arroja de sí un peso de cualquier clase, ¿qué sucede? Usted tiene más energía, ¿no es cierto? Tiene más capacidad, más empuje, mayor intensidad y vitalidad. Si no siente esto, entonces no ha arrojado el peso muerto de la autoridad. Pero cuando usted lo ha desechado, y tiene esa energía en la cual ya no hay temor (de cometer un error, de hacer lo correcto o no) esa energía misma produce la revolución radical interna, la libertad. No existe eso de conducirse bien o mal cuando hay libertad. Usted es libre, y desde esa libertad, actúa. Y como consecuencia no tiene miedo, y una mente que nada teme es capaz de gran amor.
Andrea Rivera Villegas /

martes, octubre 21

El encanto de un hombre



Esto salió publicado en el diario de distribuición gratuita METRO de Madrid. No me acuerdo en que año. Sólo sé que me ha acompañado de agenda en agenda y no lo suelto. ¡Me encanta! Yo no sé quién es Antonio Huerta, pero esté donde esté, que sepa que lo que plantea no se puede decir mejor dicho. Para mí, es sencillamente, insuperable. ¡Por favor, Dios, envía más hombres así a esta tierra!


La carta del día

Antonio Huerta. Madrid

Antiguamente, las mujeres tenían pocas salidas aparte del matrimonio, de manera que el hombre intuía que una u otra mujer le haría compañía a lo largo de la vida. Además, las esposas estaban obligadas por ley a guardar fidelidad y obediencia, a hacer vida sexual con el marido, y prácticamente no podían evitar tener hijos. Es decir, que el marido tenía asegurada la compañía, la atención, el sexo, el mantenimiento del hogar, la descendencia y su crianza, e incluso un par de brazos para el campo o el negocio. Hoy, las mujeres no dependen de los hombres para sobrevivir, pueden ganarse la vida solas, no nos deben obediencia ni fidelidad NI TIENEN POR QUÉ ACOSTARSE CON NOSOTROS, NI HACERNOS LA CASA, Y NI SIQUIERA NOS NECESITA PARA TENER HIJOS. Ahora mismo, el único medio que tengo para retener a una mujer a mi lado es… mi encanto personal.

lunes, octubre 20

LA MUJER, cuento de Juan Bosch


La mujer
[Cuento. Texto completo]
Juan Bosch

La carretera está muerta. Nadie ni nada la resucitará. Larga, infinitamente larga, ni en la piel gris se le ve vida. El sol la mató; el sol de acero, de tan candente al rojo, un rojo que se hizo blanco. Tornose luego transparente el acero blanco, y sigue ahí, sobre el lomo de la carretera.
Debe hacer muchos siglos de su muerte. La desenterraron hombres con picos y palas. Cantaban y picaban; algunos había, sin embargo, que ni cantaban ni picaban. Fue muy largo todo aquello. Se veía que venían de lejos: sudaban, hedían. De tarde el acero blanco se volvía rojo; entonces en los ojos de los hombres que desenterraban la carretera se agitaba una hoguera pequeñita, detrás de las pupilas.

La muerta atravesaba sabanas y lomas y los vientos traían polvo sobre ella. Después aquel polvo murió también y se posó en la piel gris.

A los lados hay arbustos espinosos. Muchas veces la vista se enferma de tanta amplitud. Pero las planicies están peladas. Pajonales, a distancia. Tal vez aves rapaces coronen cactos. Y los cactos están allá, más lejos, embutidos en el acero blanco.

También hay bohíos, casi todos bajos y hechos con barro. Algunos están pintados de blanco y no se ven bajo el sol. Sólo se destaca el techo grueso, seco, ansioso de quemarse día a día. Las cañas dieron esas techumbres por las que nunca rueda agua.

La carretera muerta, totalmente muerta, está ahí, desenterrada, gris. La mujer se veía, primero, como un punto negro, después, como una piedra que hubieran dejado sobre la momia larga. Estaba allí tirada sin que la brisa le moviera los harapos. No la quemaba el sol; tan sólo sentía dolor por los gritos del niño. El niño era de bronce, pequeñín, con los ojos llenos de luz, y se agarraba a la madre tratando de tirar de ella con sus manecitas. Pronto iba la carretera a quemar el cuerpo, las rodillas por lo menos, de aquella criatura desnuda y gritona.

La casa estaba allí cerca, pero no podía verse.

A medida que se avanzaba crecía aquello que parecía una piedra tirada en medio de la gran carretera muerta. Crecía, y Quico se dijo: "Un becerro, sin duda, estropeado por un auto".

Tendió la vista: la planicie, la sabana. Una colina lejana, con pajonales, como si fuera esa colina sólo un montoncito de arena apilada por los vientos. El cauce de un río; las fauces secas de la tierra que tuvo agua mil años antes de hoy. Se resquebrajaba la planicie dorada bajo el pesado acero transparente. Y los cactos, los cactos coronados de aves rapaces.

Más cerca ya, Quico vio que era persona. Oyó distintamente los gritos del niño.

El marido le había pegado. Por la única habitación del bohío, caliente como horno, la persiguió, tirándole de los cabellos y machacándole la cabeza a puñetazos.

-¡Hija de mala madre! ¡Hija de mala madre! ¡Te voy a matar como a una perra, desvergonsá!

-Pero si nadie pasó, Chepe: nadie pasó -quería ella explicar.

-¿Que no? ¡Ahora verás!

Y volvía a golpearla.

El niño se agarraba a las piernas de su papá, no sabía hablar aún y pretendía evitarlo. Él veía la mujer sangrando por la nariz. La sangre no le daba miedo, no, solamente deseos de llorar, de gritar mucho. De seguro mamá moriría si seguía sangrando.

Todo fue porque la mujer no vendió la leche de cabra, como él se lo mandara; al volver de las lomas, cuatro días después, no halló el dinero. Ella contó que se había cortado la leche; la verdad es que la bebió el niño. Prefirió no tener unas monedas a que la criatura sufriera hambre tanto tiempo.

Le dijo después que se marchara con su hijo:

-¡Te mataré si vuelves a esta casa!

La mujer estaba tirada en el piso de tierra; sangraba mucho y nada oía. Chepe, frenético, la arrastró hasta la carretera. Y se quedó allí, como muerta, sobre el lomo de la gran momia.

Quico tenía agua para dos días más de camino, pero la gastó en rociar la frente de la mujer. La llevó hasta el bohío, dándole el brazo, y pensó en romper su camisa listada para limpiarla de sangre. Chepe entró por el patio.

-¡Te dije que no quería verte má aquí, condená!

Parece que no había visto al extraño. Aquel acero blanco, transparente, le había vuelto fiera, de seguro. El pelo era estopa y las córneas estaban rojas.

Quico le llamó la atención; pero él, medio loco, amenazó de nuevo a su víctima. Iba a pegarle ya. Entonces fue cuando se entabló la lucha entre los dos hombres.

El niño pequeñín comenzó a gritar otra vez; ahora se envolvía en la falda de su mamá.

La lucha era como una canción silenciosa. No decían palabra. Sólo se oían los gritos del muchacho y las pisadas violentas.

La mujer vio cómo Quico ahogaba a Chepe: tenía los dedos engarfiados en el pescuezo de su marido. Éste comenzó por cerrar los ojos; abría la boca y le subía la sangre al rostro.

Ella no supo qué sucedió, pero cerca, junto a la puerta, estaba la piedra; una piedra como lava, rugosa, casi negra, pesada. Sintió que le nacía una fuerza brutal. La alzó. Sonó seco el golpe. Quico soltó el pescuezo del otro, luego dobló las rodillas, después abrió los brazos con amplitud y cayó de espaldas, sin quejarse, sin hacer un esfuerzo.

La tierra del piso absorbía aquella sangre tan roja, tan abundante. Chepe veía la luz brillar en ella.

La mujer tenía las manos crispadas sobre la cara, todo el pelo suelto y los ojos pugnando por saltar. Corrió. Sentía flojedad en las coyunturas. Quería ver si alguien venía. Pero sobre la gran carretera muerta, totalmente muerta, sólo estaba el sol que la mató. Allá, al final de la planicie, la colina de arenas que amontonaron los vientos. Y cactos embutidos en el acero.

¿QUIÉN ES EL BURRO?


La Historia del Burro
Un día, el burro de un campesino se cayó en un pozo. El animal lloró fuertemente por horas, mientras el campesino trataba de buscar algo que hacer.
Finalmente, el campesino decidió que el burro ya estaba viejo y el pozo ya estaba seco y necesitaba ser tapado de todas formas; que realmente no valía la pena sacar al burro del pozo.
Invitó a todos sus vecinos para que vinieran a ayudarle. Cada uno agarró una pala y empezaron a tirarle tierra al pozo.
El burro se dio cuenta de lo que estaba pasando y lloró horriblemente. Luego, para sorpresa de todos, se aquietó después de unas cuantas paladas de tierra.
El campesino finalmente miró al fondo del pozo y se sorprendió de lo que vio... con cada palada de tierra, el burro estaba haciendo algo increíble: Se sacudía la tierra y daba un paso encima de la tierra.
Muy pronto todo el mundo vio sorprendido cómo el burro llegó hasta la boca del pozo, pasó por encima del borde y salió trotando...
La vida va a tirarte tierra, todo tipo de tierra... el truco para salir del pozo es sacudírsela y usarla para dar un paso hacia arriba. Cada uno de nuestros problemas es un escalón hacia arriba. Podemos salir de los más profundos huecos si no nos damos por vencidos...
¡Usa la tierra que te echan para salir adelante!

5 reglas para ser feliz:
1. Libera tu corazón del odio.
2. Libera tu mente de las preocupaciones.
3. Simplifica tu vida.
4. Da más y espera menos.
5. Ama más y... sacúdete la tierra porque en esta vida hay que ser solución, no problema.




domingo, octubre 19

PARA QUE CONSTE

Tengo el domingo entero dedicada a mi placer favorito y solitario: Leer, en la computadora o en libro, en cuadernos, en revistas, en hojas sueltas... como sea. Leer. LEER. Hoy salto de una oda a una máxima de Confucio, de un artículo sobre Joan Manuel Serrat a un recorte de Mercedes Sosa; de una revista de psicología, a un libro de bendiciones... entre otras cosas (¿quién le pone freno a mi saltamonte cerebral?), pero ahora, a las 10:15 de la noche, me percato de que puede que todo lo leído haya sido inútil. Un eco, persistente, omnipresente, al que no le he hecho el más mínimo caso al principio y que ha ido in crescendo hasta llevarme a externar lo que siento, me regurgita como una capsula de vitaminas mal tragada con su baho a complejo B. ¿Puede la ética, la moral y la política luchar contra el buyanguero combo que reitera: "Vamo pa la playa a bebé celveza""Vamo pa la playa a bebé celveza""Vamo pa la playa a bebé celveza""Vamo pa la playa a bebé celveza""Vamo pa la playa a bebé celveza""Vamo pa la playa a bebé celveza""Vamo pa la playa a bebé celveza""Vamo pa la playa a bebé celveza""Vamo pa la playa a bebé celveza""Vamo pa la playa a bebé celveza""Vamo pa la playa a bebé celveza""Vamo pa la playa a bebé celveza""Vamo pa la playa a bebé celveza""Vamo pa la playa a bebé celveza""Vamo pa la playa a bebé celveza""Vamo pa la playa a bebé celveza""Vamo pa la playa a bebé celveza"... "Quitatelo to" "Arriba la mano""Quitatelo to" "Arriba la mano""Quitatelo to" "Arriba la mano""Quitatelo to" "Arriba la mano""Quitatelo to" "Arriba la mano""Quitatelo to" "Arriba la mano""Quitatelo to" "Arriba la mano""Quitatelo to" "Arriba la mano""Quitatelo to" "Arriba la mano""Quitatelo to" "Arriba la mano""Quitatelo to" "Arriba la mano"... ¡En fin! Como dice mi amigo, si no puedes contra ellos... ¡únete a ellos!

LA RUEDA DE LA FORTUNA Y LA BUENA SUERTE


Decálogo, síntesis y nuevo origen de la Buena Suerte

1ra. Regla de la Buena Suerte
La suerte no dura demasiado tiempo, porque no depende de ti.
La Buena Suerte la crea uno mismo, por eso dura siempre.

2da. Regla de la Buena Suerte
Muchos son los que quieren tener Buena Suerte,
pero pocos los que deciden ir a por ella.

3ra. Regla de la Buena Suerte
Si ahora no tienes Buena Suerte tal vez sea porque
las circunstancias son las de siempre.
Para que la Buena Suerte llegue,
es conveniente crear nuevas circunstancias.

4ta. Regla de la Buena Suerte
Preparar circunstancias para la Buena Suerte
no significa buscar sólo el propio beneficio.
Crear circunstancias para que otros también ganen
atrae a la Buena Suerte.

5ta. Regla de la Buena Suerte
Si «dejas para mañana» la preparación de las circunstancias,
la Buena Suerte quizá nunca llegue.
Crear circunstancias requiere dar un primer paso... ¡Dalo ya!

6ta. Regla de la Buena Suerte
Aun bajo las circunstancias aparentemente necesarias,
a veces la Buena Suerte no llega.
Busca en los pequeños detalles circunstancias
aparentemente innecesarias..., pero ¡imprescindibles!

7ma. Regla de la Buena Suerte
A los que sólo creen en el azar,
Crear circunstancias les resulta absurdo.
A los que se dedican a crear circunstancias,
el azar no les preocupa.

8va. Regla de la Buena Suerte
Nadie puede vender suerte.
La Buena Suerte no se vende.
Desconfía de los vendedores de suerte.

9na. Regla de la Buena Suerte
Cuando ya hayas creado todas las circunstancias,
ten paciencia, no abandones. Para que la
Buena Suerte llegue, confía.

10ma. Regla de la Buena Suerte
Crear Buena Suerte es preparar las circunstancias a la oportunidad.
Pero la oportunidad no es cuestión de suerte o azar: ¡siempre esta ahí!

Síntesis
Crear Buena Suerte únicamente consiste en. ¡Crear circunstancias!
Por tanto, el nuevo origen de la Buena Suerte es crear circunstancias...
La Buena Suerte solamente depende de TI.
A partir de hoy, ¡TÚ también puedes crear Buena Suerte!
Y recuerda que...

El cuento de la Buena Suerte...
...no esta en tus manos por casualidad

Este libro se escribió en ocho horas, de un solo tirón.
Sin embargo, nos llevó más de tres años identificar las reglas de
La Buena Suerte.
Algunos sólo recordarán lo primero.
Otros, sólo recordarán lo segundo.
Los primeros pensarán que tuvimos suerte.
Los otros pensarán que aprendimos y trabajamos para crear «Buena Suerte».

METÁFORA QUE DEFINE...

"La mejor metáfora que conozco sobre lo que es ser un escritor de ficción aparece en la novela de Don DeLillo Mao II, donde el autor describe un libro a medio escribir como un niño horriblemente deforme que sigue al escritor allá adonde vaya, gateando tras él (arrastrándose por el suelo de restaurantes donde el escritor trata de comer, apareciendo al pie de su cama en cuanto abre los ojos por la mañana, etc.), horriblemente anormal, hidrocefálico y desnarigado y con unos brazos atrofiados que parecen aletas e incontinente y retrasado y babeando fluido cerebro-espinal mientras lloriquea y farfulla y grita reclamando amor, reclamando la única cosa que su monstruosidad le garantiza conseguir: la completa atención del escritor.
La figura del niño deforme es perfecta porque refleja la mezcla de repulsión y amor que el escritor de ficción siente por aquello en lo que está trabajando. La ficción siempre sale a la luz horrorosamente defectuosa, como una horrible traición a todas las esperanzas puestas en ella -una caricatura cruel y repelente de la perfección que presentaba en el momento de su concepción primera-; sí, entended: grotesca por lo imperfecta. Y aun así es tuyo, el niño, eres tú, y lo quieres y te lo subes a tus rodillas y lo haces saltar y limpias el fluido cerebro-espinal de su floja barbilla con el puño de tu única camisa limpia (sólo te queda una camisa limpia porque no has hecho la colada en casi tres semanas porque parece que por fin ese capítulo o ese personaje están a punto de salir y funcionar como debe ser y te aterroriza perder el tiempo en cualquier otra cosa que no sea trabajar en ellos porque si desvías la vista un segundo los perderás, condenando al niño a una monstruosidad sin final). Así que quieres al niño deforme, lo compadeces y lo cuidas; pero también lo odias -lo odias- porque es defectuoso, repulsivo, porque algo grotesco le ha sucedido durante el parto, de tu cabeza al papel; lo odias porque su deformidad es tu deformidad (puesto que si fueras mejor escritor tu niño sin duda se parecería a esos niños que aparecen en los catálogos de ropa infantil, perfectos y sonrosados y con el fluido cerebro-espinal en su sitio) y cada uno de sus horribles resuellos es una devastadora acusación contra ti, a todos los niveles… y por lo tanto lo quieres muerto, incluso cuando lo adoras y lo lavas y lo acunas e incluso cuando le practicas la resucitación cardiopulmonar cuando parece que su propia monstruosidad le ha bloqueado la garganta y parece que por fin va a matarlo."

(Traducción de Jon Bilbao).
http://www.soitu.es/soitu/2008/10/11/glotonia/1223676313_495152.html

viernes, octubre 17

OTRO JEFE QUE NO OLVIDO NUNCA


Emprendedor. Si alguien es positivo, ese es él. Siempre con su sonrisa y una bondad que le rodea como escudo. El magnífico Teo Veras es un jefe difícil de olvidar. Sobre todo por su sonrisa... y también, porque me compró un radio viejo para ayudarme con el pasaje cuando me fui para Italia ¡ese es un jefe! Ahora lo he vuelto a encontrar y juro que se me salió una lágrima del ojo bueno cuando recordé el jingle de su estimulante: El Matutino de Teo Veras

"Ringggggg... Despierta que ya es de mañana, una agradable mañana, para cumplir con nuestros deberes. Tu ánimo está bien dispuesto, todo saldrá perfecto, será un día tan especial con Teo temprano. Junto a ti comentando las noticias con humor, comprobarás que bien se está desde que sale el sol. Despierta que ya es de mañana, una agradable mañana comienza el matutino de ¡Teo Veras!..."

jueves, octubre 16

ENRIQUE KRAUZE, LETRAS LIBRES

"En política, amor y literatura, todo tiene que picar"

LAVARSE LAS MANOS SALVARÍA MILLONES DE VIDA

14 Octubre 2008, 10:40 PM Menudo mundo

Lavarse las manos salvaría millones de vidas GINEBRA. EFE.



Un hecho tan simple como lavarse las manos con jabón antes de comer o después de ir al servicio reduciría a la mitad las muertes de niños por diarrea, afirma Unicef al lanzar la primera edición del Día Mundial del Lavado de Manos, que se celebrará mañana. Y es que 5.000 niños menores de cinco años mueren cada día, ó 1,7 millones al año, a causa de enfermedades diarreicas perfectamente evitables.
La mitad de estas muertes podría evitarse con el simple procedimiento de lavarse las manos con jabón en los momentos clave, subrayó la portavoz de Unicef en Ginebra, Veronique Taveau.
Lavarse las manos con jabón también puede reducir la incidencia de infecciones respiratorias en un 23 por ciento, entre ellas la neumonía, que es la primera causa de muerte de niños menores de cinco años y que mata cada año a 1,8 millones de éstos. Teniendo en cuenta que lavarse las manos con jabón es "la intervención más efectiva y de menor coste" para evitar esas enfermedades, Unicef ha lanzado por primera vez el Día Mundial del Lavado de Manos, que se celebrará hoy en más de 60 países e, sobre todo en Asia y África, con distintas actividades. (Periódico HOY, R.D.)

miércoles, octubre 15

EL ESPEJO AFRICANO de Liliana Bodoc


Liliana Bodoc en Imaginaria

El espejo africano de Liliana Bodoc, obra ganadora del Premio de Literatura Infantil “El Barco de Vapor” 2008 de Argentina publicada por Ediciones SM en la Serie Roja de su colección El Barco de Vapor. Lea los dos primeros capítulos en imaginaria http://www.imaginaria.com.ar/?p=1032

micolor

 
 
 
 
Posted by Picasa

INVITACIÓN, SALA NIETZSCHE, MADRID

Estimado amigo:

Tengo a bien hacer de tu conocimiento la apertura exposición de los artistas dominicanos Ángel Villalona y Miguel Ulloa , el jueves 16 de octubre en la sala Nietzsche (calle Doctor Fourquet N º 12 , detrás del Museo Reina Sofía).

Está programado un cóctel de bienvenida a las 20.30 horas

lunes, octubre 13

LA OBRA

 


Planté árboles, escribí libros, tengo dos hijas... ¡mi mejor obra! Mi corazón satisfecho bendice agradecido.
Posted by Picasa

A PLENO PULMÓN, LA PLENA

http://es.youtube.com/watch?v=dxKDfMIsPds
TANTA VANIDAD

(coro)

Tanta vanidad, tanta hipocrecía
si tu cuerpo después de muerto
pertenece a la tumba fría
(repite)


Cuando bajes a la tumba
sin orgullo y sin rencores
te pondré un ramo de flores
donde tu cuerpo repose
para que guardes en tu fosa
recuerdos de mis amores

(coro)

Tanta vanidad, tanta hipocrecía
si tu cuerpo después de muerto
pertenece a la tumba fría
(repite)

Si yo me muero primero
allí te voy a esperar
y te voy a demostrar
que mi amor era sincero
y si tú mueres primero
iría a la tumba a rezar

(coro)

Tanta vanidad, tanta hipocrecía
si tu cuerpo después de muerto
pertenece a la tumba fría
(repite)

Y con esto me depido
adiós mi amado infiel
nos volveremos a ver
donde no haya hipocrecía
aunque sea en la tumba fría
yo siempre te habré de querer


(coro)

Tanta vanidad, tanta hipocrecía
si tu cuerpo después de muerto
pertenece a la tumba fría
(repite)

Tanta vanidad
tanta hipocrecía
Hay quien vive de apariencia
orgullo y fantasía



Mejor prefiero el trombón
con su linda melodía

Aunque sea en la tumba fría
yo siempre te he de querer,
Si tu cuerpo después de muerto
pertenece a la tumba fría

60.000 madrileños cambian...

UN BESO Y RECONOCIMIENTO PÚBLICO A LA DRA. TERESA OSTALÉ YEBRA, EN ALCALÁ DE HENARES ¡ESA SÍ ES UNA GALENA!

...cada año de médico por "frialdad" en el trato
BEATRIZ CASTRILLO. 10.10.2008
http://www.20minutos.es/noticia/418893/0/cambio/medico/discordias/

Son el 15% de los más de 400.000 pacientes que cada año dejan su facultativo descontentos con la atención médica.
Muchas de las quejas son por "frialdad en el trato".
Trato distante, frío e incluso desagradable son sólo algunas de las quejas de los más de 60.000 madrileños que cada año deciden cambiar de médico porque no están conformes con la asistencia que reciben en la consulta.

Representan al 15% del total de pacientes que dejan a su facultativo habitual, según la Plataforma en Defensa de la Sanidad Pública.

Entre el 1 de septiembre de 2007 y el 31 de agosto de 2008 cambiaron de médico en la región 408.727 madrileños, según la Consejería de Sanidad. La mayoría (75%) por "traslado de domicilio, o por modificaciones en los horarios laborales de los pacientes, que implican que en lugar de adscribirse a la consulta por la mañana tengan que ponérsela por la tarde o viceversa", apunta Paulino Cubero, presidente de la Sociedad Madrileña de Medicina Familiar.

Jubilaciones y traslados
El resto, se reparte entre el 15% (61.309) que tienen discrepancias con el médico y en menor medida, en torno al 10%, por "los traslados de los doctores o por jubilaciones", destaca Ana Jiménez, coordinadora de la Federación de Médicos (Femyts).

Antes no nos llegaban reclamaciones de Atención Primaria y en los últimos meses hemos recibido bastantes"
Esta decisión de los pacientes se mantiene año tras año; "desde hace una década no varía el número de madrileños que se marchan del profesional asignado, porque su disconformidad tiene que ver con las relaciones personales y no con otros problemas sanitarios", matiza Marciano Sánchez-Bayle, presidente de la Plataforma en Defensa de la Sanidad Pública, quien destaca que los cambios "suelen ser entre el personal del propio centro de salud del paciente".

La Asociación El Defensor del Paciente sí ha notado un repunte de quejas en el último año. "Antes no nos llegaban reclamaciones de Atención Primaria y en los últimos meses hemos recibido bastantes", lamenta su presidenta, Carmen Flores, que desearía un mejor trato en los ambulatorios. "La gente no se siente bien tratada e, incluso a pesar del cambio, siguen notando frialdad en el trato", lamenta Flores.

domingo, octubre 12

SI ME AMA...

mor tan deseado, tan anhelado, tan necesario... Si eres mujer y estás iniciando una relación, reflexiona sobre estas normas y busca el equilibrio entre tus emociones y tu razón. Si te ama, buscará la forma de no hacerte daño.



SI ÉL ME AMA...
1. Respetará mis sentimientos, mis ideas
2. Sabrá que soy mujer y por tanto, un insulto a cualquier mujer está dirigido a mí también
3. Comprenderá mis ideas espirituales y mis diferencias culturales
4. Conversará conmigo sobre lo que le produce desacuerdo pero no criticará constantemente mi conducta, mis ideas y mis acciones
5. Sabrá separar nuestras diferencias cotidianas de nuestro amor y no me “penalizará” o “castigará” con su indiferencia o silencio; o por el contrario, me “premiará” con halagos y caricias con fines utilitarios.
6. Jamás me humillará delante de otros, ni siquiera delante de parientes y amigos íntimos
7. No tendrá inconveniente en mostrarse conmigo delante de todos sus conocidos, amigos, colegas y parientes. No se avergonzará de mí
8. Buscará el equilibrio en la administración. Lo hará quien más habilidad tenga con el manejo del dinero. Jamás utilizará los pagos para manipularme.
9. No tendrá reparos en proporcionarme el acceso a sus bienes: coche o automóvil, tarjetas de crédito, etc. Igual que yo le doy acceso a los míos.
10. No utilizará la corrección a los hijos como forma de hacerme daño
11. No me manipulará con explicaciones rebuscadas para confundirme, no me dirá mentiras o argumentos contradictorios
12. No me amenazará con llevarse o quitarme a mis hijos, o predisponerlos contra mí
13. No golpeará objetos, destrozará la casa o los muebles con el fin de dominarme o meterme miedo. No me chillará. Controlará su enojo como yo controlo el mío.
14. No me echará la culpa de todos sus defectos, ni de la pérdida de todo lo que deja mal colocado diciendo que yo se lo cambio de lugar
15. No hará regalos caros a sus amigos pagándolos con mi dinero
16. No me hará regalos a mí dejándole la factura como al descuido para que conste lo "cara que salgo"; ni me recordará a cada oportunidad lo mal que cuido sus regalos
17. No empleará la coerción ni la violencia verbal o física.

DIÁLOGOS ENTRE LA BRUJA Y EL ÁNGEL




V

-¿Qué es lo más importante en el amor para ti,
Ángel?
-Para mí, la libertad. ¿Y para ti, Bruja?
-Para mí, la sabiduría.
-¿Entonces por qué te rizas el pelo y te hechas
tantos polvos en la cara?
-¿Y por qué no vuelas tú con más frecuencia?
-Porque los rizos y los polvos te quedan bien.
-No en otra cosa gasto yo mi sabiduría.

IX

-Imagínate que una cuerda pende desde el cielo
frente a ti, Bruja. ¿Qué harías?
-Una cuerda no puede caer desde el cielo.
-Imagina que puede ser.
-¿Tiene un lazo en el extremo?
-¿Por qué una bruja tiene que pensar siempre
que las cuerdas tienen un lazo en el extremo?
-De lo contrario no sería una bruja.
-No, no tiene un lazo –contesto impaciente el Ángel.
-En ese caso, esperaría junto a ella.
-¿No correrías?
-No. Creo que no.
-¿Y para qué esperar?
-Porque una soga extendida desde el cielo
solo puede significar dos cosas:
un cabo en la distancia o un SOS.
-¿Qué harías?
-Aguardar.
-¿La ayuda que te brindan?
-No Ángel, no necesito ayuda.
-¿Esperar por quién te necesita? ¿Eres tan solidaria, Bruja?
-Me importa un bledo que alguien necesite ayuda.
-Entonces, ¿a qué esperar?
-Ángel querido, sólo una vez penderá una cuerda
desde el cielo frente a mi.
Si sigo de largo, pasaré el resto de mi vida
esperando que vuelva a suceder.

Una boca pálida, por Farah Hallal

Una mano sangrante se me funde en el pecho. La perfección del pétalo tiene este charco de sangre. Una  boca muere gozosa y poseída, ...