jueves, septiembre 11

Perlas de islas siete


 Restriego, acaricio mi collar de perlas
Nerviosos mis dedos se mueven así
Menudas, redondas, rugosas, dispares…
Su textura duele
Su recuerdo abrasa
Vienen evocando la historia de un beso y una maldición.
Las perlas que sobran de un collar de islas
Las perlas
Las perlas
Gusano de nácar
Infinitas bolas
De esperas y lágrimas
No son lo que son
Forman una rueda,
Un círculo forman
Son ele, son uves,
Son giros, dolor

No hay comentarios:

Una boca pálida, por Farah Hallal

Una mano sangrante se me funde en el pecho. La perfección del pétalo tiene este charco de sangre. Una  boca muere gozosa y poseída, ...