sábado, septiembre 27

LIC. MIGUEL COLLADO

Nos decimos primos porque mi abuela materna era Collado y las raíces de su familia y la mía están en San José de las Matas, en las lomas del Cibao. Pues este que ven aquí, tan inefable es nuestro único historiógrafo. Un investigador sin par. Una alegría enorme y mutua reencontrarnos. Anexo un link porque hay mucho que aprender de este maestro:

http://www.ahora.com.do/Edicion1326/SECCIONES/cultura2.html
Posted by Picasa

1 comentario:

Rafa dijo...

Me siento orgulloso de haber sido su profesor en el colegio José Enrique Rodó, en el año 1971.
Saludos
Ing. Rafael López

Una boca pálida, por Farah Hallal

Una mano sangrante se me funde en el pecho. La perfección del pétalo tiene este charco de sangre. Una  boca muere gozosa y poseída, ...