jueves, julio 24



HOY DANZAN LOS LEONES PARA MI

Tumba y retumba tambor más tambor. Juego de piernas y ágiles saltos. Hay un "domador" abanicándose. Una de platillos exaltan metálicos sonidos. Yo les doy lechugas y ellos quieren más. Sobresitos rojos reparten los leones para que los presentes pongan el dinero que ayude a obtener obsequios para los danzantes. No cualquiera puede. Gráciles, musculosos, coordinados... los bailarines suben y bajan la armazón colorida. La suerte, la diosa Fortuna tocará la puerta de aquellos que como yo, cumplan con las normas de la tradición.

EVARISTO LAGUNA: Dos historias y una utopía por la convivencia pacífica